Por: María Fernanda Cisneros.   30 mayo, 2019
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, saluda a Luis Carranza, presidente ejecutivo de CAF tras la firma de un préstamo el 24 de mayo.
La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, saluda a Luis Carranza, presidente ejecutivo de CAF tras la firma de un préstamo el 24 de mayo.

Si se alinean los planes del Gobierno, al menos $870 millones en financiamiento con organismos internacionales llegarían a las arcas de la Tesorería Nacional para atender sus obligaciones en lo que resta del 2019.

Esta cifra proviene de tres fuentes de recursos: el Banco de Desarrollo de América Latina, antes la Corporación Andina de Fomento (CAF); el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y una tercera que aún no ha trascendido, por estar en negociación.

Así lo confirmó Rocío Aguilar, ministra de Hacienda, durante el discurso que brindó a los asistentes del Foro de Finanzas e Inversión para América Central, de LatinFinance, llevado a cabo la mañana del 30 de mayo en el Hotel Real Intercontinental.

Estos recursos se sumarían a los $1.500 millones en bonos de deuda externa que se barajan en el Congreso, en caso de que lleguen a las arcas del Gobierno en algún momento del 2019.

Además del préstamo dado a conocer días atrás con el CAF, el Gobierno espera la aprobación de un préstamo por $350 millones, provenientes del BID.

Este financiamiento tiene a julio como periodo estimado de aprobación.

Y por último, $120 millones como tercera fuente de financiamiento. La ministra prefirió mantener en la sombra el nombre de la entidad que les prestaría estos recursos, pero afirmó que esperan también consolidar este año.

Por ahora, solo han trascendido los detalles del préstamo con la CAF, el cual corresponde a un monto de $500 millones, prestados a una tasa anual conformada por la Libor 6 meses más un margen de 1,85%. De este monto, el país aportará $100 millones a la misma entidad como aporte de capital.

Ese aporte le permitirá a Costa Rica ser miembro pleno de la CAF (diferente de asociado) y eventualmente acceder a más recursos en el largo plazo.

Este préstamo fue dado a conocer hace unos cinco días en conferencia de prensa, donde se detalló que el dinero será utilizado como apoyo presupuestario para las necesidades del gobierno en el corto y mediano plazo.

La operación tiene un plazo de 18 años, tres años de gracia y el resto para la amortización.

Aguilar, aprovechó su discurso para enlistar los que para ella son los principales retos del Gobierno Central para lo que resta del 2019 y destacar la alta necesidad de recursos que tiene la acera gubernamental.

A su criterio, existen dos principales desafíos en este año. Por un lado, precisamente el financiamiento que logre obtener Hacienda para atender las obligaciones del Estado, y por otro, la implementación de la reforma, la cual significa retos en términos de los cambios tecnológicos y otros que debe aplicar tributación.

Adicionalmente, destacó el gran reto de reactivar la economía.