Por: María Fernanda Cisneros.   25 octubre, 2018
Mauricio Arroyo, subtesorero nacional, calificó como positivo el resultado de este canje, lo que a su criterio demuestra que se recupera la confianza. Foto: Rafael Pacheco
Mauricio Arroyo, subtesorero nacional, calificó como positivo el resultado de este canje, lo que a su criterio demuestra que se recupera la confianza. Foto: Rafael Pacheco

El Ministerio de Hacienda canjeó ¢120.800 millones en vencimientos que estaban previstos para el 2019 pero ahora pasaron a los pendientes del año 2021.

Esta operación forma parte del voluminoso intercambio de títulos que el Gobierno anunció el lunes 22 de octubre y que programó para el jueves 25 y viernes 26 del mismo mes.

Además, en tan solo este canje, Hacienda alcanzó más de la mitad de los intercambios que había logrado en todo el 2018 (acumulaba hasta el momento unos ¢200.000 millones).

El hecho relevante anunció un monto de hasta ¢2 billones divididos entre ambos días casi con el mismo nivel de apetito.

Mauricio Arroyo, subtesorero nacional, calificó como positivo el resultado de este canje, lo que a su criterio demuestra que se recupera la confianza, e indicó que el objetivo es alcanzar casi una cifra igual el viernes 26 de octubre.

Parte de la mayor confianza, según Arroyo, obedece a que el mercado ve un ajuste de tasas a más largo plazo, mientras que en plazos de tres años los rendimientos se mantienen similares.

Las series canjeadas el 25 de octubre corresponden a vencimientos del 2019, principalmente del mes de setiembre (¢52.700 millones).

La mayoría de las seis series recibió ofertas que fueron asignadas, y se canjearon por títulos con vencimiento al 2021. La mayoría de ellos tasa fija a octubre del 2021 (¢80.000 millones) y títulos TPRAS (tasa ajustable) también al 2021 (cerca de ¢40.00 millones).

Respecto a las tasas, se asignaron las que Hacienda ha manejado recientemente, como tasa fija 9,45%.

Bancos, fideicomisos y hasta fondos de pensión formaron parte de los inversionistas interesados en las operaciones.

Además, Arroyo explicó que Tesorería se estableció la meta de superar la mega operación del 2016, cuando se alcanzó un intercambio histórico por ¢180.000 millones en una sola operación.

Los canjes para el 26 de octubre corresponden a títulos con vencimiento al 2020, que nunca se han ofrecido, por lo que Tesorería espera un alto apetito, principalmente por parte de operadoras de pensiones.

Estas operaciones le permitirían a Hacienda mejorar los resultados de montos canjeados a lo largo del 2018, año en el que este tipo de instrumentos ha visto muy de lejos las buenas cifras de años previos.

Al 4 de octubre, Hacienda acumulaba ¢205.661 millones en canjes, muy por debajo de los más de ¢652.000 millones intercambiados en 2017 y todavía más abajo de lo visto en 2016.

Por otro lado, el Gobierno tiene puesta la mirada en el cierre de la recepción de ofertas para el contrato de colocación.

El mercado ha estado a la expectativa de cuáles serán las ofertas de los contratos de colocación y las tasas de referencia.

La oferta mínima debe ser de $200 millones y un plazo mínimo de tres años. En cuanto a la moneda, puede ser en colones o en dólares.

Los resultados de esta operación se darán a conocer mediante un hecho relevante hasta que se firme el contrato, según asesoró la Superintendencia de Valores (Sugeval) a Hacienda. El proceso consiste en tres días para comunicar al mercado y tres días más para que eventualmente se realice una consulta. Por tanto, en aproximadamente una semana se publicarían las adjudicaciones, cuando estas ya estén en firme.