Finanzas

Recope mantiene en firme sus planes de inversión en infraestructura pese a caída en ingresos

El colapso mundial de la demanda de combustibles ocasionó una disminución estimada del 30% de los ingresos de Recope

Los jerarcaas de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) aseguraron que pese a que ha sido un año de ‘muchos retos’, se mantienen firmes con sus planes de inversión a cuatro años, además comentaron que Recope tuvo una respuesta rápida y firme ante la pandemia.

La declaraciones las dieron el pasado 3 de diciembre en donde dieron a conocer las proncipales cifras y resultados. En la actividad participaron Alejandro Villalobos, presidente de la entidad; Edgar Gutiérrez, gerente de administración y finanzas y Oscar Acuña, director de planificación, entre otros.

Durante la rendición de cuentas, Gutiérrez comparó el 2019 con los cambios que ha tenido la entidad para este 2020 debido a la pandemia.

En cuanto al volumen de ventas de combustibles, Recope muestra una variación interanual del -19% con respecto al 2019.

“Debido a las restricciones a la movilidad las ventas se han reducido drásticamente, el Jet Fuel cayó en un 51%, la gasolina en un 20% y el diesel presentó una decrecimiento del 11%” comentó Gutiérrez.

Con respecto a la importación de la materia prima, al haber menos demanda también representó una reducción en los volúmenes importados. En términos generales, Recope reporta una variación anual del -21% en el total de importaciones y una diferencia de -4,7 millones de barriles (bbl).

De acuerdo con Gutiérrez la caída en las importaciones de barriles de petróleo obedece a las restricciones de movilidad que tuvo el país durante la pandemia.

Por otra parte, la crisis también puso a prueba la captación de ingresos de la entidad pues a raíz del cierre de fronteras y las restricciones de movilidad la empresa observó una reducción del 30% de sus ingresos. Adicionalmente el precio promedio del crudo cayó un 19%.

Gutiérrez enfatizó en el compromiso de la entidad por hacer una reducción continua del gasto de operación e indicó que para el 2020 la disminución del gasto esperada será del 5%.

En cuanto a los retos de la institución se presentaron cinco aristas, la primera es sobre crisis fiscal y de la deuda, en segundo lugar sus planes de inversión, seguido de la reducción del gasto que depende de cambios legislativos y la fijación de precios tras la caída de las ventas.

Asimismo para mitigar el aumento en del costo del financiamiento, debido a la crisis fiscal del país, Recope consideró la optimización de la liquidez de la empresa, mediante la administración de los inventarios, dada la reducción del volumen de ventas y acelerar los aportes al Fondo de Amortización de Bonos.

Inversiones

En la presentación del plan de inversión la entidad aseguró que planea invertir $500 millones en obras de almacenamiento y distribución en los próximos cuatro años (2020 al 2024).

Gutiérrez comentó que actualmente el país depende de la importación del combustible por el Atlántico, situación que desean optimizar. Bajo esta premisa destinarán el 73% de los recursos para una nueva terminal en el Pacífico y una Chorotega.

El proyecto de la terminal del Pacífico tendrá una inversión total de $207 millones, mientras que para la terminal Chorotega y poliducto Barranca planean invertir $160 millones.

Con respecto a los fondos aún no tienen claro si vendrán de financiamiento o si serán de capital propio, pero aseguran trabajan en un plan para mejorar las perspectivas de inversión en el corto plazo.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.