Finanzas

El PIB de EE. UU. registró un crecimiento anualizado del 6,5% , pero inferior al 8,5% esperado por los analistas

La tasa del período de abril a junio presentó una ligera aceleración respecto del crecimiento del 6,3% observado en el primer trimestre, y fue impulsada por aumentos en el gasto de los consumidores, las exportaciones y el gasto del gobierno local

Estados Unidos registró un crecimiento más débil de lo esperado en el segundo trimestre de 2021, pero la economía, sin embargo, superó su nivel prepandémico por primera vez, según la primera estimación del Departamento de Comercio, publicada este jueves.

El Producto Interno Bruto (PIB) del gigante norteamericano registró un crecimiento anualizado del 6,5%, muy inferior al 8,5% esperado por los analistas.

La tasa del período de abril a junio presentó una ligera aceleración respecto del crecimiento del 6,3% observado en el primer trimestre, y fue impulsada por aumentos en el gasto de los consumidores, las exportaciones y el gasto del gobierno local, según el informe.

Pero el importe total de la economía local superó al índice del cuarto trimestre de 2019, que fue el último en no verse castigado por la crisis provocada por la pandemia de covid-19. Así, su nivel subió a un total de 19,4 billones de dólares.

Al final, el crecimiento se vio socavado por un programa gubernamental para otorgar préstamos y subvenciones a las pequeñas empresas, así como un menor gasto del gobierno federal.

La pandemia provocó una fuerte recesión en Estados Unidos el año pasado, y la economía finalmente se contrajo un 3,5%, su peor colapso desde que comenzaron los registros modernos en 1946.

Se espera que el gasto gubernamental masivo autorizado por el Congreso, así como las campañas de vacunación, que permiten que la actividad empresarial se recupere del golpe asestado por el covid-19, impulsen al país a salir de su depresión.

El FMI pronostica un crecimiento para Estados Unidos del 7% este año.

Los datos oficiales también mostraron que el Índice de Precios al Consumo Personal (PCE, en inglés) aumentó 6,4% en el segundo trimestre desde el 3,8% en el período anterior, lo que confirma que la inflación está aumentando a medida que la demanda regresa de sus niveles deprimidos desde hace un año.

Excluyendo los precios volátiles de los alimentos y la energía, el índice de precios del PCE subió un 6,1%.