Economía y Política

Reino Unido autoriza más entregas de camioneros europeos para combatir la escasez

Con la nueva normativa, que el gobierno británico espera aplicar antes de Navidad, los conductores podrán realizar un número ilimitado de trayectos en un periodo de dos semanas

El gobierno británico anunció, este viernes 15 de octubre, una flexibilización de las normas sobre el número de entregas que los camioneros extranjeros pueden hacer en el Reino Unido, en un intento de aliviar los problemas de escasez y abastecimiento de cara a las navidades.

Actualmente, los conductores procedentes de la Unión Europea (UE) solo pueden hacer dos entregas en los siete días siguientes a su llegada al Reino Unido. Con la nueva normativa, que el gobierno espera aplicar antes de Navidad, podrán realizar un número ilimitado de trayectos en un periodo de dos semanas.

“Esto equivale a añadir miles de camioneros a las carreteras”, declaró el viernes al canal Sky News el ministro de Transportes, Grant Shapps, prometiendo que las medidas entrarán en vigor “hacia finales de año”.

Desde hace semanas, la falta de unos 100.000 camioneros provocada por la pandemia y el Brexit está causando graves problemas de abastecimiento a supermercados y gasolineras del Reino Unido.

La escasez de camioneros también ha empeorado la congestión portuaria en todo el mundo y, en particular, en Inglaterra, desde donde varios buques portacontenedores llenos de productos para las navidades tuvieron que ser desviados recientemente a puertos europeos.

Según la Asociación de Puertos Británicos (BPA, por sus siglas en inglés), está situación se prolongará entre seis y nueve meses más.

"Cuando hablo con los puertos, me dicen 'sí, estamos congestionados, pero es una congestión mundial'", declaró Shapps, y pidió que se relativice la situación ya que "las mercancías circulan".

"Las presiones son, por supuesto, muy reales, pero la gente podrá conseguir productos para Navidad", prometió.

Además del sector del transporte por carretera, el Reino Unido también sufre una escasez de carniceros, lo que hace temer el sacrificio y destrucción masivos de animales por no poder transformarlos en carne o mantenerlos en granjas superpobladas.

Ante “las presiones que ha sufrido el sector porcino en los últimos meses, como el impacto de la pandemia y su efecto en los mercados de exportación”, el ministro de Medio Ambiente, George Eustice, anunció el jueves la concesión de 800 visas temporales a carniceros extranjeros.