Finanzas

Precios de eurobonos costarricenses se recuperan tras el impacto del conflicto entre Rusia y Ucrania

El mejor desempeño hasta ahora lo muestra el bono bde 43 (con vencimiento en 2043) el cual registra un crecimiento del 2,8% desde que empezó este conflicto

Los precios de los eurobonos costarricenses comenzaron a mostrar una recuperación luego de la caída registrada el pasado 24 de febrero, día en el que Rusia invadió a Ucrania; según evidencia un análisis realizado por el Departamento de Servicios Técnicos de la Bolsa Nacional de Valores de Costa Rica (BNV).

El mejor desempeño hasta ahora lo muestra el bono bde 43 (con vencimiento en 2043) el cual registra un crecimiento del 2,8% desde que empezó el conflicto. Este título pasó de un precio de 83,742% a marcar un precio de 86,085% el pasado viernes 18 de marzo.

Otro bono que reporta un desempeño positivo es el bde 31 (con vencimiento en 2031), que muestra un crecimiento del 1,88% entre las mismas fechas analizadas.

De acuerdo con un comunicado de prensa emitido por la Bolsa Nacional de Valores, este miércoles 23 de marzo, estos dos títulos registraron la mayor caída el 24 de febrero, lo cual se debe a su vencimiento —alrededor de diez años—, situación que llevó a muchos inversionistas internacionales a vender sus posiciones con riesgo para adquirir títulos de mayor seguridad como los bonos del Tesoro de Estados Unidos a diez años plazo.

“A la fecha muchos inversionistas empezaron a retomar lentamente las posiciones que tenían antes del conflicto, esto explica la recuperación que muestran los dos instrumentos de deuda externa emitidos por Costa Rica”, indica el comunicado.

Desde el inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania, los bonos de deuda externa emitidos por Costa Rica han experimentado una alta volatilidad en los mercados bursátiles internacionales.

Incluso, el director general de la BNV, César Restrepo, considera que es importante recordar que los mercados están muy sensibles a las noticias del conflicto militar entre Rusia y Ucrania, pero el anuncio de la Reserva Federal (Fed), de aumentar su rango para las tasas de control monetario en 25 puntos base, generó un clima de confianza en los últimos días.

En el caso de Costa Rica, las recientes mejoras en las perspectivas de las calificaciones crediticias por parte de Fitch Ratings y Standard & Poor’s envían señales positivas a los mercados.

“Otros factores positivos a favor de Costa Rica son el reciente aval del Fondo Monetario Internacional (FMI) para desembolsar $300 millones como parte del programa de ajuste fiscal y la aprobación de la Ley de Empleo Público en la Asamblea Legislativa”, añadió Restrepo.

Por su parte, dentro de los riesgos globales que existen se encuentran el alto precio de las materias primas relacionadas con la energía (petróleo, gas y electricidad) y los granos (arroz, trigo y cereal); así como a las menores previsiones del crecimiento económico mundial.

De tal forma que, según el comunicado de prensa de la Bolsa Nacional de Valores de Costa Rica, la volatilidad de los eurobonos todavía se mantiene alta y se podrían esperar variaciones importantes en caso de que se materialice algún riesgo geopolítico o macroeconómico.

Mónica Cerdas

Mónica Cerdas

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduada de la carrera de Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.