Por: María Fernanda Cisneros.   21 marzo

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) votó de forma unánime para subir la tasa de interés pagada en los saldos de reserva y en exceso al 1,75%, cifra que se hará efectiva desde el 22 de marzo del 2018.

Esta subida llega sin sorpresa para el mercado, que desde hace días alertaba sobre el muy posible anuncio de alza de tipos de interés tras la llegada de Jerome Powell, el nuevo presidente de la Fed.

En adelante, "el Comité espera que las condiciones económicas evolucionen de manera tal que garantiza aumentos graduales adicionales en la tasa de fondos federales; la tasa de fondos federales es probable permanecer, durante algún tiempo, por debajo de los niveles que se espera que prevalezcan a largo plazo", explicó el comunicado de prensa.

"Sin embargo, la ruta real de la tasa de fondos federales dependerá de la perspectiva económica como informado por los datos entrantes", añadió el documento.

Como es usual, la Fed analizó una serie de elementos económicos para tomar su decisión, entre ellos están el empleo y la inflación.

En enero, el mercado de trabajo continuó fortaleciéndose y la actividad económica también ha aumentado a un ritmo moderado. Las ganancias de empleo han sido fuertes en los últimos meses y la tasa de desempleo se ha mantenido baja.

Adicionalmente, los datos recientes sugieren que las tasas de crecimiento del gasto de los hogares y la inversión fija del negocio se ha moderado desde su fuerte cuarto trimestre del 2017.

Respecto a la inflación, el informe de la Fed indicó que sobre una base de 12 meses, tanto la inflación general como la de elementos -exceptuando comida y energía- continúan con un dinamismo menor al 2%.

Dado un fortalecimiento de la perspectiva económica en los últimos meses, el Comité espera que -con nuevos ajustes graduales en la postura de la política monetaria- la actividad económica se expanda a un ritmo moderado en el mediano plazo y las condiciones del mercado de trabajo se mantengan fuertes.

La Fed espera que la inflación, en una base de 12 meses, suba en los próximos meses y se estabilice entorno al 2% objetivo a mediano plazo.

Los riesgos a corto plazo, para las perspectivas económicas, parecen estar equilibrados pero el Comité sigue de cerca cómo evoluciona la inflación.

El Comité Federal de Mercado Abierto ordenó realizar operaciones según sea necesario para mantener la tasa de los fondos federales en un rango de 1,50% y 1,75%, incluida la recompra inversa durante las operaciones de la noche.

Por otro lado, la Fed aprobó un aumento en la tasa de crédito primario al 2,25%.