Por: Andrea Hidalgo.   23 noviembre, 2020

Una disputa legal con la compañía de Teco Energy le costo a Guatemala el embargo de sus cuentas con fondos que se utilizarían para el pago de intereses de un bono de deuda soberano (eurobono) con vencimiento al 3 de noviembre.

Un juez estadounidense ordenó a Guatemala al pago de $21 millones a Teco Energy, ahora el país está en una encrucijada por desembargar sus cuentas, cancelar los cupones de intereses y cumplir sus obligaciones con Teco Energy mientras apaciguan las manifestaciones por el presupuesto nacional. En la foto Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala Foto: AFP
Un juez estadounidense ordenó a Guatemala al pago de $21 millones a Teco Energy, ahora el país está en una encrucijada por desembargar sus cuentas, cancelar los cupones de intereses y cumplir sus obligaciones con Teco Energy mientras apaciguan las manifestaciones por el presupuesto nacional. En la foto Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala Foto: AFP

El embargo de sus cuentas le imposibilitó al país cancelar un cupón por $15,75 millones que venció el pasado 3 de noviembre. Actualmente, bajo manifestaciones y conflictos sociales donde se exige un mejor distribución de los recursos del presupuesto nacional, las autoridades del Ministerio de Finanzas (Minfin) buscan los mecanismos para poder desembargar una cuenta a nombre del Estado de Guatemala y hacer el respectivo pago de intereses.

La emisión con vencimiento al 2026 es por un total de $700 millones. El impago de la deuda califica como incumplimiento de obligaciones por parte del emisor en moneda extranjera de acuerdo a la calificadora de riesgo Fitch Ratings.

Fitch Ratings colocó las calificaciones de incumplimiento de emisor (IDR) de largo plazo en moneda extranjera de Guatemala en Rating Watch Negative (RWN), bajó la calificación de emisión del eurobono con vencimiento en 2026 a ‘C’ de ‘BB-’ y afirmó todas las demás calificaciones, señala el comunicado.

Según el diario guatemalteco La Prensa Libre, el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci, enfatizó en que el país se encuentra frente a una decisión de primera prioridad para evitar caer en un default o impago.

Adicionalmente, Fitch Ratings agregó en su comunicado de prensa que al 30 de noviembre el gobierno debe cumplir con el pago $55 millones en cupones de deuda y $31 millones al 5 de diciembre.

Por su parte Standard & Poor’s colocó a Guatemala en una calificación crediticia en los bonos soberanos de largo plazo en moneda extranjera de ‘BB-’, y en ‘BB’ para créditos a largo plazo en moneda local de Guatemala. También asignó la denominación “credit watch” (alerta o supervisión crediticia) con el fin de reflejar el riesgo de una rebaja si las acciones legales afectan la capacidad de Guatemala para cumplir con su deuda.

“Nosotros creemos que Guatemala tiene los fondos para pagar a Teco y la voluntad para realizar los pagos de sus eurobonos” agregó S&P mediante su comunicado de prensa.

El pago del cupón sobre el bono 2026 tiene un período de gracia de 30 días que finaliza el 3 de diciembre de 2020.

De acuerdo con los analistas de la calificadora de riesgo Standard & Poor’s el default sí es una posibilidad para Guatemala, pero si logran solucionar sus diferencias con la compañía Teco Energy lo ven poco probable. Por el momento consideran que el país carece de problemas de liquidez.

“Esta es una situación extremadamente rara, no es algo que pase todos los días, no se ve mucho, mientras Guatemala logre solucionar sus conflictos y desembargar sus cuentas podemos devolverle su calificación”, agregó Livian Honse analista para S&P Global Ratings

Según La Prensa Libre, el Procurador General de la Nación, Luis Donado, aseguró que están en contacto con el abogado asesor internacional que tiene licencia para litigar ante la corte en Nueva York para que les indique cuales serán los siguientes pasos a cumplir y la medida legal específica que se usará.

Donado considera que la decisión que toma la Corte no es pertinente porque los fondos son de deuda soberana del Estado, y, por lo tanto, es “inembargable”.

Ante este escenario el ministro de Finanzas, le advirtió a La Prensa Libre que el país tiene tres posibles caminos:

1. Levantar el embargo. Buscar alternativas legales para descongelar sus cuentas y pagar con recursos que ya tienen los $15,75 millones de intereses.

2. Pagar directamente a los inversionistas. Si el embargo no se levanta, se buscará la manera de pagar directamente a los inversionistas, que es difícil, porque los bonos van al mercado secundario, y la cuenta que se congeló en Nueva York es una cuenta pagadora, o sea una cuenta creada con el fin de que los depósitos que entren ahí se distribuyan para pagos de deuda.

3. Acuerdo con Teco Energy. Pagar la deuda con la compañía de electricidad o trazar un plan que incluya pagos constantes hasta cancelar la deuda.

Historia con Teco Energy

Tras varios años de conflicto, en octubre del 2019 un juez estadounidense condenó al país centroamericano a pagar $21,1 millones más intereses a la empresa Teco Energy, lo anterior está relacionado con una participación accionaria en la Empresa Eléctrica de Guatemala y un desacuerdo en las tarifas para la distribución de electricidad.

La acción judicial se deriva de una disputa comercial entre el gobierno de Guatemala y una empresa de distribución de electricidad llamada TECO Guatemala Holdings (TECO).

No obstante, Guatemala se negó a pagar la multa y, por el contrario, continuó el proceso de disputa con la compañía de energía, el cual culminó la semana del 3 de noviembre con una orden de la Corte Suprema de Nueva York. Esta ordenó embargar el monto total de $15,75 millones, fondos que el país tenía destinados para cumplir con sus obligaciones del pago de intereses de un eurobono.

El tribunal de EE. UU. emitió un aviso de restricción al Bank of New York Mellon para impedir que la entidad financiera desembolse el pago de un cupón adeudado por el eurobono 2026 de Guatemala.

Adicionalmente el país también enfrenta otras causas en el mercado internacional, como una demanda presentada por los inversionistas de la Mina El Tambor (conocida como La Puya), por $300 millones.

Al país aún le quedan 11 días para honrar su deuda, de acuerdo al periodo de gracia, las autoridades insisten que este es un tema prioritario y que están tratando de solventarlo lo antes posible para evitar bajar de manera permanente su calificación.

Adicionalmente, Guatemala se encuentra en un proceso de manifestaciones y protestas que exigen la renuncia del presidente conservador Alejandro Giammattei, a quien le reprochan destinar insuficientes recursos a combatir la pobreza y la desigualdad en su nuevo presupuesto.