Por: Manuel Avendaño Arce.   19 enero
Diputados y asesores se reunieron la mañana de este martes con la misión del FMI en Costa Rica. Fotografía: Cortesía de la fracción del PAC.
Diputados y asesores se reunieron la mañana de este martes con la misión del FMI en Costa Rica. Fotografía: Cortesía de la fracción del PAC.

La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que negocia un acuerdo de Servicio Ampliado con el Gobierno de Costa Rica, está en una etapa de análisis y revisión de las propuestas presentadas por el Ejecutivo para recortar el gasto público y aumentar los ingresos.

Manuela Goretti, jefa de la misión del Fondo, explicó en reuniones con los diputados este martes 19 de enero y con los sindicatos el viernes 15 de enero, que realizan una evaluación técnica de las proyecciones macroeconómicas del país, de las medidas propuestas por el Gobierno y “después vemos si todo el paquete cierra”.

La oficina de prensa del FMI confirmó a este medio que como parte de las negociaciones regulares que se desarrollan en la búsqueda de programas de ajuste fiscal ligados a un acuerdo de Servicio Ampliado, la misión sostiene reuniones con representantes de la sociedad civil, la academia, los bancos, asociaciones empresariales, sindicatos y diputados.

Aunque EF solicitó la agenda de estos encuentros al Banco Central de Costa Rica (BCCR), al Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan), al Ministerio de Hacienda y al Fondo, ninguna entidad la facilitó.

“Las reuniones técnicas entre el equipo del FMI y las autoridades costarricenses continuarán esta semana. El equipo también se reunirá con otros interlocutores, incluidos representantes políticos y agencias de desarrollo”, agregó una vocera del organismo multilateral.

Tras la reunión con los jefes de las fracciones legislativa, la mañana de este martes, los diputados ofrecieron un balance sobre los temas que se abordaron.

Una de las principales conclusiones es que el acuerdo podría llegar en marzo a Cuesta de Moras para que inicie el proceso de discusión y aprobación.

Panorama en el Congreso

Karine Niño, subjefa de la bancada del Partido Liberación Nacional (PLN), comentó que fue un encuentro de apenas una hora en el que faltó tiempo para obtener respuestas más concretas y abordar temas específicos.

“Nos hablaron sobre cómo funciona la negociación, en donde el Gobierno debe presentar una propuesta y ese plan debe contemplar ajustes a diferentes niveles que sean sostenibles en el tiempo y que permitan corregir la trayectoria creciente de la deuda pública. Ellos hablan de que los indicadores fiscales deben contener sostenibilidad y contención para que en 2023 se detenga el flujo creciente del déficit”, indicó la legisladora verdiblanca.

Para la oficialista Laura Guido, diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), el Fondo aclaró que el peso de la reforma necesaria lo lleva Costa Rica en este momento y que el gran desafío del país es la deuda pública dentro de su esquema de financiamiento.

“Los balances y la ruta que hay que recorrer pasan por la capacidad del país de comprometerse, de poder tener un proyecto de largo plazo y no una gestión del gobierno de turno”, añadió Guido.

Rodolfo Peña, líder de la fracción del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), fustigó que hay contracciones entre lo que les dijo el FMI y lo señalado por el Ejecutivo.

“No podemos limitarnos a una agenda cortoplacista como la que ha querido introducir el Gobierno, dejando todas las medidas que se han postergado durante años y que tienen que ver con la eficiencia de la función pública, se deben buscar reformas estructurales”, aseveró el socialcristiano.

Mientras que Xiomara Rodríguez, jefa de la bancada del Partido Restauración Nacional (PRN), apuntó que el Fondo no pide plazos al país ni impone metas específicas como parte de la negociación.

“Nos explicaron que el país debe tener una reducción de la deuda y una sostenibilidad del déficit primario, eso es lo que pide. El cómo depende de los planteamientos del Gobierno, es decir, que los aumentos de impuestos son ideas que provienen del Ejecutivo, no vienen del FMI”, agregó Rodríguez.

La misión del organismo conversó con los diputados porque es justamente en la Asamblea Legislativa donde se deberán aprobar muchas de las propuestas planteadas en el programa de Servicio Ampliado por $1.750 millones que pretende obtener Costa Rica.

Análisis y ajustes

En otra reunión con representantes sindicales el pasado 15 de enero, Goretti se refirió a algunos aspectos puntuales de las valoraciones que hacen sobre el plan presentado por el Gobierno.

En un audio de ese encuentro, al cual este medio tuvo acceso, la jefa de la misión del Fondo detalló que el análisis sobre las medidas que propuso la administración Alvarado Quesada están en manos de equipos técnicos del FMI y del Banco Mundial (BM).

“La sustentabilidad de las finanzas públicas es un tema crítico para el país en este momento y lo que esperamos hacer es ver el programa que está diseñado y nuestra evaluación técnica es para que este programa siempre cierre y enviar una señal positiva”, puntualizó.

La jefa de misión continuó: “No se fuerza al país a hacer todo al principio, a concentrar los esfuerzos al principio, entonces es ahí donde vemos nosotros nuestro valor agregado, nuestra experiencia técnica y la oportunidad de catalizar el respaldo de los mercados y otras entidades de una forma suave para minimizar el impacto a la economía y sobre todo, a la población”.

Sobre la reforma al empleo público, que se discute en el Congreso y cuenta con el rechazo sindical, Goretti enfatizó en que es una propuesta que inició su camino antes de que fuera incluida en el plan con el Fondo, pero que además la revisión del borrador muestra que es “coherente con las mejores prácticas internacionales”.

“Hay muchas etapas que afectan el proceso no solamente la ley (de empleo público), sino también la reglamentación y su posterior implementación, porque hay muchas cuestiones que tienen que ser aclaradas, entonces creemos que esto debería hacerse en el contexto de, por supuesto, un proceso pacífico que es muy importante, y democrático”, zanjó la vocera.

De acuerdo con Goretti, el paquete que está bajo debate y análisis es el mismo que el Gobierno presentó públicamente apenas unos días antes de arrancar las negociaciones el pasado lunes 11 de enero.

“Estamos revisando el programa de la reforma económica de Costa Rica, no estamos creando uno. Como dije al principio, queremos que el proceso y el programa se adapten, porque sólo si cierran, si cumplen los requisitos de sustentabilidad que son cruciales para el país en esta situación, sólo en ese caso puede ser exitoso”, agregó.

Como parte del trabajo de la misión técnica de esta institución internacional, se evalúa cuán regresivas podrían ser las medidas y cuánto impacto podrían tener en la pobreza y la desigualdad.

En ese contexto, los expertos del FMI y del Banco Mundial valoran posibles medidas compensatorias para las propuestas que tendrían incidencia en el nivel de pobreza.

“Esto debe hacerse junto con programas de transferencias sociales que tienen que ser eficientes para poder cumplir con los resultados que se necesitan, entonces no hay un único abordaje, es un abordaje muy amplio, estamos mirando todos los elementos del país y de su programa de reforma para asegurarnos de que todo sea coherente y de que no haya una aceleración de problemas como la pobreza y la desigualdad”, aclaró Goretti.

La líder de la misión concluyó su encuentro con los sindicalistas bajo el recordatorio de que se analizan también otros aspectos como la gestión de las finanzas públicas, las empresas del Estado, la administración de los gastos y la evasión fiscal.

Para Goretti no se trata únicamente de un programa de ajuste inmediato, sino que deben ponerse en marcha una serie de reformas estructurales con impacto fiscal para buscar mayor eficiencia.