Finanzas

¿Va a renunciar? Conozca cómo preparar sus finanzas personales ante la falta de ingreso estable

La clave está en definir el periodo durante el que no tendrá ingresos estables y hacer un presupuesto de acuerdo a las necesidades de esta temporada.

Si ha considerado dejar sus ingresos mensuales estables y quiere iniciar un nuevo rumbo en su etapa laboral, ya sea con un emprendimiento o solamente darse un tiempo fuera de la fuerza de trabajo es importante que prepare sus finanzas para que esté blindado ante cualquier imprevisto.

La preparación requiere que la persona cumpla con una serie de pasos con el fin de que sus finanzas personales estén protegidas ante cualquier emergencia a la que se pueda enfrentar.

En el proceso de renunciar a un trabajo estable hay dos posibles rutas que pueden tomar, una es la del emprendimiento y otra la de una pausa fuera de la fuerza laboral.

Con el fin de conocer qué tipo de preparación debería contemplar las personas que desean encaminarse por esta ruta EF consultó a una serie de especialistas en el sector financiero, entre ellos José Paulo Martínez, gerente de productos e innovación de la financiera Cafsa; Kimberly Quesada, jefa del programa de asesoría financiera Finanzas sobre ruedas de Coopenae y la asesora financiera independiente Noily Mesén.

Todas las fuentes consultadas coinciden con que la preparación lleva tiempo y requiere de un compromiso tanto personal como del entorno en el que se desarrolla.

Ahorros

Tener diferentes fondos de ahorro siempre es importante, pero toma aún más relevancia cuando se desea renunciar a un trabajo y aceptar que durante un periodo no recibirá un dinero para seguir llenando su cuenta.

Kimberly Quesada, jefa del programa de asesoría financiera Finanzas sobre ruedas de Coopenae recomendó a las personas ahorrar la mayor cantidad de dinero posible, tanto a nivel de una cuota periódica, como disminuyendo sus gastos variables.

De acuerdo con Quesada el mercado laboral de Costa Rica es muy competitivo, tanto para emprendedores como para la búsqueda de trabajo formal, por lo que recomienda a las personas, que están por tomar la decisión de apartarse de la formalidad, contar con un fondo de ahorros que le permitan cubrir al menos 6 meses de gastos de su presupuesto.

Con respecto al ‘tanque de emergencia’ que es un ahorro que se hizo más común durante la pandemia, José Paulo Martínez, gerente de productos e innovación de la financiera Cafsa, advirtió que las personas deberán contestar las siguientes preguntas para saber si está listo el fondo:

  • ¿Cuenta con el dinero suficiente para hacerle frente a sus necesidades, por cuánto tiempo?
  • ¿Qué pasaría si tuviese otra contingencia por la cual necesitaría parte de estos ahorros?

Busque en las diferentes entidades financieras de su confianza qué tipo de rendimientos le ofrecen para sus ahorros, ya sea a la vista, a través de un certificado de depósito a plazo o cualquier opción que le faciliten. Realice una lista de entididades, plazos y rendimientos para conocer cuál se adecúa mejor a sus necesidades.

“Recordemos que el ahorro no depende de cuánto ingreso tengamos, sino de cómo distribuimos el ingreso que tenemos, sea alto o bajo”, agregó Martínez.

Maximizar ingresos

Los meses antes a su renuncia deberá tomar en cuenta que es probable que pase varios meses con ingresos inestables por lo que mientras mantenga uno fijo puede maximizar esos recursos.

Por ejemplo, una manera de hacerlo es a través del recorte de gastos no prioritarios, Noily Mesén comenta que si usted invierte una parte de su salario para pintar sus uñas evalúe quitarlo porque podría, en el largo plazo, ahorrarle dinero de su presupuesto.

Un ejercicio que Mesen recomienda implementar es el seguimiento de los gastos diarios. De acuerdo con la asesora evaluar durante una o dos semanas cuánto se gasta en transporte, supermercados, comida, servicios de delivery, entre otros le permitirá mejorar la autonomía sobre su presupuesto para posteriormente tomar decisiones sobre los cambios que debe implementar.

Adicionalmente, tanto Mesén como Martínez, recomiendan valorar la posibilidad de tener un segundo ingreso previo a la renuncia para seguir llenando los fondos de ahorro y mejorar la liquidez posterior a la renuncia.

“Muchas veces las personas tienen artículos de valor sin utilizar que pueden vender o poseen un talento ajeno a sus labores profesionales diarias que permitiría generar ese segundo ingreso. Esto podría apoyar mientras surge esa nueva oportunidad o nace ese emprendimiento esperado”, destacó Martínez.

Adicionalmente, Quesada recomienda sacar provecho de las ventajas que las tarjetas de crédito brindan en sus programas de lealtad: puntos o cash back que se pueden aplicar a saldos sobre compras necesarias, descuentos para disminuir los costos, entre otros.

No asuma nuevos gastos u obligaciones, hasta no contar con una seguridad financiera, lo recomendable es construir esa seguridad en un año como mínimo.

Deudas

Lo ideal es que las personas no tengan deudas u obligaciones al momento de renunciar a sus ingresos estables, pero si después de realizar el presupuesto se observa que podría mantener durante un tiempo el saldo de una deuda es recomendable destinar un fondo específico para esta obligación.

Martínez recomienda ordernar las deudas desde los saldos más pequeños a los más grandes. Si con el ingreso fijo cuesta hacerles frente a las deudas adquiridas, considere cómo podrá hacerlo sin este.

Realice un plan de pago o incluso considere alguna refundición de deudas en beneficio de la cuota que debe cancelar mes a mes.

“Es importante tener un plan de liquidación de deudas y evitar una mancha en el expediente crediticio para tener acceso a nuevos productos y servicios financieros en el futuro”, destacó Martínez.

Aprovechar beneficios de la empresa

De cara a las últimas semanas en su trabajo saque provecho para hacer pagar cursos en línea que les permita adquirir nuevas habilidades y desempeñar alguna actividad relacionada a esos nuevos aprendizajes que les genere dinero extra.

Si tiene seguro o médico empresarial aproveche para hacerse un amplio chequeo. Utilice todos los beneficios que la entidad le brinda previo a su salida.

En la medida de lo posible, no solicitar vacaciones ya que por ley las que estén a su favor se deben de liquidar de forma monetaria.

Posibles escenarios

Si la persona renuncia para emprender es fundamental realizar una proyección de las ganancias del negocio de mínimo un año, esto permite determinar sobre las utilidades que se generen cuál será el monto que se asignará como salario o ingreso mensual que reciba la persona.

Este debe cubrir los gastos variables y fijos de su presupuesto mensual. Es sumamente importante que la persona comprenda el riesgo que se asumirá ya deberá contar con un “colchón” para cubrir gastos de mínimo tres meses.

Si la renuncia es para iniciar un nuevo reto laboral aunque existe certeza de que contará con un ingreso mensual podría enfrentarse a nuevos gastos que tendrían alguna afectación a sus ingresos.

“Es importante recordar que un nuevo trabajo conlleva una evaluación de idoneidad al puesto y que se corre el riesgo de que la empresa decida desligar a la persona si no cumple con las expectativas en la curva de tres meses, aunque sea la situación menos probable. En este caso recomendamos que la persona cuente con mínimo un mes de salario para poder cubrir imprevistos”, agregó Quesada.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.