Por: AP y AFP.   5 agosto
Las acciones de Wall Street se desplomaron luego de una respuesta contundente de Beijing ante el último anuncio arancelario de que Estados Unidos intensificará la guerra comercial en curso, exacerbando las preocupaciones de crecimiento global. Foto: Johannes Eisele / AFP
Las acciones de Wall Street se desplomaron luego de una respuesta contundente de Beijing ante el último anuncio arancelario de que Estados Unidos intensificará la guerra comercial en curso, exacerbando las preocupaciones de crecimiento global. Foto: Johannes Eisele / AFP

Los precios de las acciones cayeron 3% el lunes en Wall Street, su peor desplome del año, después de que China respondió a la más reciente amenaza arancelaria del presidente Donald Trump permitiendo que su moneda se debilitara a su nivel más bajo en más de 10 años.

Los inversionistas temen que la escalada en la guerra comercial entre las dos principales potencias económicas podría causar daños duraderos a la economía mundial.

Las tensiones comerciales entre Washington y Pekín agitan las bolsas, al lado de la fuerte depreciación del yuan ante el dólar.

La respuesta fue un desplome de las acciones y la canalización de fondos hacia los bonos del gobierno estadounidense, que son considerados como inversiones seguras. La medida provocó una fuerte caída en el rendimiento de los certificados.

Las compañías tecnológicas, que resultarían sumamente perjudicadas de una prolongada guerra comercial, sufrieron las mayores pérdidas. Apple cayó 5,2%.

El promedio industrial Dow Jones cedió 767 unidades, o 2,9%, hasta las 25.717.

El S&P 500 se desplomó 87 puntos, o 3%, y cerró en 2.844. El Nasdaq cayó 278 enteros, 3,5%, y se estableció en 7.726.

La volatilidad de Wall Street, medida por el índice VIX, llegó a su nivel más alto del año.

En ese contexto, los inversores corrieron a refugiarse en activos más seguros. La tasa de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años era de 1,7294% hacia las 19H30 GMT y era la menor desde 2016. A esa misma hora la moneda china cotizaba a 7,0507 yuans por dólar, su peor valor en 11 años.

El aumento de los enfrentamientos comerciales entre China y Estados Unidos, reflejado en la depreciación del yuan, pesó fuertemente tanto en Nueva York como en otros grandes mercados.

Las principales bolsas europeas cayeron con fuerza encabezadas por Londres que perdió 2,47%. El índice CAC 40 de París cedió 2,19% a 5.241.55 puntos, y el Dax de Fráncfort cayó 1,80% hasta los 11.658,51. En España, el IBEX 35 de Madrid perdió 1,31% y se situó en 8.870,80 puntos.

La bolsa de Sao Paulo, la mayor de América Latina, bajó 2,51% y quedó en 100.098 puntos, la de México cedió 1,2% a 39.496,36 y la de Buenos Aires dejó 1,17% para cerrar en 40.873 unidades.

El presidente Donald Trump acusó vía Twitter a China de “manipular la moneda”. “Con el tiempo, esa gran violación debilitará considerablemente a China con el tiempo”, aseguró.

La agitación de Wall Street estuvo además sobredimensionada porque en pleno verano boreal los movimientos del mercado son menos numerosos y en consecuencia la magnitud de las oscilaciones se amplifica.