Finanzas

Seis contenidos clave que debe revisar en su contrato de tarjeta de crédito

Aunque suelen ser extensos y de letra pequeña, es relavante que los usuarios conozcan detalles de lo que firman con las entidades emisoras, entre lo que puede estar el cobro de comisiones

Al adquirir una tarjeta de crédito los usuarios aceptan una serie de normas que deberán cumplir, pues de lo contrario podrán afectar su relación con la entidad bancaria o inclusive el sistema financiero nacional.

Estas normas son las que cada persona autoriza a la entidad bancaria a ejercer a través con la firma del convenio.

El contrato de emisión de una tarjeta de crédito es el documento legal que regula las condiciones generales pactadas entre el producto otorgado por la entidad financiera y las responsabilidades que asume el tarjetahabiente.

Ernesto Solano, abogado de la Oficina del Cosumidor Financiero explicó que el contrato se debe leer de manera pausada y detalladamente pero, entre los principales aspectos que recomienda prestar atención son la tasa de interés anual y mensual, las comisiones de la tarjeta y el interés del extrafinanciamiento.

“En el contrato se estipulan todas las condiciones necesarias para tener la referencia de lo que se puede hacer y lo que me van a cobrar por usar la tarjeta”, agregó el administrador de empresas y asesor financiero Julio Espinoza.

Si usted como usuario está considerando adquirir una tarjeta de crédito, deberá asegurarse de revisar los siguientes contenidos de lo que va a firmar:

1. Límite de crédito

El límite de crédito es el monto máximo al que usted podrá acceder a través de sus compras. Es importante conocerlo porque de esta manera podrá ejecutar un presupuesto según sus montos de débito y el porcentaje que decida financiar a través del crédito. Recuerde evitar acceder a un límite mayor del que pueda soportar sus finanzas personales.

2. Tasas de interés

En el campo del interés hay toda una serie de aspectos importantes que se deberán considerar, el primero es el tipo de interés con el que cuenta la tarjeta de crédito. Hay un interés corriente y un interés moratorio.

La tasa de interés ‘corriente’ que cobra una tarjeta de crédito es el costo por financiar las compras. Es decir, cuánto me costarán mis artículos o servicios si decido retrasar los pagos de contado.

Es importante entender que entre más alta sea la tasa, mayor es el costo de financiamiento, en caso de requerir el servicio financiero.

Debido a la Ley 7472 de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor los emisores de tarjetas de crédito no podrán ofrecer tasas de interés que superen un 33,66% en colones y 28,69% en dólares en este momento.

“Antes de aceptar una tarjeta de crédito, lo primero que debe hacer es comparar las distintas tasas de interés que ofrece el mercado, previendo que, en caso de necesitar el financiamiento, pueda hacerlo con la tarjeta que ofrezca la tasa de interés más baja”, agregó Gerald Muñoz, gerente de medios de pago de Coopeservidores.

Al tomar en cuenta la tasa máxima permitida actualmente y si usted como tarjehabitante gastó ¢100.000 pero no realizó el pago de contado y financió durante un año ese saldo, terminará pagándole a la entidad financiera un total ¢133.000 aproximadamente (¢100.000 de la deuda y ¢33.000 de intereses). Esto si se tomara en cuenta un solo monto, pero al ser un crédito revolutivo esto casi nunca ocurre de esa manera.

Este es el escenario para la tasa de interés corriente, la cual se paga en el día a día. No obstante también, en algunos casos, existe el interés moratorio el cual consiste en un interés mensual o anual ―dependiendo de lo que especifique el contrato— que se cancela por el retraso injustificado del aporte o pago del monto mínimo de la deuda.

3. Fecha de corte y de pago

La fecha de corte representa el fin del periodo de compras realizadas con la tarjeta de crédito, indica el consumo realizado en los últimos 30 días.

Por ejemplo, si la fecha de corte es el día 15, de esta manera indica todas las compras que por ejemplo se hicieron con la tarjeta del 16 de agosto al 15 de setiembre.

La fecha de pago es el día límite en el mes para pagar el monto de dinero indicado en la fecha de corte anterior.

El plazo de días para realizar los pagos puede variar según cada entidad financiera, por lo que es otro aspecto importante por considerar al elegir cuál entidad financiera brinda un plazo mayor para hacer el pago.

Hay una fecha de pago para el de contado y una para el pago mínimo, en algunas entidades es la misma fecha.

Tanto la fecha de corte como la fecha de pago se especifican en el estado de cuenta que recibe el tarjetahabiente, de ahí la importancia de revisarlo en detalle.

4. Seguro

En ocasiones cuando los usuarios solicitan las tarjetas de crédito la entidad financiera les proporciona casi que de inmediato, pero no todas las pólizas tienen las misma cobertura o prima.

Muñoz explicó que una regla de oro para los usuarios de tarjetas de crédito es contar con un seguro que cubra sus compras en caso de pérdida, robo o fraude.

Cada usuario deberá revisar en su contrato que el seguro cubra el monto total del límite de crédito de la tarjeta. Entre más límite se tenga, mayor será el monto por el seguro a pagar. Deberá también conocer las condiciones, en caso de que se presente un robo o un fraude.

Asimismo Espinoza explicó que en el caso de que se financie con la tarjeta, revisar si la entidad le ofrece un seguro que cubra la deuda.

“Si está dentro de sus posibilidades considere los planes de asistencia (dentro de la póliza de seguros) que le pueden sacar de apuros en más de una ocasión. Por ejemplo, en CS Corredora de Seguros le ofrecemos tanto el seguro de la tarjeta como asistencia vial, odontológica y funeraria”, agregó Muñoz.

5. Tarifas por comisiones

Hay entidades bancarias que cuentan con cobros por actividades extraordinarias con los plásticos.

Por ejemplo, cuando como usuarios se hacen compras en el extranjero, solicita avances de dinero en efectivo, la gestión de operación de tarjeta de crédito en atraso, cobros por solicitar un duplicado de la tarjeta, entre otros. Estas suelen ser comisiones relativamente bajas, pero que pueden llegara sumar un monto importante si quedan fuera de control.

6. Tipo de Tarjeta

Es importante que revise cuál emisor o firma de gestión de pagos le fue asignado (visa, mastercard, american express) y su respectivo programa de lealtad. En algunos casos pueden ser millas, cashback o descuentos en futuras compras.

Según sea el plan de beneficios también debe revisar el esquema de intercambio o el tipo de cambio entre los puntos y los colones o dólares que recibirá por ellos en compras.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.