Por: Francisco Ruiz León.   3 diciembre, 2020
La tasa de desempleo ha venido reduciéndose según muestran las últimas encuestas del INEC, pero se mantiene en altos niveles. (Foto: Albert Marín/Archivo)
La tasa de desempleo ha venido reduciéndose según muestran las últimas encuestas del INEC, pero se mantiene en altos niveles. (Foto: Albert Marín/Archivo)

La tasa de desempleo en el país llegó al 21,9% durante el trimestre móvil que comprende agosto, setiembre y octubre de este año, según datos de la Encuesta Continua de Empleo, revelada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INEC).

Este porcentaje representa a 526.138 personas que se mantienen sin empleo, casi 228.000 más que en el mismo periodo del año anterior.

La tasa presenta un aumento de 9,7 puntos porcentuales comparado con el mismo periodo del año anterior.

Además, con respecto a la última medición publicada por el INEC hace un mes, el desempleo se estanca y no muestra una variación significativa, pues en ese momento se ubicó en 22%, correspondiente al trimestre entre julio y setiembre.

La pandemia de COVID-19 y las medidas para contener su contagio agudizaron la mala situación del mercado laboral, llegando a un pico máximo en la tasa de desempleo del 24,4% en los tres meses entre mayo y julio.

Mujeres son las más afectadas

Según la medición, para el quinto trimestre móvil el desempleo de las mujeres se ubicó en 30%, mientras que para los hombres fue de 16,5%, es decir, casi la mitad.

La tasa de desempleo de las mujeres es la tercera más alta desde 2010, y presentó un aumento marginal de un punto porcentual con respecto a la última medición. En el caso de los hombres, la tendencia viene a la baja en los últimos meses.

Ocupación se recupera

La tasa de ocupación para este V trimestre móvil se ubicó en 46,9%, lo que representa una reducción de 7,3 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo del año anterior.

La crisis económica a raíz de la pandemia de COVID-19 provocó un impacto en esta tasa, pero muestra una tendencia a la recuperación según las últimas mediciones.

No obstante, aquí también hay una marcada diferencia entre hombres y mujeres.

La tasa de ocupación de los hombres se ubicó en 60,3 % y para las mujeres fue de 33,4 %, casi la mitad.

Efecto COVID-19

La pandemia del nuevo coronavirus ha agravado el desempleo y las condiciones de trabajo de millones de personas en el mundo.

Nuestro país no es la excepción pues como indican las últimas encuestas, el desempleo ha tenido un alza significativa, pero también las personas empleadas han tenido afectación.

La ECE de este quinto trimestre móvil indica que un 40,8% de la fuerza de trabajo tuvo algún tipo de incidencia laboral por efecto del COVID-19, lo que corresponde a 981.000 trabajadores.

Dentro de estas incidencias se incluyen reducción de jornadas o disminución de ingresos en el caso de los asalariados, o cierre de negocios y restricciones en su sector en el caso de trabajadores independientes.

También hubo una incidencias en el 96,3% de las personas desempleadas, no solamente por el despido o cese de actividades, sino también porque pudieron haber buscado trabajo pero no encontraron a raíz de la reducción de oportunidades o buscarán cuando la pandemia acabe.