Alerta sobre déficit fiscal y economía de Estados Unidos

Por: María Fernanda Cisneros 4 enero, 2015
Uno de los aspectos que ilumina el panorama económico del año que recién comienza es la caída del precio internacional del petróleo.
Uno de los aspectos que ilumina el panorama económico del año que recién comienza es la caída del precio internacional del petróleo.

El sector productivo deberá mantenerse cauto en las decisiones que tome en el 2015; año en que el panorama económico no da señales claras que renueven el optimismo, aunque tampoco pinta del todo adverso.

Especialistas consultados por EF concuerdan en que los resultados del año pasado no permiten pensar en 2015 mucho mejor, aunque sí se podría esperar una situación relativamente similar.

La estimación de que la llegada del 2015 debe recibirse con precaución se debe, entre otros, a la incertidumbre sobre la capacidad de la economía estadounidense de mantener el ritmo de crecimiento que ha registrado en los últimos meses.

De ello dependerá, en gran parte, que el positivismo pueda surgir en estos 12 meses.

La tan esperada subida en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed), de EE. UU., podría no darse sino hasta en el tercer o el cuarto trimestre.

En el plano local, el déficit fiscal continuará siendo el protagonista en el abanico preocupaciones del Gobierno.

El faltante en las finanzas del Gobierno Central llegaría a representar un 6,4% de la producción si no se implementan medidas especiales o se aprueban reformas tributarias.

La tasa de crecimiento de la actividad económica muestra pocas posibilidades de despegue.

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) podría ubicarse por debajo de la meta del Banco Central (3,4%).

Otra de las variables que representa una preocupación para los empresarios es la tasa de desempleo, situada en un 10% y que será difícil bajar, según los especialistas.

Sumado a esto, el clima de negocios muestra todo menos optimismo. Actualmente predomina la baja confianza para ejecutar nuevas inversiones.

Según el último Barómetro de Empresas de la firma Deloitte, un 56% de los empresarios del país piensa que el clima para invertir es peor que el de un año atrás.

Entre los aspectos que iluminan el panorama económico del año que recién comienza están la caída del precio internacional del petróleo y la nueva emisión de eurobonos por $1.000 millones, la cuál podría realizarse a inicios de este año.

Un tipo de cambio estable y una inflación que regresaría pronto al rango meta establecido por el Central (entre 3% y 5%) serían algunos efectos positivos de esas dos factores.

Proyecciones para este año

Estimaciones porcentuales del comportamiento de los macroprecios en el 2015.

Entidad

PIB

TBP

Tipo de cambio

Inflación

Aldesa

3,3

7,3 y 7,8

540-560*

Dentro del rango meta**

BCCR

3,6

n.d.

n.d.

3,0-5,0

Ecoanálisis

3,2

8,0

Devaluación 8,0

5,8

INS Valores

4,0

7,75

565*

5,0

Mercado de Valores

PNB 3,60

8,25

Devaluación 4,0

5,0

Rumbo del país traza un déficit fiscal mayor

La subida de escalones del déficit fiscal en este 2015 es inevitable, así lo afirma Edna Camacho, economista y presidenta de la Academia de Centroamérica.

Para Camacho, este indicador se ubicará cerca del 6,4% de la producción local en el 2015.

Son dos las razones que explican esta proyección: el pago de intereses y los salarios. Entre ambos acaparan cerca del 60% del gasto total del Gobierno Central.

En primera instancia, el país ha venido acumulando una deuda cada vez mayor. La expectativa es que para el 2015 la deuda equivalga a un 39% del Producto Interno Bruto (PIB), cuando el año anterior rondaba el 36%.

 Rumbo del país traza un déficit fiscal mayor
Rumbo del país traza un déficit fiscal mayor

Lo anterior va generando un aumento en la carga financiera, espoleada tanto por el pago de intereses como por el tamaño de la deuda.

Por el lado de los salarios, hubo un incremento significativo para el sector público, de entre un 4% y un 5%, a lo que se le sumará el aumento que se acuerde en el transcurso de este mes.

"Hay que ponerle mucha atención a la negociación que se haga con los sindicatos de empleados públicos, esto va a determinar cuánto más aumente el rubro de salarios", explicó Camacho.

Ante este panorama, aprovechar el oxígeno que brindará la emisión de eurobonos programada para inicio de año ($1.000 millones), abre posibilidades para que el Gobierno salga a flote.

Los fondos externos reducirán la necesidad de Hacienda de financiarse en el mercado interno y alivia la presión sobre las tasas de interés en colones.

Respecto de los proyectos anunciados sobre la transformación del impuesto de ventas actual a un impuesto al valor agregado (IVA) y el de renta global, es muy probable que buena parte del año se vaya en negociaciones en la Asamblea Legislativa.

Comercio exterior requiere más fuerza

En el campo del comercio internacional, el país debe fijar su mirada en fomentar las exportaciones y atraer más Inversión Extranjera Directa (IED) en este 2015, aún más en medio de un panorama externo complejo.

La tasa de crecimiento del comercio exterior viene en picada desde abril, y la IED decreció 18,6% en el 2014.

Esta es la visión de Douglas Montero, gerente de mercado internacional del puesto de bolsa Mercado de Valores. Para él, el país necesita un impulso exportador, que sume valor a las zonas francas y que sea un contrapeso del cierre de la planta manufacturera de Intel.

Una buena noticia es la mejoría en la economía de Estados Unidos, con un fuerte repunte en los últimos trimestres del 2014. De mantenerse, esto generaría un impacto positivo en Costa Rica, al ser este su principal socio comercial.

Sin embargo, la recomendación es ser cautos. La Reserva Federal (Fed), de EE. UU., ha dado pasos que permiten vislumbrar que el aumento de las tasas de interés llegaría hasta en el tercer o cuarto trimestres.

Comercio exterior requiere más fuerza
Comercio exterior requiere más fuerza

El primer movimiento de tasas sería cercano al 0,25%.

En la mira de la Fed está la tasa de inflación que se ubica en un 2%, por debajo de la meta establecidad por la entidad. Los precios del petróleo y otros están bajos, lo que contendrá este indicador durante el primer semestre.

Respecto a los mercados accionarios de ese país, el 2015 traería un repunte del 6%.

En otras regiones, la economía de Europa crece pero con lentitud, mientras que Asia pasa por una etapa de acomodo hacia niveles más bajos de crecimiento.

Ante esto, el foco de las negociaciones deberían centrarse más en Estados Unidos, pese a las dudas sobre su crecimiento.

Crédito más caro y menos inversiones

Crédito costoso y un nivel de inversión privada menor al del año pasado es el panorama que prevé Gerardo Corrales, gerente general de BAC San José.

En el mercado interno, el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) ha mostrado una desaceleración.

La tasa de crecimiento a finales del año pasado rondaba el 3%, cuando la expectativa del Banco Central es que la economía alcanzara un incremento del 3,5% al cierre del 2014.

Otra preocupación es el impacto que pueda generar la aprobación del Presupuesto Nacional, con un repunte del 19% de en los gastos.

 Crédito más caro y menos inversiones
Crédito más caro y menos inversiones

El déficit fiscal es el que enciende más alarmas pues podría causar un estrujamiento del financiamiento al sector privado. Esto siempre que el Ministerio de Hacienda compita con fuerza por la captación de dinero en el mercado local.

La voracidad por fondos del Gobierno y la posibilidad de un incremento de tasas de interés en el exterior, hacen que el 2015 traiga créditos más caros, sea en colones o dólares, para los empresarias y las familias. Además, los bancos serán más selectivos desde el punto de vista de riesgo.

Los préstamos en colones sería menos atractivos, con un tipo de cambio estable.

La subida en las tasas de interés representa un reto para la banca este año: el control de la morosidad.

El aspecto positivo para este año es la baja en el precio del petróleo, que mantendría el tipo de cambio estable, controlaría la inflación y la balanza de pagos.

Este año, el sector servicios sería el más dinámico, de la mano del turismo, que se está reactivando. En tanto la industria, comercio y construcción serían los de menor crecimiento.

Según Corrales, el Presupuesto Nacional y el levantamiento al veto que frenaba la Reforma Procesal Laboral preocupan por el giro que se le pretende dar a la economía.

Inflación regresaría pronto al rango meta

Tras ocho meses de haber dejado su cargo como presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Rodrigo Bolaños dijo que la inflación regresaría al rango meta antes de lo esperado.

Si se proyectaba que el aumento de los precios se ubicaría entre 3% y 5% en marzo, esto podría ocurrir en enero o febrero.

Para el exjerarca, lo que permitiría retornar a esos niveles de inflación es la baja en el precio internacional del petróleo, y no tanto las medidas del Central.

Precisamente las acciones del Central en los últimos meses demuestran una preferencia por buscar la estabilidad del tipo de cambio.

Aunque Bolaños calificó como buena la decisión de la entidad de optar por una intervención en el mercado mayorista Monex para mantener el tipo de cambio estable, recalcó que espera que sea una medida transitoria.

La gestión de la autoridad monetaria se ha enfocado en la compra de dólares, lo que inyecta liquidez a la economía.

Sin embargo, si esta práctica se extiende en el tiempo, generaría presiones crediticias, monetarias y de gasto, lo que tendría un efecto al alza en la inflación.

Bolaños afirmó que ya es hora de eliminar las bandas cambiaras, pero considera que sería sano permitir la fluctuación del tipo de cambio en cierto nivel.

 Inflación regresaría pronto al rango meta
Inflación regresaría pronto al rango meta

"No se debería intervenir por mucho tiempo, ni por costos muy altos", opinó el doctor en economía de la Universidad de Chicago, Estados Unidos.

Mientras intenta controlar la inflación y el tipo de cambio, el Central debe lidiar con las presiones que el déficit del Gobierno ejerce sobre la economía.

Si el déficit fiscal continúa al alza, se hará más difícil mantener la meta inflacionaria.

Además, el manejo que haga el Gobierno de la deuda interna y externa será determinante, aseguró Bolaños.

La ausencia de un ajuste fiscal aumentaría la posibilidad de otra emisión de eurobonos, sin embargo esto traería presiones a la baja del tipo de cambio, y más deuda pública contra mayores reservas internacionales.