Por: Paula Umaña.   23 febrero
La tasa Libor se utiliza para determinar las tasas de interés en operaciones en moneda extranjera, por lo que a partir del 2022 las entidades deberán implementar nuevas tasas de referencia. Foto: Diana Méndez.
La tasa Libor se utiliza para determinar las tasas de interés en operaciones en moneda extranjera, por lo que a partir del 2022 las entidades deberán implementar nuevas tasas de referencia. Foto: Diana Méndez.

A partir del 2022 las entidades financieras nacionales dejarán de lado la tasa Libor como una referencia para determinar las tasas de interés variables en operaciones en moneda extranjera. El indicador se dejará de utilizar a nivel mundial, luego del anuncio de que se descontinuará su cálculo.

Varias entidades financieras consultadas por EF ya trabajan en la sustitución de la Libor para no generar afectaciones en los clientes ni a la entidad. Algunas otras ya habían cambiado la metodología de referencia desde años atrás.

En el caso del Banco de Costa Rica, por ejemplo, la cantidad de operaciones que aún mantienen bajo tasa Libor no sobrepasa las 200, ya que desde hace más de cinco años la entidad utiliza como referencia la Prime, por lo que no prevén afectaciones en sus clientes ante el cese del cálculo de la Libor.

“Nuestras tasas pasivas (CDP) son definidas mediante metodología. Actualmente, se está trabajando en la sustitución de las pocas operaciones que se mantienen con Libor y que fueron otorgados antes de la definición de la tasa Prime como tasa de referencia en el BCR”, señaló Rossy Durán, gerente corporativa del BCR.

El Banco Nacional también utiliza la tasa Libor en créditos en dólares tanto empresariales como personales. Según comentó Reinaldo Herrera, director corporativo de finanzas, desde el año pasado la entidad inició el proceso de sustitución por fases, para llegar al retiro definitivo a lo largo de este 2021.

El banco estatal ha optado principalmente por el uso de la tasa de referencia interbancaria (TRI) a seis meses, aunque señalaron que también puede utilizarse la tasa Prime. En el caso de la tasa TRI, consideró Herrera, es una referencia que cumple con los parámetros de calidad y representatividad del mercado local.

“La tasa Prime, ha sido una referencia que se ha usado en el pasado en el mercado costarricense. Para depósitos a plazo del público, no es lo usual utilizar una tasa variable, pero la TRI a 6 meses sería candidata adecuada por ser representativa del mercado local”, dijo el director corporativo de finanzas.

En el sector de la banca privada, el Banco BCT y Desyfin nombraron a la Prime como la tasa a la que mejor se ajusta la sustitución. Incluso, el desde el BCT señalaron que desde hace algún tiempo no utilizan la tasa Libor al considerarla más volátil y Desyfin tampoco hace uso de dicha referencia.

“La tasa Prime Rate tiene mayor uniformidad en los contratos a nivel internacional, calificadoras de riesgo y posibles garantías de contratos futuros. Consideramos además, que es una tasa más estandarizada, de amplia divulgación y transparencia para cliente”, comentó Silvio Lacayo, gerente de Desyfin.

En su caso, Prival Bank no aplica la Libor y para determinar las tasas de interés utiliza la Curva Soberana de Costa Rica, la Prime Rate y la Tasa Básica Pasiva para dólares y colones.

Cambios venideros

Por su parte, Scotiabank, utiliza diferentes tasas de referencia según cada segmento de clientes. En particular la tasa Libor se implementa principalmente en los segmentos corporativo y comercial y, en menor medida, en el segmento de retail o banca para personas.

Dicha entidad inició el proceso de sustitución desde el año anterior, cuando se anunció la posibilidad de descontinuar el cálculo de la tasa Libor. Para los préstamos de vivienda y autos utiliza principalmente la tasa de referencia New York Prime; mientras que en el caso de créditos comerciales y corporativos usarán la tasa SOFR de Estados Unidos.

“Adoptaremos alternativas libres o de bajo riesgo, que se basen en transacciones reales a un día; por este motivo, no prevemos cambios significativos para nuestros clientes”, aseguró Amedeo Gaggion, director de tesorería de Scotiabank.

Los productos a tasa variable en dólares que actualmente mantiene BAC Credomatic están referenciados a la Libor. Por esto, la entidad aún se encuentra en una etapa de valoración para determinar cuál es el mejor indicador para la sustitución.

“En el propio momento del cambio de tasa, la nueva tasa total resultante debe ser igual a la que hubiera resultado de seguir utilizando la tasa Libor, por lo que nuestros clientes pueden estar tranquilos de que sus condiciones se mantendrán intactas a pesar del cambio de indicador”, indicó Laura Moreno, vicepresidenta de relaciones corporativas del BAC.

Ante el cambio de las tasas de referencia, quienes mantengan aún operaciones con referencia en la Libor deberán ajustar los aspectos contractuales de los créditos, según las características de cada operación. Los bancos deberán ser claros con sus clientes sobre la forma de los nuevos cálculos de tasas.

Sobre las posibles afectaciones, las entidades señalaron que el cambio a otra tasa no supone grandes variaciones para los clientes, en el supuesto de que acogerán tasas de referencia similares.

“Estuvimos acostumbrados al uso de las tasas Libor durante muchos décadas y ahora debemos dar seguimiento a nuevas tasas de referencia alternativas. No obstante, es difícil anticipar que se vayan a dar cambios abruptos más allá de que tendremos que acostumbrarnos al uso de nuevas referencias”, señalaron desde el Banco Nacional.

Tasa Descripción
Libor (London Interbank Offered Rate) Tasa de interés a la cuál los bancos solicitan fondos en el mercado interbancario de Londres y se utiliza como base para los créditos en dólares. Se calcula tomando datos de las tasas de préstamos de un conjunto de 16 bancos del Reino Unido.
New York Prime Tasa de interés calculada en Estados Unidos y que los bancos de dicho país aplican a sus mejores clientes comerciales y socios. Este indicador sigue las variaciones de la tasa de referencia de la Reserva Federal.
SOFR Tasa de financiación garantizada a un día, utilizada en Estados Unidos como sustitución de la LIbor.
Limitaciones de la tasa

El cálculo de la tasa de interés de referencia conocida como Libor (London Interbank Offered Rate) se calculará hasta el próximo 31 de diciembre, ante la decisión de la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido (FCA, por sus siglas en inglés) de descontinuar dicha tasa.

La suspensión del cálculo de la tasa Libor es apoyada por el panel de bancos que contribuye con el suministro de información para la operación.

Las principales razones para esta decisión han sido las limitaciones de ese indicador internacional para reflejar fielmente información de transacciones financieras y su susceptibilidad a ser manipulada, según informó el Banco Central de Costa Rica.

De acuerdo con el Central, cerca del 20% del saldo de las operaciones crediticias totales y un 55% del saldo de las operaciones crediticias en moneda extranjera, están vinculados a esta tasa de interés, de acuerdo con las cifras a diciembre de 2020.

El presidente de Conassif, Alberto Dent, mencionó que las autoridades mantendrán un seguimiento cercano al proceso de desactivación de la Libor e intensificará los procesos de adaptación e información para velar por la solidez y estabilidad del sistema financiero.

Las autoridades señalaron que no dictarán instrumentos de uso obligatorio.

Por el contrario, recomiendan que las entidades financieras evalúen por su cuenta el uso de tasas de referencia alternativas y que para ello tomen en consideración las disposiciones legales existentes y los criterios de calidad basados en mejores prácticas.

Los principios para puntos de referencia financieros de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO, por sus siglas en inglés), incluyen los siguientes criterios:

1. Calidad del punto de referencia: el diseño de la referencia debe reflejar fielmente el mercado que mide.

2. Calidad metodológica: la metodología debe ser clara y pública; reflejar los deberes de los proveedores y administradores de los datos.

3. Rendición de cuentas: incluye establecer procesos para atender quejas, revisiones de auditoría que evidencien el cumplimiento de estándares de calidad por parte de los administradores y cooperación con reguladores y supervisores.

4. Gobernanza: las estructuras de gobernanza deben promover la integridad de las referencias mediante responsabilidades claras, supervisión y control de los diferentes procesos y abordar posibles conflictos de interés.