Por: María Esther Abissi.   1 abril

¿Sabía que a los cinco años de trabajar tiene derecho de retirar los fondos del ahorro de capitalización laboral que ha estado generando durante su vida laboral y que la mejor opción no es necesariamente mantenerlos en la operadora en la que administra sus fondos de pensión?

El Fondo de Capitalización Laboral (FCL) es un aporte que se realiza por cada mes laborado y, además, acumula rendimientos que le ayudan a ‘engordar’ sus recursos, dependiendo del lugar donde tenga su ahorro.

El Fondo de Capitalización Laboral se inicia a partir de cuando el trabajador comienza a laborar bajo una planilla que se reporta a la Caja Costarricense de Seguro Social. (Foto: Mayela López).
El Fondo de Capitalización Laboral se inicia a partir de cuando el trabajador comienza a laborar bajo una planilla que se reporta a la Caja Costarricense de Seguro Social. (Foto: Mayela López).

En Costa Rica operan seis entidades que administran fondos de capitalización laboral: BAC San José Pensiones, Banco de Costa Rica, BN Vital, Caja Costarricense de Seguro Social, Popular Pensiones y Vida Plena.

De ellas, BN Vital, la CCSS y Popular Pensiones son las que tienen mayor cantidad de afiliados.

Sin embargo, la cantidad de participantes ha decrecido en el último año.

La mayoría de los recursos que mantienen las operadoras son de afiliados con edades comprendidas entre 31 y 44 años. Sin embargo, en entidades como la CCSS, la mayoría de los afiliados son menores de 31 años, y en Bac Pensiones, este mismo grupo etario tiene una representación casi igual al segundo grupo más importante, de entre 45 y 59 años.

Aunque la ley tiene casi 20 años de creada, todavía muchos afiliados, especialmente jóvenes, tienen dudas sobre la gestión de sus inversiones, el tiempo de ahorro y si el FCL tiene fecha de caducidad o no.

EF consultó a las operadoras para explicar cómo funciona y cuál es el mejor momento para retirar sus recursos, que no necesariamente es cuando se cumplen los cinco años que indica la ley.

Si trabaja para una empresa que cotiza en la CCSS, tiene un FCL y puede retirarlo

El Fondo de Capitalización Laboral se inicia a partir de que el trabajador comienza a laborar bajo una planilla que se reporta a la Caja Costarricense de Seguro Social.

Según explicó Alejandro Solórzano, gerente de Vida Plena, el patrono debe aportar a la Caja el 3% del salario registrado en la planilla a la operadora en donde el trabajador tiene su fondo del FCL y de esta forma, la entidad registrará el monto del aporte a la cuenta del trabajador.

En este proceso, la entidad administra los recursos con el fin de que generen los mejores rendimientos posibles, que puedan ayudar a los trabajadores en el caso del cese o rompimiento de la relación laboral, luego de cinco años de laborar, o cuando decida que es oportuno retirar el dinero.

Ya que es una operación que se hace directamente desde planilla, es importante que el trabajador sepa en qué operadora está su FCL, ya que no necesariamente debe estar en la misma entidad donde se alojan el resto de fondos de pensión, como el Régimen Obligatorio de Pensiones Voluntarias o los Fondos Voluntarios de pensiones.

El dinero que mantenga en el Fondo lo puede retirar una vez transcurridos los cinco años de laborar o cuando haya finalizado la relación laboral con el patrono, independientemente si la renuncia o despido se dieron con responsabilidad patronal o sin ella.

Para Solórzano, es importante que el trabajador tome en cuenta que, por normativa, el 50% de los aportes acumulados del FCL durante un año deben ser trasladados al ROP en el mes de marzo, por lo que, si no se saca el monto antes de marzo, el monto a retirar se reduce, pero no desaparece: va directamente a su pensión.

No está obligado a retirar el dinero a los cinco años

La premisa del FCL dice que el colaborador puede retirar el dinero cada cinco años siempre y cuando mantenga la relación laboral con un mismo patrono.

También se puede retirar una vez que pase ese periodo y que el dueño de los recursos haya finalizado la relación laboral.

Sin embargo, el FCL no caduca. Esto quiere decir que usted puede mantener el dinero en el fondo por más tiempo.

Mauricio Ávila, gerente de Popular Pensiones, explicó que el Fondo es administrado en una cuenta individual, por lo que, ante el rompimiento de la relación, el trabajador puede decidir qué hacer con los recursos. Esto no implica que vaya a perder el derecho a retirar el dinero cuando lo considere oportuno o necesario.

Eso sí, debe tomar en cuenta que si mantiene el dinero después de los cinco años, se hace un ‘corte’ en el primer fondo y empieza a acumular desde cero, aunque ambas cuentas van a seguir generando rendimientos.

“Podría decirse que la primera porción de su FCL queda ‘a la vista’, ganando una tasa de interés por esos recursos mientras que acumula recursos de la nueva relación laboral. Los nuevos recursos engrosarán la cuenta individual y serán identificados como tal”, comentó Ávila.

Si decide retirarlos, lo recomendable es que se utilicen para engrosar sus fondos de pensión o invertir los recursos en algún instrumento que genere utilidades a mediano y largo plazo; por ejemplo, un fondo de inversión de crecimiento.

Conozca si la operadora de su fondo es la que le puede ofrecer los mejores rendimientos

A pesar de que es usual que los trabajadores le confíen la administración del fondo de pensiones y el fondo de capitalización laboral a una misma operadora, esta entidad no siempre es la que puede ofrecerle el mejor rendimiento.

Al considerar la mejor opción para mantener sus recursos, tome en cuenta no solo el servicio sino también la rentabilidad, nivel de riesgo y la seguridad de los recursos.

A febrero del 2019, Popular Pensiones, BN Vital y BCR Pensiones son los que arrojaban los mejores rendimientos anuales.

Si se valoran los rendimientos históricos de los fondos, Vida Plena, la CCSS y BAC Pensiones son lo que mantienen mejores rentabilidades.

Los rendimientos también dependen de cuán grande y antiguo sea el fondo, por lo que naturalmente los fondos de las entidades públicas arrojarán mejores resultados.

Puede pedirle a la operadora que maneja su FCL un estado de cuenta detallado sobre los recursos que mantiene en el fondo y cuál es el rendimiento adquirido a lo largo de los años.

Tome en cuenta que los rendimientos pueden ser muy variables y pueden responder a condiciones estacionales. En diciembre, por ejemplo, dado el incremento en las tasas de interés, los portafolios tuvieron minusvalías y los rendimientos se fueron a la baja. Esto es un aspecto por considerar al momento en el que decida retirar sus recursos.

Si va a cambiar su fondo de entidad o a retirar el dinero, tome algunas consideraciones

A la hora de trasladar los fondos, tome en cuenta la rentabilidad histórica, el servicio que le brinda la operadora, si le envía constantemente estados de cuenta y si cree que le ofrecen una buena asesoría.

Un afiliado puede tener el ROP con una operadora, el FCL con otra y un plan voluntario con una tercera. Sin embargo, no es lo recomendable si se consideran los rendimientos que se obtienen, además de que se dificulta aún más la gestión de los recursos.

En el caso de que desee liquidar el fondo, determine si realmente necesita el dinero, ya que es un derecho que puede ayudarlo como auxilio de cesantía o engrosamiento de la pensión, por ejemplo.

Según explicó Laura Moreno, vicepresidenta de comunicación de BAC Credomatic, se debe considerar que los recursos del FCL originalmente formaban parte de la cesantía que se le entregaba al trabajador, de ahí que consumir los recursos puede ser perjudicial si no se tienen las previsiones financieras adecuadas.