Por: Manuel Avendaño A..   14 septiembre

El último reporte de la huelga y la perspectiva del Gobierno sobre la reforma fiscal. Conversamos con Rodolfo Piza, ministro de la Presidencia.

Posted by El Financiero on Tuesday, September 11, 2018

En medio de un clima de presión política y social por la huelga de los sindicatos, Rodolfo Piza, ministro de la Presidencia, decidió hablar sobre la reforma fiscal que ya superó la comisión especial en la Asamblea Legislativa y se enrumba al plenario para la discusión y votación final.

El Gobierno planteó una reforma fiscal que pretendía generar ¢468.000 millones entre aumentos por la vía de ingresos (impuestos) y recortes al gasto público, fundamentalmente en salarios.

El texto que salió de la Comisión Especial de Reforma Fiscal el pasado lunes 10 de setiembre permitiría obtener cerca de ¢400.000 millones cada año entre ingresos y recortes. El ajuste que le hicieron los diputados rondó los ¢68.000 millones.

Esta es una parte de la conversación que EF sostuvo con Piza, en su despacho ubicado en el primer piso de Casa Presidencial, en Zapote, el pasado martes 11 de setiembre.

- ¿Está satisfecho el Gobierno con la versión de reforma fiscal que salió de la comisión?

- Obviamente no es el texto que quería el Poder Ejecutivo. El Gobierno quería un proyecto más robusto, pero es un proyecto que es suficiente y hay que tomar en cuenta que hay distintas corrientes legislativas que tienen su peso y que determinan una posibilidad de aprobación de un proyecto que permita al país evitar la crisis que podría enfrentar si no se toman acciones cuanto antes.

- ¿Cuánto dinero va a recaudar el Gobierno con el texto que salió de la comisión?

- Con los cambios que hicieron los diputados, estaríamos, en cuanto a recaudación, entre el 1,2% y el 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB), habrá que ver los efectos que tiene sobre otros impuestos la trazabilidad, por ejemplo.

“También tenemos, por el otro lado, las medidas de contención del gasto que generan alrededor de 2 puntos porcentuales del PIB. Hay que insistir en que el proyecto tiene mucho más por la vía de contención de gasto público que por la vía de aumento de ingresos, pero, por supuesto, ambas medidas son equilibradas y permitirían, por un lado, no afectar la situación actual de los funcionarios ni de los programas sociales, pero claro ese gasto no podrá crecer en la forma en que venía creciendo en el pasado”.

- ¿Cuáles son los principales cambios que tuvo el proyecto en contención del gasto?

- Tiene límites a las anualidades, se limita el derecho a esa anualidad en relación con la calificación obtenida por el empleado. Se hará una evaluación más integral del desempeño, tiene límites en cuanto a la cesantía. Otra manera de impactar es el impuesto de renta a los salarios por encima de los ¢2 millones y los ¢4 millones, tiene límites en dedicación exclusiva y prohibición para futuros funcionarios públicos.

“Ese conjunto de medidas aunadas a las acciones del Gobierno para el Presupuesto Nacional del 2019 en cuanto a gasto corriente, permitirían ir bajando el déficit fiscal, sobre todo a partir del 2020, pero ya para el 2019 los niveles de crecimiento serán menores y se podrá empezar a ver una caída paulatina a partir del 2020 de manera que lleguemos en los próximos años a tener un equilibrio fiscal”.

- El Gobierno tuvo que hacer una movida estratégica en el Congreso para rescatar una tarifa del 1% del IVA para la canasta básica. ¿Cómo va a impactar el recorte que aprobaron los diputados a este rubro?

- A finales de la legislatura pasada se hablaba de un 4%, luego se bajó al 2% y finalmente quedó en el 1% en la Comisión Especial de Reforma Fiscal. Me parece que ahí lo que se rescata fundamentalmente es la trazabilidad, la posibilidad de trazar las transacciones económicas y poder combatir mejor la evasión y el contrabando.

11/09/2018 Casa Presidencial, Zapote. Entrevista con el Ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, acerca de la huelga en la que los sindicatos protestan contra el plan fiscal. Foto: Rafael Pacheco
11/09/2018 Casa Presidencial, Zapote. Entrevista con el Ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, acerca de la huelga en la que los sindicatos protestan contra el plan fiscal. Foto: Rafael Pacheco

- El Gobierno impulsaba que se gravaran los servicios de educación privada, pero finalmente los diputados exoneraron esta actividad. ¿Cuánto golpea esta medida de la comisión las intenciones de aumentar los ingresos por impuestos?

- Yo creo que en una democracia no existe un proyecto perfecto, por eso dije que este proyecto no es el que quería al 100% el Ejecutivo. Tuvo cambios en su capitalización, sí se mantuvo lo de la renta global, hubo cambios también en las ganancias de capital, hubo una rebaja en la educación privada al igual que en la canasta básica, pero al final el proyecto tiene los elementos básicos, no completos, pero sí básicos para garantizarle al país que no entremos en una crisis y dar una señal positiva a los acreedores de que el país va en la dirección de ir rebajando el déficit fiscal.

- El proyecto entró en su etapa final y se espera que llegue en un mes al plenario. ¿Qué espera el Gobierno para este año con la reforma fiscal?

- Ojalá que se pueda aprobar en primer debate en la primera quincena de octubre y que después, en diciembre, se pudiera aprobar en el segundo debate.

- ¿Se han levantado voces en la Asamblea Legislativa con la pretensión del enviar el proyecto a consulta a la Sala Constitucional?

- Eso puede ocurrir. Eso sería algo que tenemos que respetar porque al final es la decisión y el derecho, digamos, que tiene cada una de las fracciones de la Asamblea Legislativa, lo que importa es que el proyecto se pueda aprobar lo antes posible.