Por: María Fernanda Cisneros.   13 diciembre, 2019
La industria de la construcción ha sido golpeada por la menor edificación privada de inmuebles no residenciales y de proyectos con destino público, estos últimos debido a reducciones presupuestarias y complejos procesos de expropiación, adjudicación y revisión de carteles, entre otros. Foto: Rafael Pacheco
La industria de la construcción ha sido golpeada por la menor edificación privada de inmuebles no residenciales y de proyectos con destino público, estos últimos debido a reducciones presupuestarias y complejos procesos de expropiación, adjudicación y revisión de carteles, entre otros. Foto: Rafael Pacheco

La actividad económica cumplió cinco meses de crecimiento consecutivo y alcanzó el mayor dinamismo visto en los últimos catorce meses.

La agricultura continúa la recuperación vista desde agosto y el sector comercio registró cifras positivas por primera vez en el 2019.

El desempeño de estas dos actividades, al lado de los segmentos de servicios de enseñanza y salud, así como los empresariales y la manufactura de regímenes especiales es lo que dinamiza la producción.

El Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) creció de forma interanual 2,5% a octubre. Asimismo, la tasa de variación trimestral anualizada (ajustada por estacionalidad) fue de 4,9% a octubre, “lo que sugiere que esa recuperación lleva un impulso importante”, indicó el reporte del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Resultados por industria

Los servicios de enseñanza y salud fueron los que más aportaron al crecimiento de la producción, con un repunte interanual del 10%. Durante los últimos cuatro meses del 2018 se gestó la huelga de los empleados del sector público y esto redujo el dinamismo del sector de forma importante, ahora se recupera y esto genera un aumento mayor.

Le sigue la manufactura debido a la producción de implementos médicos y productos alimenticios en las empresas del régimen especial, mientras las del especial perciben una reducción.

Aun así, la manufactura decrece menos que meses atrás debido a la mejoría en las exportaciones destinadas a Centroamérica, región que se vio golpeada por el conflicto político en Nicaragua pero que ya se está recuperando.

Los servicios informáticos y empresariales, por su lado, crecieron 7,5% y 3,8% respectivamente.

El sector agropecuario creció nuevamente y parece haber dejado atrás la contracción que experimentó por un periodo de diez meses.

El comercio sigue deprimido, pero abandonó las cifras negativas. A octubre, creció 0,2%, impulsado por las ventas de consumo masivo.

La construcción sigue en la senda de la contracción, pero da señales preliminares de recuperación.

“Al analizar las variaciones trimestrales anualizadas de la serie ajustada por estacionalidad, se observa que la actividad de construcción alcanzó su nivel más bajo de crecimiento en el mes de junio y desde entonces se recupera. De hecho, lleva ya dos meses de mostrar tasas de crecimiento trimestral positivas”, explicó el informe del Banco Central.

Siete signos de mejora

Estos son los puntos que destaca el Banco Central de la dinámica que sigue la producción en la actualidad.

  1. Continúa la recuperación de la producción nacional, con un crecimiento anual de 2,5% en octubre 2019.
  2. El crecimiento anual para octubre es el más alto en los últimos catorce meses (desde setiembre de 2018).
  3. Además, por primera vez desde marzo de 2016, la variación interanual supera a la del mismo mes del año previo.
  4. El incremento de la producción en términos interanuales se presenta en 4 de las 5 grandes actividades que componen el IMAE, y es especialmente significativo en los servicios de educación y salud.
  5. Hay indicios de recuperación en la producción manufacturera del régimen definitivo.
  6. La actividad productiva agropecuaria y del comercio crecen, luego de varios meses de contracción.
  7. La industria de la construcción, aunque sigue contrayéndose en términos interanuales, muestra ya indicios de recuperación al observarse las tasas de variación trimestral.