Por: María Luisa Madrigal.   20 mayo
Para el primer semestre del 2020, los salarios de los trabajadores en Costa Rica se incrementarán, en promedio, en 1,8%. Foto: Diana Méndez
Para el primer semestre del 2020, los salarios de los trabajadores en Costa Rica se incrementarán, en promedio, en 1,8%. Foto: Diana Méndez

Para el primer semestre del 2020, los salarios de los trabajadores en Costa Rica se incrementarán, en promedio, en 1,8%. Un porcentaje reducido en comparación con los últimos cinco años. Estos datos se desprenden de la encuesta Sistema Empresarial de Información Salarial (SEIS), de la firma PricewaterhouseCoopers Costa Rica (PwC).

Sumado a esto, las empresas encuestadas proyectan que para la segunda mitad del año, los salarios podrían aumentar en un 1,4%, alcanzando un 3,2% al cierre del 2020. Un 63% de los aumentos en el país se realizan en entre enero y marzo, lo que refleja el comportamiento del primer semestre aunque no haya terminado.

Estos números evidencian una desaceleración en los crecimientos salariales, antes incluso antes de la COVID-19.

“El efecto de la crisis, no se refleja directamente en los salarios del primer semestre debido al 63% de las empresas que aplicaron aumentos durante los primeros meses donde todavía no nos había alcanzado la pandemia” explicó Victoria Scott, gerente de Consultoría en Compensación & Beneficios de PwC Costa Rica.

Un 84% de las empresas a nivel nacional tienen como política hacer aumento salarial en los primeros seis meses del año. De estas un 63% ya aplicó el aumento en el primer trimestre (previo a la COVID-19). En resumen las empresas que quedan por mover salarios en el país, son pocas. La mayoría ya hizo sus ajustes.

Sin embargo, no son todas las compañías las que proyectaron realizar aumentos en este año. En diciembre del 2019, un 77% de los negocios nacionales proyectó ajustes en algún momento del 2020. El número viene en caída en los últimos cuatro años, después de que en el mismo período del 2017, el 90% de los negocios contempla estos ajustes.

Por ejemplo, para puestos de ejecutivos, la encuesta demostró una desaceleración en el crecimiento salarial. Mientras en el primer semestre del 2019 los aumentos fueron, en promedio, de 4%, para este año el porcentaje fue de 3,4%.

El sector industrial es el que presenta los mayores aumentos para este nivel de trabajadores, con incrementos promedios de 3,9%.

“Tenemos varios años que para determinar el crecimiento salarial de los ejecutivos, que no tomamos en cuenta, como un factor determinante, la inflación. Ya no es un valor de peso”, explicó Scott.

Por sector

Ese incremento de 1,8% se ve levemente mejorado en algunas industrias. Particularmente el sector de shared services es el que más aumentos da a los salarios de sus colaboradores. En detalle, las empresas de esta área aumentan los sueldos en un 2,5%. Son seguidos de la industria de Zona Franca. Por el contrario, la industria de retail está por debajo del promedio.

Uno de los puntos más importantes que deja la encuesta, de acuerdo con Scott, es que las empresas analizaron la demanda de cada puesto específico y de cada área, para determinar cuál iba a ser el aumento salarial. Es decir, se dejan de lado aumentos globalizados o generalizados en las compañías y la estrategia se centra en analizar casos en detalle.

“Se trata de administrar salarios en una forma individual. Viendo caso por caso, sector por sector”, explicó Scott.

El estudio también deja ver un cambio en cómo se paga. En dos décadas el salario base de los ejecutivos decreció en 15% en la composición del salario total. Por el contrario, el salario en especie aumentó hasta alcanzar el 15% del pastel.

De acuerdo con los datos de SEIS, los beneficios en especie son un punto de estudio importante durante la época de pandemia y post coronavirus. Estos pagos se convertirán en un espacio para negociar con los colaboradores. Además, un 97% de las empresas encuestadas está ejecutando el teletrabajo durante la pandemia.

Rotación

En el 2019 el índice de rotación del personal durante el primer año laborado fue de un 33%. La encuesta señala que los colaboradores de menos de 21 años son los que tienen índice de rotación, por renuncia, más alto, con un 38,4%.

El sector de servicios fue el que presentó mayor rotación con un 42,6% durante el año 2019. La renuncia es la principal causa de rotación durante los primeros tres meses y el primer año de servicio.

Para la elaboración de encuesta, la muestra fue de más de 400 empresas nacionales y multinacionales. Un 36% de las respuestas fueron compañías de servicios, 26% industriales, un 18% servicios financieros, 15% servicios comerciales y 5% agroindustriales.