Por: María Fernanda Cisneros.   7 enero

El saldo total de la cartera de crédito que proporciona el sistema financiero al sector privado evidenció señales de recuperación desde julio y hasta noviembre el 2019.

Las carteras de consumo, vivienda, construcción y turismo son los que impulsan la leve recuperación del dinamismo de los créditos. Foto de: Diana Méndez.
Las carteras de consumo, vivienda, construcción y turismo son los que impulsan la leve recuperación del dinamismo de los créditos. Foto de: Diana Méndez.

Esta tendencia de mejora se muestra principalmente en la cartera de colones, con un repunte interanual de 3,2%, ya que en dólares más bien el dinamismo se redujo 3,8%.

Estas conclusiones provienen del más reciente informe del Banco Central de Costa Rica (BCCR), publicado el 6 de enero. Esta entidad utiliza la tasa de crecimiento trimestral anualizada del crédito al analizar el comportamiento del crédito.

Por tipo de actividad económica, detalla el documento, las carteras de consumo, vivienda, construcción y turismo fueron las que más contribuyeron en su expansión, compensado en parte por la caída en los préstamos para servicios y comercio.

Detrás de los pasos de leve mejoría del crédito está el comportamiento de las tasas de interés, las cuales se han reducido “ligeramente”, calificativo utilizado por el Central.

En noviembre, las tasas activas promedio de los participantes del sistema financiero se ajustaron a la baja. Esto ocurrió principalmente en la banca privada, en ambas monedas.

A ese mes, la tasa promedio para los préstamos en colones fue de 12,9%, y en dólares, de 7%. En contraste, en los primeros 10 meses el año fueron de 13,5% y 8,6%, respectivamente.

En 2019, la Tasa de Política Monetaria experimentó seis ajustes consecutivos a la baja, para una reducción acumulada de 200 puntos base, desde el 28 de marzo y hasta su última movida el 19 de diciembre.

En la acera del ahorro, los agentes económicos muestran una preferencia por los colones. Por ejemplo, los dólares pasaron de adueñarse del 36,7% al 35,9% de la liquidez total, entre mayo y noviembre del 2019.

Entre tanto, la recuperación del crédito en colones también se relaciona a una mejoría en la producción nacional.

El Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) creció 2,5% en octubre, de forma interanual, el mayor dinamismo en 14 meses. Además, la variación trimestral anualizada alcanzó el 4,9%.

Por industria, la agricultura continúa en recuperación, el comercio vio una cifra positiva por primera vez en el periodo 2019. Mientras, los servicios de enseñanza y salud, la manufactura de regímenes especiales y los servicios empresariales son los que impulsan la recuperación.

Se trata de pasos de mejora, pero la economía no ha alcanzado un nivel de crecimiento según su potencial.

El IMAE mostró una tasa media de crecimiento de 1,7% en los últimos 12 meses. La cifra está muy por debajo del 3,5% estimado como potencia para la economía de Costa Rica. Al mismo tiempo, el desempleo “continúa alto”, es de 11,4%.