Finanzas

Hacienda toparía con un mercado local más exigente para sus captaciones en el 2022

Tasas de interés podrían ser mayores el próximo año

El Ministerio de Hacienda podría encontrarse un mercado local más difícil para el 2022, luego de un 2021 con inversionistas llenos de liquidez y condiciones favorables que le permitieron bajar los costos de financiamiento.

En el endurecimiento del mercado se conjugan diversos factores tanto políticos como financieros, mientras que el déficit fiscal continúa representando un alto porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) y el Gobierno batalla con el atraso en la aprobación de los proyectos legislativos necesarios para continuar con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El 2021 significó para Hacienda la disminución en las tasas de interés y un mercado dispuesto a colocar recursos en deuda pública, tras el exceso de liquidez en el sistema financiero nacional por una economía aún deprimida y poco demandante de créditos.

“La forma como Hacienda se ha financiado y las condiciones en las que lo ha hecho van a ser distintas; primero porque en el 2020-2021 gran parte de la nueva financiación del gobierno provino del sistema bancario, que sus depósitos crecieron una locura durante la pandemia, pero que su liquidez y sus depósitos ya se normalizaron”, explicó José Luis Arce, economista y director de FCS Capital.

Desde la Tesorería Nacional del Ministerio de Hacienda indicaron que las tasas de interés han mostrado reducciones importantes respecto a las tasas observadas a finales del 2018 y 2019. Así lo reflejan las curvas de rendimientos soberanas.

“En particular, cobra importancia si se comparan con las del 2018, momento de alta tensión en las condiciones a las que se realizaban las colocaciones de deuda pública. Respecto a este periodo se observan disminuciones de más de 600 puntos base en bonos a diez años, en colones y en dólares, de más de 410 puntos base en bonos a 10 años en dólares”, señaló la Tesorería en una respuesta enviada por correo electrónico.

Pese a las favorables condiciones de financiamiento que encontró el Gobierno con los inversionistas internos, el 2022 podría llegar con varios obstáculos para Hacienda, como la demanda de mayores tasas de interés que afectarían los costos a los que capta.

“Hacienda, para poder financiar su déficit, dado que no va a contar con la facilidad de los recursos de los bancos, va a tener que buscar en el mercado interno y va a tener que ajustar sus tasas; la miel sobre hojuelas que fue el 2020 y 2021 para Hacienda en sus subastas no va a estar presente y va a tener que esforzarse más (para captar)”, comentó Arce, economista de FCS Capital.

Asimismo, si las condiciones se presentan, la política monetaria que se ha mantenido durante la pandemia podría comenzar a cambiar de rumbo, lo que impactaría en el comportamiento de las tasas de interés hacia el alza.

A noviembre del 2021 el Gobierno había captado alrededor de ¢2,9 billones en títulos en colones, un monto superior a lo conseguido en el mismo periodo en 2018 y 2019. Las necesidades totales de financiamiento del Gobierno para el 2022, según el documento Marco Fiscal de Mediano Plazo, ascienden a un 11,3% del PIB, que deben completarse tanto con captación interna como con créditos externos.

Pero el mercado local también podría verse permeado por eventos externos, explicó el economista y asesor económico de Prival, Vidal Villalonos. Entre ellos están el aumento de tasas de interés en Estados Unidos que podría darse antes de lo esperado y la aparición de la nueva variante de la COVID-19 denominada ómicron.

Ante los factores que afectarían la economía mundial y que impactan en la nacional así como otros eventos en el contexto costarricense, señaló Villalobos, los inversionistas están cautos a las inversiones en bonos e incluso buscan opciones en el mercado secundario de valores o bien participar en instrumentos al corto plazo.

Otro de los factores que impactará en las percepciones de los inversionistas será el de las elecciones presidenciales, que llevan a la carrera por la silla en Zapote a una veintena de candidatos y una diversidad de tendencias que tendrán como parte de sus ejes centrales de campaña el manejo de las finanzas públicas y el acuerdo con el FMI.

Las encuestas publicadas a la fecha sugieren la realización de una segunda ronda, pues ninguno de los candidatos alcanzaría el porcentaje de votos necesarios para superar los comicios en la primera vuelta.

“La incertidumbre que puedan tener los inversionistas con los resultados y la evolución de ese proceso puede hacer que prefieran invertir a plazos cortos de uno o dos años o incluso menores, además podrían percibir mayor riesgo e incrementar el costo de captación para Hacienda”, explicó Freddy Quesada, gerente de INS Valores.

Por otro lado, el panorama fiscal y de financiamiento de Costa Rica podría complicarse si los empréstitos externos planeados no llegan a las arcas del Ministerio de Hacienda.

Aunque los proyectos legislativos necesarios para el FMI y un segundo desembolso del acuerdo continúan sin caminar a un ritmo favorable, el ministro de Hacienda, Elian Villegas, se mantiene optimista ante las condiciones del mercado para el próximo año y espera características similares a las del 2021. Incluso, dijo el ministro, las condiciones en las que se está desempeñando la economía costarricense permitirán mantener tasas bajas.

“Nosotros somos firmes creyentes en que la agenda que tenemos y que está presentada en la Asamblea es bastante benevolente y desde mi punto de vista los partidos políticos van a cumplir con su voto y nos van a apoyar en la aprobación de esos proyectos”, comentó Elian Villegas.

No obstante, una eventual suspensión del acuerdo del FMI y su segundo desembolso implicaría una mayor presión para el mercado interno en lo relacionado con las necesidades de financiamiento del gobierno.

Para Arce, existe el riesgo de que el acuerdo quede en estado de suspensión incluso hasta después del periodo electoral, lo que generaría que el ajuste de las finanzas públicas se realice únicamente por la vía de la regla fiscal.

Una de las opciones que podrían barajarse para la captación de recursos fuera del país es la colocación de nuevos eurobonos, sin embargo, para ello es necesario la aprobación de una nueva ley por parte de los congresistas.

Villegas aseguró que “la esperanza” es poder presentar el proyecto para la colocación de este tipo de títulos antes de que acabe el actual gobierno; no obstante, aseguró que son conscientes de la importancia de contar con una mejor calificación de riesgo para la emisión internacional.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.