Por: Manuel Avendaño Arce.   21 febrero
Uno de los principales retos que enfrentan los inversionistas en Forex es buscar un broker confiable. Fotografía: Shutterstock.
Uno de los principales retos que enfrentan los inversionistas en Forex es buscar un broker confiable. Fotografía: Shutterstock.

Hace cinco años Rodrigo Roldán −a quien llamaremos así para proteger su identidad− empezó a dar sus primeros paso en el entonces poco popular mercado de divisas Forex, cuyo nombre es una abreviatura de Foreign Exchange.

Durante este tiempo acumuló historias de ganancias, pérdidas, momentos de mucho estrés por la incertidumbre que le generaron malas experiencias con brokers y hasta complejidades para retirar sus ganancias en los bancos locales.

EF conversó con varios traders en las últimas semanas para comprender el fenómeno de Forex y también para conocer cómo operan las empresas de mercadeo multinivel que venden cursos para que las personas se conviertan en inversionistas. Aunque son negocios diferentes, están estrechamente relacionados.

De hecho, Roldán inició su camino en Forex por medio de una de estas compañías de marketing multinivel. Compró un paquete de cursos en línea por el cual pagó una matrícula inicial y también una mensualidad.

“Yo en esa academia estuve solo un mes y me di cuenta de que el negocio era meter personas a la red para ganar por comisiones. Me salí de esa empresa y empecé a investigar por cuenta propia quién más hacía esto y quién era exitoso como inversionista”, señaló.

Fue así como se adentró en el estudio de Forex por medio de videos en la web y con la ayuda de un inversionista profesional que reside en Miami, Florida; quien ofrece capacitación virtual a un costo menor en comparación con las empresas multinivel y sin necesidad de afiliar a más personas.

“La gente a la que le va bien en esto no se mueve por compañías de afiliación de personas. Los inversionistas que enseñan en línea cobran más barato y dan una capacitación diferente”, relató.

Inicios y dudas

Como cualquier persona, al inicio no comprendía bien cómo entrar a Forex, ni cuándo era mejor comprar o vender ciertos pares de divisas para generar ganancias.

“Hay muchos online brokers, usted elige uno, entra y crea un perfil con sus datos personales, su correo electrónico, número de teléfono y algunos hasta piden el pasaporte. Se liga una tarjeta de crédito o débito de donde se van a sacar los fondos para invertir y así se empieza”, apuntó Roldán.

Los brokers son los intermediarios entre los bancos y entidades financieras que inyectan recursos a Forex y los traders (inversionistas) que se dedican a comprar y vender monedas al detalle.

Existen más de 3.000 brokers en Internet y cada día se crean nuevas plataformas o apps para este fin. Estos intermediarios cobran una comisión por cada transacción y también participan en el mercado como compradores y vendedores de divisas.

Estructura del mercado Forex

Forex es el mercado de divisas en el que se mueve a diario cerca de $6,6 billones.

FUENTE: BOLSA NACIONAL DE VALORES DE COSTA RICA.    || J. M. INFOGRAFÍA / EL FINANCIERO.

Para este profesional en administración de empresas, entrar al mundo de Forex fue algo interesante, pero tenía muchas preguntas sobre cómo encontrar un buen broker, cómo traer el dinero que ganaba de vuelta al país y cuáles eran las garantías de esta actividad.

Una vez que el broker autoriza la cuenta, el inversionista puede empezar a operar en la compra-venta de monedas por medio de la app.

Este inversionista pudo ligar su tarjeta del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) por medio de un monedero virtual que se llama Skrill. De esa cuenta puso los primeros $500 para empezar a invertir y también recibió el dinero de las ganancias.

Tras varias semanas de invertir, su cuenta pasó de $1.000 hasta llegar a $7.000, aunque en el camino tuvo pérdidas grandes por malas decisiones a la hora de administrar su propio riesgo.

Empezó a transferir dinero de su cuenta del broker a su cuenta bancaria sin problemas.

Consultado sobre si alguna vez tuvo problemas con los bancos locales por recibir dinero de cuentas internacionales o si consideró pagar impuestos, Roldán fue enfático en que hizo las averiguaciones necesarias.

“Yo consulté eso muchas veces con abogados y con los bancos. Los bancos no le van a decir nada si es un volumen pequeño de ganancias que no sobrepasa los $2.000 mensuales, ya si se supera ese monto los bancos le van a preguntar de dónde viene el dinero y uno tiene que ir a Hacienda y tributar”, aseveró el inversionista.

Los malos ratos

Seleccionar un broker confiable es la clave para que el dinero no corra riesgo de perderse. Sin embargo, en un creciente mar de plataformas Forex en línea es difícil saber cuáles intermediarios son seguros.

“Usted puede ser el mejor inversionista de Forex del mundo, pero si no está en un broker confiable tenga por seguro que ese dinero se le va a desaparecer”, comentó.

De acuerdo con Roldán, existen muchos intermediarios no regulados que pueden cerrar o desaparecer de un momento a otro lo que deja una ola de personas con pérdidas. Existen varios casos que fueron reportados por medios internacionales.

“Yo estaba con un broker que se llamaba IC Market, está en Australia. Trabajé por tres años con ellos, pero en julio del 2019 le pusieron una regulación que les impide tener cuentas internacionales domiciliadas fuera de ese país, entonces pasaron nuestras cuentas a Chipre y ahí no existe regulación, lo que provocó que muchos clientes empezaran a irse”.

Roldán comentó que cuando un broker entra en problemas de cualquier tipo se empiezan a dar trabas para recuperar el dinero que se tiene en la cuenta con la plataforma.

“Ante este problema yo pedí mi dinero. Normalmente cuando uno solicita la plata al broker la transacción se realiza en dos o tres días máximo, pero esta vez tuve varios inconvenientes y atrasos. Hasta que conversé con un supervisor me devolvieron el dinero”, recordó.

Consejos

Para quienes quieren entrar a este mundo el consejo de Roldán es que se preparen y estudien con disciplina.

“Una persona que de verdad esté metida en esto y que le interese aprender a ser inversionista, puede durar por lo menos dos o tres años para hacer buenas inversiones y entender un poco más el tema”.

“Quizás en un año van poder detectar una tendencia, soportes y resistencia que es lo que más se ve, pero ya de ahí a brincar a meter plata de verdad se necesita más tiempo. Al final hay que tener un buen manejo del riesgo y una mentalidad conservadora”, comentó.

Uno de los principales factores negativos que juega en contra de las personas que hacen pequeñas inversiones es la ambición de ver dinero rápido.

“Hace cuatro años yo invertí $1.000, en cuestión de mes y medio logré subir mi cuenta hasta $7.000 y fue cuando tuve problemas con otro broker. Apenas llegué a ese nivel de ganancias empecé a retirar dinero cada semana y HotForex (broker) de un momento a otro no me dejó sacar más dinero”, relató.

Este intermediario lo obligó a verificar la cuenta durante dos o tres meses, hasta que finalmente logró acceder de nuevo.

Los problemas con HotForex continuaron con una práctica que se conoce Stop Loss Hunting (forzar las posiciones de los inversionistas minoristas) en la que el broker aumenta sustancialmente su spread y esa alza genera pérdidas en las transacciones.

“Yo me acuerdo que en una operación perdí poco más de $5.000 por el Stop Loss Hunting. Yo les reclamé por elevar el spread a más de 1.000 pips (porcentaje en puntos). De hecho varios intermediarios en línea tienen demandas por esto”, detalló Roldán.

Este inversionista agregó que existen casos de personas que quemaron cuentas −término que se usa cuando una cuenta se pierde totalmente− que rondan los $50.000 y hasta $60.000.

Los principales consejos de este trader para quienes desean entrar a Forex son: capacitación, constancia, definir una posición de riesgo acorde con su dinero y sus objetivos, buscar un broker confiable y entender que vendrán momentos de pérdidas y ganancias en el corto plazo, al final todo se resume a un promedio de utilidad de largo plazo.

Actualmente Roldán mantiene su trabajo como administrador de empresas y hacer inversiones en Forex de manera complementaria, pues entiende que la clave de este negocio está en comprender y administrar el riesgo. Su conclusión es que nadie se hace millonario con esta actividad de la noche a la mañana.