Por: AFP .   3 enero
La televisión iraquí y tres funcionarios iraquíes dijeron el viernes 3 de enero de 2020 que Soleimani, el jefe de la Fuerza Quds de élite de Irán, murió en un ataque aéreo en el aeropuerto internacional de Bagdad. Foto: AP.
La televisión iraquí y tres funcionarios iraquíes dijeron el viernes 3 de enero de 2020 que Soleimani, el jefe de la Fuerza Quds de élite de Irán, murió en un ataque aéreo en el aeropuerto internacional de Bagdad. Foto: AP.

Los precios del petróleo se dispararon este viernes después de la muerte del poderoso general iraní Qassem Soleimani y un dirigente proiraní en Irak por un ataque estadounidense. El bombardeo se dio por temor a un conflicto en Oriente Medio y se perpetró en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Bagdad.

Las bolsas europeas acusaron el nerviosismo, antes de cerrar en equilibrio al terminar la jornada.

El Pentágono confirmó que el presidente Donald Trump había dado la orden de "matar" a Soleimani después del ataque de manifestantes proiraníes a la embajada estadounidense en Bagdad, el martes.

El precio del WTI, referencia en el mercado estadounidense, subía 2,22%, tras haber superado durante la jornada el 4%, mientras que el barril de crudo Brent ganaba 2,78% en Londres.

“Temen que Irán tome represalias por el asesinato de Soleimani”, dijo a la AFP Thina Margrethe Saltvedt, analista de Nordea Markets, y explicó que Teherán podría atacar “instalaciones petroleras o infraestructuras de transporte”.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, pidió una "severa venganza" por la muerte de Soleimani.

La bolsa de París ganó 0,04%, Londres 0,24%, mientras que Fráncfort perdió 1,25% y Milán un 0,56%.

Según Cailin Birch, una economista de The Economist Intelligence Unit, los mercados temen sobre todo "un conflicto más amplio".

"La importancia deriva menos de la pérdida potencial de los suministros de petróleo iraní (...) que del riesgo de que se pueda desencadenar un conflicto más amplio que arrastre a Irak, Arabia Saudita y a otros", dijo a la AFP.

"También existe un riesgo significativo de que Irán lance un ataque selectivo contra barcos estadounidenses en la región, lo que podría interrumpir los flujos de petróleo en el mar y hacer que los precios sigan aumentando", añadió.

Los precios del petróleo se dispararon en septiembre tras los ataques contra dos instalaciones petroleras de Arabia Saudita que redujeron brevemente a la mitad su producción de crudo.

En Wall Street, el Dow Jones empezó la jornada perdiendo 300 puntos. A media jornada perdía 0,64%.

Trump acusó a Irán de ese ataque y de otros contra algunos petroleros que circulaban por el Golfo.

“El mercado recuerda muy bien el inesperado ataque con aviones no tripulados contra Saudi Aramco –la petrolera saudita– el pasado otoño”, señaló Saltvedt.

Sin embargo Birch descarta la idea de un conflicto generalizado.

"No esperamos un aumento de precios en un solo día, en términos porcentuales, como el 10% de septiembre de 2019, cuando se atacaron la infraestructuras petrolera sauditas", apunta.

Pese a todo, la muerte de Soleimani supone un paso más en la escalada en las tensiones entre Estados Unidos e Irán.

“Aunque todavía creemos que es improbable una guerra abierta entre EE.UU. e Irán, esta muerte elimina la posibilidad de negociaciones entre ambos durante todo el 2020”, según Birch.

Tras el ataque en Irak, los inversores apostaron por valores seguros, con subidas del yen frente al dólar y del oro, que alcanzó casi un récord en cuatro meses, hasta más de $1.550 la onza.