Por: Manuel Avendaño Arce.   26 febrero
26/2/2020. San José, Edificio ODMs Banco Central. Presentación del Plan de Endeudamiento por parte del Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Costa Rica. Foto Jeffrey Zamora
26/2/2020. San José, Edificio ODMs Banco Central. Presentación del Plan de Endeudamiento por parte del Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Costa Rica. Foto Jeffrey Zamora

El Gobierno captará ¢1,5 billones en el mercado local durante los primeros seis meses del 2020 para cubrir sus necesidades de financiamiento.

La cifra fue anunciada la tarde de este miércoles durante la presentación del Plan de Endeudamiento para el primer semestre del año.

El Ministerio de Hacienda también pretende acceder a un paquete de tres créditos de apoyo presupuestario por $1.430 millones con cuatro organismos internacionales y enviará al Congreso una nueva solicitud para emitir bonos soberanos de deuda externa (eurobonos) por $1.500 millones para 2020. Sin embargo, la expectativa de captación en el mercado doméstico excluyen estas posibilidades de acceso a recursos.

Ese monto de emisión de bonos de deuda externa, iría ligado en el proyecto de ley a autorizaciones para emitir eurobonos por otros $1.000 millones en el 2021, 2022 y 2023, confirmó Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda.

Mauricio Arroyo, subtesorero nacional, detalló que de ese total de ¢1,5 billones ya se captaron ¢340.108 millones. La estrategia se enfocará en mantener al menos un 50% de las emisiones con tasa en colones, 20% con tasa en dólares, 10% con tasa variable y 10% con tasa piso cero.

De acuerdo con el subtesorero, durante el primer semestre del año se aplicará un mayor alargamiento del plazo de colocación enfocado en siete y diez años.

Resultados 2019

Hacienda logró captar ¢1,3 billones en el segundo semestre del 2019, la cifra representa el 93% de la meta inicial planteada en julio del año pasado que fue de ¢1,4 billones.

Según Arroyo, se cumplieron las necesidades financiamiento interno con un volumen más alto de colocación de de títulos a tasa fija y alargamiento en el plazo de colocación, ajustes significativos en las tasas de interés y mayor participación del sector privado en la tenencia de la deuda.

La gestión del portafolio entre julio y diciembre del año pasado permitió disminuir las colocaciones a corto plazo y se incrementó la participación del mercado primario.

Arroyo destacó el incremento en la confianza del mercado en gestión de pasivos que se evidenciaron con un histórico volumen de canjes en deuda interna y una reducción en los riesgos de refinanciamiento.

Melvin Quirós, director de crédito público del Ministerio de Hacienda, explicó que en 2019 se movieron a colocaciones de más largo plazo.

La deuda a menos de un año se redujo de 13% en 2018 a 7,7% en 2019, mientras que la deuda a más de cinco años creció de 47,2% a 56,5% en el mismo periodo.

El director de crédito público enfatizó las estrategias de canjes para buscar deuda a más largo plazo que favorece la composición del portafolio de la deuda del país.

El Gobierno buscará acceder a un paquete de tres créditos de apoyo presupuestario con organizaciones internacional por $1.430 millones.

Ese paquete se divide en un préstamo por $380 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Alianza Francesa, otro por $500 millones con la Corporación Andina de Fomento (CAF), y el último por $550 millones con el Banco Mundial.

Un respiro con Eurobonos

El Ministerio de Hacienda anunció en julio del 2019 que durante el segundo semestre del 2019 pretendía captar hasta ¢1,4 billones en el mercado interno más los $1.500 millones en bonos soberanos de deuda externa (eurobonos).

A mediados de noviembre del año pasado, Hacienda acudió al mercado internacional para buscar $1.500 millones en eurobonos, pero recibió ofertas hasta por $7.600 millones.

Inversionistas de los mercados de Estados Unidos, América Latina, Asia y Europa fueron los que mostraron mayor interés en los bonos soberanos costarricenses.

El 80% de los inversionistas que obtuvieron parte de la emisión son tenedores de largo plazo como administradores de portafolio, fondos de pensiones y aseguradoras. Los demás son principalmente bancos.

Quirós recalcó que Costa Rica no se puede desaparecer de los mercados internacionales por periodos largos como ocurrió durante los últimos cinco años.

Durante 2019 Costa Rica también tuvo acceso a un crédito de apoyo presupuestario por $350 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a un plazo de 20 años, con un periodo de gracia de cinco años, tasa Libor a tres meses más 0,92% y con la posibilidad de repago a los vencimientos de octubre.