Por: María Fernanda Cisneros.   5 octubre
El sector transporte fue el que presentó la mayor subida e impacto al alza en los precios de setiembre. Foto Alonso Tenorio
El sector transporte fue el que presentó la mayor subida e impacto al alza en los precios de setiembre. Foto Alonso Tenorio

La inflación, medida por la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 2,21% en setiembre, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Con ese resultado, el indicador se mantiene en la parte baja del rango meta establecido por el Banco Central (2% a 4%).

Desde que el jerarca de la autoridad monetaria, Rodrigo Cubero, asumió su cargo -en agosto pasado-, dijo que el Central tomaría las acciones que fueran necesarias para controlar las presiones en los precios. Es especial, si existe la amenaza de que el IPC se aleje de la meta.

El dinamismo de los precios es muy similar al 2,24% que mostró agosto pero por debajo de lo visto en febrero y marzo, meses que registraron crecimientos de 2,61% y 2,38%, respectivamente.

En setiembre de los últimos diez años, la variación interanual más alta de los precios llegó en 2013 (5,37%), mientras que la única negativa fue en 2015.

La variación acumulada -de enero a setiembre de 2018- fue de 1,01%, la más alta de todo el año. Mientras, la mensual -que un mes atrás fue negativa- se ubicó en 0,22%.

Las variaciones mensuales negativas vistas en setiembre de los años 2014, 2015 y 2016, pero en 2017 llegó a 0,25% y en 2018 0,22%.

En setiembre, los bienes y servicios que más crecieron e impactaron más los precios fueron el autómovil, la gasolina y la sandía. En contraparte, los que bajaron fueron la cebolla, la papa y el filete de pescado.

Además, poco más de la mitad de los grupos que conforman el índice aumentaron de precio. El sector transporte y salud fueron los que más crecieron.