Finanzas

Sistema Financiero Nacional mantuvo a salvo su solvencia y liquidez durante el 2021

Los principales indicadores de solidez del sistema financiero se han mantenido “muy sólidos” y por encima del umbral regulatorio de normalidad de la Sugef

El Sistema Financiero Nacional mantuvo, en el 2021, indicadores de liquidez y solvencia “adecuados” de acuerdo con los umbrales regulatorios, según el Informe Semestral de Estabilidad Financiera 2022; a pesar de que persisten algunos efectos de la pandemia de la COVID-19 sobre la economía de Costa Rica.

Además, de acuerdo con Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), la política financiera de ajuste a la normativa prudencial que había aprobado el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) desde el 2020, se mantuvo en el 2021, lo cual amortiguó el impacto de la pandemia sobre el Sistema Financiero Nacional.

“Ciertamente eso ha enmarcado también lo que ha sido el impacto de la pandemia sobre el Sistema Financiero Nacional, porque claramente esas políticas al igual que la política monetaria expansiva y contracíclica del Banco Central contribuyeron a mitigar los riesgos que para el sistema financiero aportaba la pandemia”, indicó Cubero en la presentación del Informe Semestral de Estabilidad Financiera 2022, realizada este jueves 5 de mayo a través de una conferencia de prensa.

También, el presidente del Banco Central mencionó que los principales indicadores de solidez del sistema financiero se han mantenido “muy sólidos” y por encima del umbral regulatorio de normalidad de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), de acuerdo con los indicadores que publica el Fondo Monetario Internacional (FMI) para Costa Rica.

Incluso, la mora sobre el total de préstamos también se ha mantenido en niveles acotados. “Aunque sí ha aumentado la mora de un segmento muy particular, muy vulnerable a choques, que es el segmento de deudores en moneda extranjera que no son generadores de divisas (es decir, aquellos que no tienen ingresos en esa moneda). En ese segmento sí se ha visto un incremento importante de la mora”, explicó Cubero.

Además, en el 2021, el sistema financiero logró recuperar la rentabilidad sobre el patrimonio que se había deteriorado “significativamente” en el 2020. El jerarca del Central expuso que esa mayor rentabilidad se vio impulsada, básicamente, por los bajos costos de captación que se dieron en el contexto del año 2021 y el crecimiento del crédito en moneda nacional al sector privado.

Ha habido ciertamente una mejora importante en los indicadores de solidez financiera del Sistema Financiero Nacional.

—  Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica

Por su parte, de acuerdo con Alberto Dent, presidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, el Informe también muestra una destacada fortaleza ante choques económicos adversos, obteniendo de manera general indicadores financieros por encima de los umbrales regulatorios.

“Adicionalmente, (en el Informe) se menciona la aprobación de la Ley de la Creación del Fondo de Avales, lo cual constituye una fuente de recursos frescos para aportar a la recuperación de la economía costarricense, particularmente aquella más afectada por la pandemia”, agregó el jerarca del Conassif.

Mora golpea no generadores de divisas

Mientras que en colones la mora ampliada ha venido moviéndose a la baja, en moneda extranjera ha subido “significativamente”. Según explicó el presidente del BCCR, esto se da pese a que las tasas de interés tanto en moneda nacional como en dólares se mantuvieron bajas.

“Hubiera sido otra historia si las tasas las hubieran movido al alza en el 2021. Pero sí esperamos en el 2022 ver un movimiento al alza (en las tasas de interés) y esto entonces podría comprometer aún más la mora, sobre todo para el segmento más vulnerable que como lo hemos dicho es el segmento de deudores no generadores en moneda extranjera”, comentó Cubero.

En los créditos en moneda extranjera sí hemos visto que se ha aumentado la mora amplia, es decir, aquí se han materializado en alguna medida los riesgos que habíamos venido apuntando de un segmento que era particularmente vulnerable, no solo porque tenía la exposición al riesgo cambiario sino porque muchos de estos deudores (...), se endeudaron en moneda extranjera y no son generadores (de divisas), tenían una capacidad de pago relativamente limitada. Es decir, tenían un colchón de flexibilidad para absorber aumentos en el servicio de la deuda muy limitados. De manera que cualquier pequeño choque que afectara el tamaño del servicio de la deuda o que afectara su nivel de ingresos, afectaba directamente su capacidad de darle pleno servicio a sus deudas y eso se ha materializado en un aumento de la mora amplia.

—  Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central de Costa Rica

Por otro lado, de acuerdo con la superintendente general de Entidades Financieras, Rocío Aguilar, a marzo del año en curso, la morosidad en moneda extranjera en general era de 3,4%; por su parte la mora total era de 2,32%.

Asimismo, Aguilar indicó en la conferencia de prensa que, en moneda extranjera, la morosidad a no generadores es de 3,40%, mientras que la mora a generadores es de 2,21%.

Crédito al sector privado

En la presentación del Informe Semestral de Estabilidad Financiera 2022, el presidente del Banco Central de Costa Rica también expuso que en el 2021 y lo que va de este año se recuperó el crédito en colones al sector privado, pues la variación interanual de ese crédito ha venido acelerándose y en marzo pasado registró un 5,6%.

Esta recuperación del crédito fue impulsada por una combinación de factores, entre ellos: la recuperación de la producción y el empleo; la extensión de varias medidas financieras de apoyo a la liquidez, al crédito y a la gestión de riesgos; y las mejores condiciones crediticias promovidas por la política monetaria expansiva y contracíclica del BCCR.

No obstante, el crédito en dólares al sector privado ha mostrado una merma en los últimos años y se ha mantenido en tasas de variación negativas, según manifestó Cubero. Asimismo, también ha caído el crédito en dólares a los no generadores.

“El crédito en Costa Rica al sector privado se ha venido desdolarizando, pero además ha venido cayendo la proporción de los deudores en dólares que son no generadores (...) La participación de los créditos a deudores no generadores ha venido cayendo y se encuentra alrededor del 67%. Esto es del crédito en moneda extranjera”, dijo el jerarca del Central en la conferencia de prensa.

Mónica Cerdas

Mónica Cerdas

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduada de la carrera de Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.