Por: María Esther Abissi.   12 octubre

El Banco Central emitió un comunicado este 12 de octubre donde aclaró que no tiene ningún compromiso con el valor particular del precio del dólar y que este depende únicamente de las condiciones de oferta y demanda del mercado cambiario.

El anuncio se da tras varias semanas de incrementos en el tipo de cambio, en los que incluso hubo sesiones con aumentos de ¢3 entre un día y otro, algo poco usual en el mercado. Fotos Melissa Fernández Silva
El anuncio se da tras varias semanas de incrementos en el tipo de cambio, en los que incluso hubo sesiones con aumentos de ¢3 entre un día y otro, algo poco usual en el mercado. Fotos Melissa Fernández Silva

Según la autoridad, lo anterior es una característica del régimen de flotación administrada que rige el país desde el 2015.

Sin embargo, el Central puede intervenir con compras y ventas de divisas, con el fin de asegurar un proceso ordenado de formación de precios e impedir movimiento abrupto de la moneda extranjera.

El anuncio se da tras varias semanas de incrementos en el tipo de cambio, en los que incluso hubo sesiones con aumentos de ¢3 entre un día y otro, algo poco usual en el mercado en los últimos años.

El Central explicó que los movimientos recientes del precio del dólar responden a una menor disponibilidad de divisas en el mercado, un patrón de estacionalidad y la difícil situación fiscal del país.

A esto se le suma también el efecto de mayores precios de petróleo en los mercados internacionales y la menor disponibilidad de divisas en el mercado, que ha hecho que el tipo de cambio tenga un incremento interanual del 4,1%.

Puntualmente, la entidad señaló que además el Ministerio de Hacienda pasó de ser un oferente neto de divisas a ser un demandante de divisas por montos importantes ; y que ha generado incertidumbre y nerviosismo en personas y empresas, lo que a su vez ha impulsado la demanda de divisas por parte del público.

Ante la situación, la entidad monetaria ha usado sus reservas internacionales para suavizar el ajuste, mediante ventas directas de divisas en el Monex por un monto de $240 millones durante el 2018, con el fin de impedir que los movimientos sean más abruptos.

Al cierre de esta semana el dólar en las ventanillas de los bancos y entidades financieras se mantuvo entre ¢599 y ¢602 por dólar, mientras que, durante la sesión del viernes del Monex, el tipo de cambio abrió con un promedio ponderado de ¢595,55, ¢1,88 menos que el precio en el que cerró la sesión anterior.

En semanas recientes el BCCR ha vendido divisas al sector público no bancario y no las ha restituido en el Monex bajo el argumento de que esto hubiera “exacerbado” las presiones alcistas. Bajo este rubro se han comercializado $860,9 millones que provienen de las Reservas Internacionales en lo que va del 2018.

Hasta el momento, el Central ha empleado $1.101,8 de las reservas en ventas de divisas.