Por: Paula Umaña.   19 enero
El Banco Central actualizó este martes 19 de enero las cuentas nacionales y la participación de las diversas actividades en la producción nacional. Foto: Rafael Pacheco
El Banco Central actualizó este martes 19 de enero las cuentas nacionales y la participación de las diversas actividades en la producción nacional. Foto: Rafael Pacheco

Una actualización en las cuentas nacionales con base en el año 2017 (anteriormente se encontraban con base en el 2012) permitió determinar que el nivel del Producto Interno Bruto (PIB) es de ¢34,34 billones; es decir, 3,5 puntos porcentuales más respecto lo que se había publicado para ese año (¢33,18 billones).

Así lo informó el Banco Central de Costa Rica (BCCR) mediante una conferencia de prensa en la que publicaron los datos actualizados sobre la participación de las diferentes actividades en la economía del país este 19 de enero.

Rodrigo Cubero, presidente del Central, aseguró que la revisión al alza del nivel del PIB no afecta de manera significativa la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ni las variaciones porcentuales presentadas anteriormente.

“El tamaño de ajuste fiscal que requiere el país está más dado por la evolución del déficit fiscal y de la deuda pública, y la evolución que esas variables tengan, no va a variar significativamente como consecuencia de esta revisión”, dijo Cubero.

Costa Rica inició el 11 de enero anterior las conversaciones con el FMI, para acceder a un acuerdo de Servicio Ampliado por $1.750 millones. Las negociaciones, que concluirán esta semana, se dan con un déficit fiscal costarricense que llegó a 8,3% del PIB al cierre del 2020.

Por su parte, el director del departamento de Estadística Macroeconómica del BCCR, Henry Vargas, explicó que las tasas de variación de la nueva serie son muy similares a las de la anterior y mostró que las tendencias en diferentes mediciones se mantienen.

Actividades económicas

La revisión de las cuentas nacionales constituye un análisis de la participación de las diversas actividades económicas realizadas en el país dentro del PIB. Los datos publicados recientemente muestran que las actividades agropecuarias y manufactureras perdieron participación relativa, mientras que los servicios aumentaron su peso en el total de la producción nacional.

Según el Central, las actividades agropecuarias pesaban un 5,9% en el cálculo del PIB en el 2012, mientras que con la nueva referencia pasaron a representar 5,1% para el 2017. Por el contrario, el peso de los servicios fue de 40,2% en el 2012, pero aumentó a 44,50% en el 2017.

En el sector agropecuario, la participación del café fue una de las que más disminuyó al pasar de 8,1% en el 2012 a 4,5% en el 2017. Mientras que los servicios de informática y de consultoría financiera aumentaron de 4,5% a 6,5% y de 3,2% a 6,2%, respectivamente.

Valor agregado

Por otra parte, para el 2017 el 78,8% del valor agregado se produjo bajo control doméstico, mientras que el 21,2% fue por participación extranjera. Si se visualiza por régimen de producción, el 90,5% fue por régimen definitivo y el restante porcentaje en regímenes especiales.

En ese último régimen, tienen una importante participación la manufactura (30,4%), la información y la comunicación (25,2%) y actividades profesionales y servicios de apoyo (29,8%).

Otro de los productos estadísticos desarrollados fue la Cuenta Satélite de las Cadenas Globales de Valor (CGV), un conjunto de actividades de producción interrelacionadas que ocurren en al menos dos países distintos.

Es decir, abarca todas las actividades necesarias para producir un producto, desde la idea inicial hasta su uso final. Los resultados del Central indican que para el 2017 este tipo de cadenas representaron el 8,6 % del PIB, el 48,6 % de las exportaciones y el 5,3 % del empleo.

Sobre esto, Estados Unidos se presenta como el principal destino de exportación de cadenas globales de valor, así como el país de mayor procedencia de capital tanto para manufactura como para empresas de servicios de las CGV.

La actualización de las cuentas nacionales se realizó en el marco metodológico del Manual del Sistema de Cuentas Nacionales 2008 (SNA2008) y el Manual de Balanza de Pagos y Posición de Inversión Internacional VI (MBP6).

Además, el proceso realizado por el Banco Central contó con la asesoría y apoyo del Centro Regional de Asistencia Técnica y Capacitación para Centroamérica, Panamá y República Dominicana (Captac-DR) del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Para Cubero, la actualización de las estadísticas macroeconómicas son fundamentales para el proceso de formulación e implantación de políticas públicas en el país. Lo recomendable internacionalmente es actualizar dichas cuentas cada cinco años, por lo que el nuevo año de referencia es el 2017.