Por: María Esther Abissi.   21 enero, 2019

El ministerio de Hacienda anunció este lunes 21 de enero el resultado del déficit fiscal para el cierre del 2018.

El faltante cerró el año en 6%, 1,2 puntos porcentuales menos de lo proyectado para el 2018, con lo cual rompe su tendencia al alza de los últimos años.

21/01/2019. Aeropuerto Juan Santamaría, Alajuela, Costa Rica. Conferencia de prensa con el presidente de la República de Costa Rica Carlos Alvarado, hablara, sobre el déficit fiscal. Fotografía Alejandro Gamboa Madrigal
21/01/2019. Aeropuerto Juan Santamaría, Alajuela, Costa Rica. Conferencia de prensa con el presidente de la República de Costa Rica Carlos Alvarado, hablara, sobre el déficit fiscal. Fotografía Alejandro Gamboa Madrigal

Esta es la primera reducción en el déficit del Gobierno Central en los últimos diez años en su medición con respecto al Producto Interno Bruto.

A pesar de que los ingresos tributarios fueron menores a los del año previo, resultando en 13,20%, el gasto tuvo menos crecimiento.

Según Hacienda, el resultado se le atribuye a las medidas administrativas implementadas por el ministerio, especialmente por la amnistía tributaria.

El pago de intereses de la deuda cerró con un crecimiento de 20,24%. El total de erogaciones del Gobierno Central aumentó 3,5% con respecto al 2017.

Las transferencias crecieron 0,17% menos que el año previo. También crecieron menos las remuneraciones y otros gastos.

Si no se toman en cuenta los intereses, el gasto cierra el año en un decrecimiento de 0,82%.

La relación deuda/PIB también fue menor a lo estimado para el año. El proyectado para el 2018 fue de 55,4%, sin embargo, el resultado final fue de 53,7%.

En cuanto a los ingresos, todos tuvieron menores crecimientos que el año previo.

Especialmente se observó una reducción en el impuesto de consumo, que cayó 9,3% y el impuesto a los combustibles, que pasó de crecer 8% en 2017 a 1,5% en el 2018.

El impuesto de renta creció 1,6% menos y el de ventas perdió 0,4 puntos de dinamismo.

Esta nota fue modificada después de su publicación con una corrección en los porcentajes de crecimiento de gastos totales e intereses de la deuda.