Por: María Luisa Madrigal.   25 febrero
Tres empresas aseguradoras tuvieron resultados técnicos negativos adversos al cierre del 2019, entre ellas el estatal Instituto Nacional de Seguros (INS). Foto: Rafael Pacheco
Tres empresas aseguradoras tuvieron resultados técnicos negativos adversos al cierre del 2019, entre ellas el estatal Instituto Nacional de Seguros (INS). Foto: Rafael Pacheco

Tres empresas aseguradoras tuvieron resultados técnicos adversos al cierre del 2019, entre ellas el estatal Instituto Nacional de Seguros (INS).

Esto significa que el dinero recaudado por primas no cubre los gastos asociados con la operación, pagos administrativos, siniestros e intermediarios. En resumen, que lo que el negocio produce es insuficiente para pagar lo que gasta; esto de acuerdo con datos de la Superintendencia de Seguros (Sugese).

Además del INS, Triple S y Oceánica también presentaron pérdidas en los resultados técnicos.

Estas caídas hacen que en los resultados globales del mercado las primas apenas den para pagar los gastos de la industria. El resultado técnico de todo el mercado de seguros fue de 0,2%. En dinero, se traduce a ¢1.867,7 millones. En el 2018 fue de más de ¢28.800 millones.

Los números para el INS cerraron en un resultado técnico negativo de ¢16.909 millones, cifra que incluye los ingresos por primas y egresos. En el 2018, por el contrario, la institución alcanzó números positivos de ¢11.014 millones.

Para la aseguradora estatal, la caída del 2019 representó -2,8% en este rubro, de acuerdo con datos de la Sugese. Para Oceánica, por su parte, significó -7,5%, y, para Triple S, -12,7% respecto al total de primas cobradas en el período.

Sin embargo, los números totales del INS alivian una parte de los estos resultados técnicos negativos, pues al negocio lo auxiliaron los resultados financieros de la institución; es decir, las inversiones que ha hecho el Instituto.

Esto significa que la institución mantuvo sus números en positivo por rendimientos de otros productos financieros, a pesar de que su principal negocio causó pérdidas técnicas.

La situación es vista con especial atención por parte de la Sugese. Para Tomás Soley, superintendente de seguros, representa un deterioro en el mercado.

“Lo que quiere decir es que las primas que se cobraron apenas salieron tablas para cubrir con los gastos administrativos, de intermediarios y siniestros”, explicó.

El área con peores resultados técnicos fue el seguro obligatorio de riesgos de trabajo, el cual cerró en -¢24.244 millones; el 90% ocurrió entre octubre y noviembre. Lo siguen el seguro de pérdidas pecuniarias (-¢5.528 millones) y los seguros de vida (-¢1.689 millones).

INS: “Cerramos el 2019 con excelentes estados financieros”

A pesar de los números publicados por la Sugese, el INS aseguró que sus estados financieros del 2019 no solo fueron positivos, sino excelentes. Estos resultados los atribuyen a un manejo eficiente del negocio de seguros. Así mismo, la institución mencionó su programa de inversiones como un factor positivo para las finanzas.

El portafolio de inversiones de la aseguradora supera los ¢1,5 billones. “Parte importante de los ingresos de la aseguradora proviene de gestionar su portafolio de inversiones", comunicó la entidad horas después de la presentación de datos de Sugese.

Dentro de estas inversiones destaca la compra de títulos valores del Ministerio de Hacienda y del Banco Central de Costa Rica (BCCR), los cuales sobrepasan los ¢1,18 billones, según datos del INS.

Esto les permite cumplir con transferencias al Gobierno central y a diversas instituciones, así como con otras contribuciones establecidas por ley. El INS gira, a diferentes entidades y fondos, ¢79.296 millones, de acuerdo con Elián Villegas, presidente de la aseguradora estatal.

Mercado creciente

A pesar de que los resultados técnicos ponen a algunos competidores cuesta arriba, según Soley, los números generales del mercado son positivos.

“Este es el inicio de la segunda década de apertura y todavía el mercado sigue presentando un dinamismo interesante. Después de una depresión hay un repunte importante, a pesar del contexto de una economía que crece poco, de cambio fiscal y entrada del IVA. Entonces, son datos positivos”, declaró el superintendente.

Al cierre del 2019, el mercado de seguros logró recaudar la suma de ¢832.000 millones por la venta de primas de seguro. Es decir, el dinero que pagan los clientes para contar con el producto.

Este dinero corresponde al total recaudado por las 13 aseguradoras que hay actualmente en competencia. En el 2019 se ofrecieron en el país 765 productos distintos. En relación con el producto interno bruto (PIB), las primas representaron el 2,29%.

El monto obtenido por pagos, en comparación con períodos anteriores, exhibe un aumento significativo para el mercado. Además, según Sugese, es un incremento sostenido en los últimos 11 años.

¿Cómo se divide el pastel?

Los más de ¢800.000 millones no se reparten equitativamente. El INS lidera el mercado en casi todas las categorías, a excepción de seguros de salud. En este caso, es PanAm (43%) quien va a la cabeza, y le sigue la empresa estatal, en segundo lugar, con el 32% del mercado.

En el campo de los pagos voluntarios, los seguros de automóviles son los que más mercado engloban. En total, estos representaron el 28,5% del mercado en 2019, con un total de ¢176.000 millones en primas.

El crecimiento es de apenas un 2,6% respecto a lo pagado en primas del 2018. Actualmente, uno de cada tres vehículos está asegurado, cifra que se ha mantenido estable en los últimos años, de acuerdo con la Sugese.

Otro movimiento importante fue el que se reportó en el seguro de accidentes. Esta categoría engloba accidentes personales y pólizas de tipo estudiantiles.

“Tiene que ver con que la base aún no es tan amplia, pero sí ha ido creciendo”, detalló. Este seguro representó, al cierre del 2019, el 5,2% de los pagos voluntarios.