Finanzas

Fondos locales abren el camino a inversionistas que buscan nuevos horizontes en el exterior

El monto de ingreso a los fondos varían de acuerdo a la SAFI pero podrían ir desde los $100

Los mercados accionarios extranjeros se han convertido en una alternativa para los inversionistas locales que buscan diversificar sus portafolios ante las limitaciones de inversión con las que cuenta Costa Rica.

El creciente interés por opciones foráneas ha empujado a la creación de fondos de inversión del país y que están dirigidos a aquellos ahorrantes que pretenden llevar su dinero a instrumentos internacionales.

Algunas sociedades administradoras de fondos de inversión (SAFI) como las del Banco Nacional y BAC Credomatic ya contaban con opciones de este tipo y hace algunos días un nuevo fondo internacional se sumó a las alternativas para los inversionistas locales.

Se trata del Fondo Conexión de grupo Acobo, que invierte principalmente en el mercado accionario de Estados Unidos, en su mayoría a través de Exchange Traded Funds (ETF’s) así como una porción en oportunidades puntuales de acciones individuales.

Diego Soto, gerente general de Acobo Vista SAFI, comentó que determinaron una necesidad para los inversionistas que buscan ampliar y diversificar sus objetivos a largo plazo, con acompañamiento de un actor supervisado como lo son las sociedades administradoras de fondos de inversión.

“Es un fondo que viene a ayudar a democratizar el ahorro de los costarricenses pero elevándolo a mercados internacionales”, aseguró Soto.

Los montos mínimos de inversión para fondos internacionales varían de una SAFI a otra, pero se mueven a partir de los $100 y hasta los $5.000, según algunas de las sociedades consultadas.

En el caso de BN Fondos, mantiene entre su portafolio cuatro tipos de fondos internacionales con diversas características, algunos de ellos dirigidos a inversionistas más conservadores y otros a quienes cuentan con un mayor apetito de riesgo. En el caso de esta institución, los fondos de inversión internacionales tienen menos de un año de haber sido puestos en operación. Entre los cuatro, ya se superan los $10 millones en activos netos.

BN Internacional Liquidez No Diversificado, por ejemplo, está dirigido a inversiones conservadoras y al corto plazo, se concentra principalmente en valores de deuda. A enero del 2022, este fondo mantenía activos por ¢1.900 millones.

En otra acera está el BN Internacional Crece No Diversificado, con activos netos por ¢1.900 millones, 186 inversionistas y está dirigido a inversionistas más agresivos y con un horizonte de tiempo más amplio con inversiones en Exchange Traded Funds con exposición a sectores del índice S&P500.

Los ETF’s pueden reunir instrumentos de un mismo sector como el de tecnología, salud, energías limpias o hasta instrumentos de empresas de consumo o financieras en Estados Unidos, Asia, Europa y mercados emergentes. Esto permite al inversionista acceder a parte de una amplia gama de instrumentos con una sola participación.

Multifondos Costa Rica, por su parte, cuenta con Fondo Global, orientado a quienes buscan diversificar sus inversiones en mercados financieros internacionales y que mantiene activos por más de ¢4.460 millones. En un año, este fondo duplicó sus activos y aumentó en un 60% la cantidad de inversionistas.

“Su objetivo es generar rentabilidad mediante la inversión en otros fondos de inversión de carteras globales y que a su vez invierten en valores de renta fija y variable”, explicó Karla Crawford, gestora de fondos financieros de Mercado de Valores.

Dada su naturaleza de carteras globales y de mercado internacional, su rendimiento está directamente relacionado al comportamiento del mercado financiero extranjero. Por ello, en la gestión del fondo se aplica la diversificación de las inversiones como mecanismo de mitigación de riesgos, seleccionando los activos por diferentes sectores, regiones y tipos de fondos.

La sociedad de fondos de inversión de BAC Credomactic también cuenta con opciones internacionales, el fondo Millenium dedicado en su totalidad al mercado accionario global y el fondo Posible, que gestiona un portafolio internacional balanceado entre activos de renta fija y renta variable con un perfil conservador. Los activos de este fondo, según datos de Sugeval, superan los ¢7.470 millones a enero del 2022, más de ¢5.000 millones adicionales si se compara con hace un año.

En el caso de la sociedad administradora de fondos del Banco de Costa Rica, se encuentra en proceso de valoración para brindar a sus clientes una alternativa de vehículo de inversión con exposición a mercados internacionales.

Por su parte, Luis Diego Jara, gerente de Popular Fondos de Inversión, explicó que la institución se encuentra en una situación similar pues actualmente están evaluando el caso de negocio, para luego pasar a la inscripción de un fondo de inversión cuyo mercado meta sea el ahorrante de largo plazo que busca el mercado foráneo.

Asimismo, Prival Securities tampoco cuenta a la fecha con un fondo registrado en el país para inversiones dirigidas en su totalidad al mercado extranjero.

Posiblemente una de las consultas más frecuentes antes de invertir en el mercado internacional sea en qué momento hacerlo.

Las sociedades de fondos de inversión apuestan por estos instrumentos porque enriquecen la diversificación de los portafolios y diluyen los riesgos, pero el inversionista debe tener presente que por la naturaleza propia de los mercados internacionales, este tipo de inversión es volátil al reflejar el acontecer mundial con todos sus eventos positivos y negativos.

Jorge Corrales, gestor de portafolio de grupo Acobo, señaló que en cuanto a los momentos ideales para ingresar (precios bajos por ejemplo), la evidencia muestra que la mejor forma de maximizar la rentabilidad a largo plazo es mantenerse invirtiendo y, de ser posible, hacer aportes periódicos constantemente cuando el mercado sube y en mayor proporción cuando el mercado baja.

“El intentar anticipar los movimientos al alza ya la baja del mercado es quizás la tarea más difícil y casi imposible para los inversionistas que buscan momentos ideales de inversión y en la mayoría de veces se ven traicionados por sus propias emociones”, comentó Corrales.

“Es decir, el miedo los lleva a vender cuando el mercado cae, cuando la recomendación es más bien comprar debido a que la tendencia de largo plazo ha sido al alza constantemente en los últimos 100 años de historia a pesar de las volatilidades de corto plazo”, añadió.

Así, la recomendación para quienes busquen iniciar en este tipo de fondos es ir realizando aportes que llevarán al ahorrante a promediar los precios de la inversión en el tiempo, familiarizarse con el comportamiento natural de estos mercados y mantener la disciplina de inversión de largo plazo.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.