Por: María Fernanda Cisneros.   8 febrero
BAC se ve a sí mismo como una empresa de medios de pago y se ha enfocado en brindar soluciones a personas pero también a empresas, para que gestionen los pagos y cobros del negocio. (Foto: Alejandro Gamboa Madrigal).
BAC se ve a sí mismo como una empresa de medios de pago y se ha enfocado en brindar soluciones a personas pero también a empresas, para que gestionen los pagos y cobros del negocio. (Foto: Alejandro Gamboa Madrigal).

En 2018, las utilidades de BAC Credomatic alcanzaron los ¢69.529 millones, por encima de cualquier otro banco privado o estatal.

Este resultado lo atribuye, en primer lugar, a la apuesta por ser una compañía de medios de pago (de planillas con La Roja, y de proveedores, en el caso de empresas, así como manejo de cuentas por cobrar, también por parte de negocios).

En segundo puesto, a la fuerte inversión en tecnología, que les aporta eficiencia, y tercero, al compromiso de sus colaboradores.

El crédito del banco creció solo 3% en 2018 y fueron los fondos a la vista los que dieron el empuje al negocio con un crecimiento promedio de más del 20%.

A continuación un extracto de la entrevista realizada a Federico Odio, gerente de BAC Credomatic.

—¿Cuáles rubros contables explican el crecimiento del banco?

—Hay una parte importante que es el margen financiero. Este tiene un componente de ingreso, pero también de gasto. La mejora se da, en parte, porque tenemos más fondos a la vista y los utilizamos para intermediar con un costo menor.

—En particular, ¿qué les ha permitido alcanzar eso?

—Es una combinación de elementos. El que yo diría es más importante es la ejecución de estrategia de medios de pago.

“Nos consideramos una empresa de medios de pago. Desde esa perspectiva, nos hemos esforzado en buscar soluciones para las personas, pero también para las empresas, para gestionarles los pagos y los cobros.

“Al final, eso se ha traducido en un crecimiento de la parte pasiva, de los fondos a la vista. Cuando uno ve el crecimiento del margen financiero, una gran parte viene por eso. Esto lo que permite es un fondeo muy estable y a costo muy bajo.

“El segundo elemento, y que hemos impulsado en los últimos seis o siete años, es la parte de tecnología.

“La trasformación digital y la utilización de los medios digitales para servir –sobre todo en banca de personas– tienen un impacto grandísimo en eficiencia.

“Pasamos de servir a clientes en sucursales de block y ladrillo, con un costo de más de $2 por transacción, a un medio digital en el que cuestan centavos.

“Si vemos el crecimiento de los últimos tres años, y en particular del 2018, el crecimiento de la banca a través del medio móvil es exponencial.

“Agregaría el compromiso del equipo de colaboradores de BAC Credomatic, determinante en la ecuación para el éxito".

—¿Qué pasa con los gastos, crecen menos?

—Exactamente. Esa es la clave y lo vemos en el indicador de eficiencia (de cada dólar de ingreso cuánto se va en gasto). El esfuerzo que hemos hecho es ir reduciendo el gasto. ¿Cómo se hace esto? Todo lo que hablamos de la parte de digitalización.

—¿Cómo está ese indicador de eficiencia hoy y cuál ha sido el avance?

—Ese indicador está en 52,6%, pero viene de niveles de 56% hace tres años.

—Cuando BAC une su operación con Credomatic, ¿se da un efecto contable? Es decir, ¿podría ser esta una de las razones que expliquen el crecimiento de las utilidades en 2018?

—Sí, nosotros hace dos o tres años tomamos una decisión estratégica de funcionar bajo una sola marca, como una sola organización. Fue una iniciativa importante y uno de los elementos es una cartera que pasó al BAC, entonces sí hay un efecto, pero no es mucho. Ahora toda la cartera de tarjetas está dentro del BAC.

—Entonces, ¿la fusión sí explica parte del resultado, pero no es la causa principal?

—Es correcto. Al trasladar cartera, hay una parte del margen financiero que se traslada, también hay una parte importante de gasto por incobrables que estaba del otro lado y que se traslada. Y particularmente en 2018, el gasto por incobrables fue importante.

—¿A cuánto asciende la cartera que de tarjetas que BAC absorbió de Credomatic en ese momento?

—Representa menos del 2% de la cartera total de préstamos (equivaldría a poco más de ¢28.911 millones, según la cartera a diciembre 2018).

—Mencionaba antes las soluciones en medios de pago, ¿cuáles le han dado el mayor empuje al banco?

—Por ejemplo, en el tema de empresas. Desde hace muchísimos años, lo que hemos tratado de hacer es meternos en la cadena de medios de pago de la empresa. Eso significa desarrollar tecnología y los mejores servicios de pago y también de cobro.

"Una cosa que hicimos con mucho éxito fue buscar alianzas con los departamentos de recursos humanos de los principales empleadores del país y posicionar productos que les permitieran hacer su pago de planilla. Construimos con mucho esmero un producto como La Roja, con beneficios diferenciadores.

"Hoy en día pagamos más de 260.000 salarios a personas todos los meses.

“Otro ejemplo, es el pago a proveedores y manejo de cuentas por cobrar (PAYBAC, lanzado el año pasado)”.

—¿De cuánto ha sido la inversión en tecnología?

—Pensando en qué nos diferencia, la inversión en tecnología es un elemento. Son muchísimos millones de dólares que invertimos hace años. En 2018, se invirtieron $15 millones solo para la operación de Costa Rica.

—¿Las sucursales físicas dejan de estar en el mapa de expansión e inversión?

—Sucursales físicas son pocas. Siempre están en el plan de expansión, el año pasado fueron una o dos.

“Creo que las aperturas siguientes que hagamos van a ser más hacia la zona rural, más que en el Área Metropolitana. Hemos identificado a futuro algunas zonas que podrían ser interesantes. Por ejemplo, en Nicoya, en el sur y tal vez una o dos zonas en Heredia”.

—¿Vienen nuevos lanzamientos de productos o plataformas digitales?

—Tenemos una lista de innovaciones que vendrán pronto, relacionadas con pagos móviles y digitales.

—¿Con el celular?

—Sí, con el celular. Hay un par de variantes de pagos que van a ser con el celular, que va a ser bonito e innovador.

“Al final, la misión es facilitarles la vida a los clientes y ¿qué hay detrás de eso? Que manejen su flujo y sus fondos con nosotros, lo cual se traduce en un beneficio de marca”.

(No quiso ahondar más al respecto al tratarse de próximos lanzamientos que anunciarán posteriormente).

—El 2018 fue un año ácido para la banca estatal, principalmente por el aumento en la morosidad, ¿percibieron ustedes también un impacto?

—Correcto. Nosotros sentimos un aumento en la parte de personas, ya que realmente no tuvimos mayor impacto en la corporativa. Tanto en consumo, como en prendas e hipotecas ha habido un aumento de la mora, generado por el alza en las tasas de interés en dólares, principalmente la Libor. (El banco se vio afectado en dólares, al prestar más en esta moneda).

—¿A cuáles segmentos le quiere apostar el banco?

—Tenemos una misión de tener una empresa mucho más centrada en los clientes. La iniciativa se llama BAC Más Simple, lo que pretende es facilitar los trámites, gestiones y procesos con los clientes, pero también modificar la cultura organizacional (...).

“Esta transformación de la que hablo nos obliga a organizarnos de manera diferente y atender a tres segmentos: corporativo, pymes y personas. Con la capacidad de procesar información, uno puede –dentro de cada uno de esos grandes segmentos– hacer subsegmentos y desarrollar soluciones más interesantes.

“Por ejemplo, el segmento de mujeres es interesante. Se analiza y se genera una propuesta de valor. Tenemos Mujer Acelera que les da apoyo en su negocio”.

—¿Qué esperan del 2019?

—El mensaje nuestro es que estamos esperanzados, vemos de manera favorable el esfuerzo que se hizo para la aprobación del plan de saneamiento de las finanzas públicas. Ese fue un gran primer paso, ahora hay que complementar con otras acciones, pero sentimos que se están dando las condiciones para que ocurran.

“Si eso pasa, y se recobra la confianza y se puede reactivar un poco la economía, nosotros estamos anticipando un crecimiento moderado”.

—¿Cuál es la estimación de crecimiento de BAC?

—Nosotros aspiramos a un 10%, esa es la meta que tenemos. Creemos que es un crecimiento razonable en el entorno actual. Nos sentimos con las condiciones para lograrlo y el plan estratégico 2019 está construido alrededor de esta cifra.