Por: Vineet Chopra y Sanjay Saint.   24 julio, 2015
Rajendra Sisodia promueve un estilo de capitalismo menos concentrado en las ganancias y más responsable por el bienestar de las personas.
Rajendra Sisodia promueve un estilo de capitalismo menos concentrado en las ganancias y más responsable por el bienestar de las personas.

Rajendra Sisodia, uno de los fundadores del movimiento global Capitalismo Consciente, se ha convertido durante la última década en uno de los promotores más fuertes de los negocios conscientes en el mundo, de la mano de John Mackey, cofundador de la compañía Whole Foods.

En resumidas cuentas, Sisodia ha ayudado a liderar las banderas de una filosofía que pretende pensar de manera diferente los negocios y el capitalismo. Muestra de ello es que ese movimiento busca generar impactos positivos con los negocios, teniendo en cuenta el actual estado del mundo, el propósito de servir y la divulgación de modelos perdurables de liderazgo.

Aunque Sisodia se formó como ingeniero eléctrico en la India (país donde nació en 1958), sus estudios continuaron por la vía del mercadeo y la investigación en ese campo (tiene un MBA en mercadeo cursado en la India y un doctorado en Mercadeo y Políticas de Negocios de la Universidad de Columbia).

Este exitoso conferencista, quien también ha logrado consolidarse en la academia estadounidense, estuvo en el Foro Nuevo Capitalismo, conciencia para negocios competitivos, organizado por Portafolio y Colsubsidio en Bogotá.

Conversamos con Sisodia sobre el futuro del capitalismo y acerca de las claves del buen liderazgo en las grandes compañías.

¿Cuáles son las bases del capitalismo consciente?

El capitalismo consciente cuenta con cuatro ideas básicas que cada negocio debería tener. Una de ellas, es un propósito central que no debe radicar solo en obtener beneficios y ganancias. Aunque el beneficio es algo que deben tener los negocios para crecer. Es algo que de verdad inspira y entusiasma a la gente. Estar movido por un propósito central es lo primero, es crear valor.

"Tradicionalmente la definición de negocio ha estado orientada a la creación de beneficios para los accionistas. Pero los negocios conscientes no solo están orientados a crear valor para los accionistas, sino más valor para el empleo, para los consumidores, y valor para la comunidad. Creando más valor para los inversionistas y ganando bajo este modelo, todo el mundo va a ganar sin quedarse por fuera del negocio. No hay que apretar la generación de empleo ni los suministros para lograr bajar los precios.

"Además, los negocios de hoy deben tener líderes, que nosotros llamamos líderes conscientes, quienes cuiden de la gente, del propósito del negocio, del planeta y también, del futuro. Ese líder no debe estar motivado por su beneficio personal o su enriquecimiento. Ese líder debe contar con una inteligencia emocional, visual, capacidad de entender a la gente. Por otra parte, el capitalismo consciente dice que otra base es una cultura consciente basada en confianza, transparencia, responsabilidad e integridad. Pero más allá de esto debe haber amor y cuidado. Mucha gente no se siente inspirada ni contenta en sus trabajos".

¿Debe el modelo capitalista actual comenzar a cambiar?

El capitalismo es uno de los modelos que más ha traído beneficios al mundo, bienes materiales, ha generado empleo e impulsado las economías del mundo. Pero al mismo tiempo, el modelo ha sido negativo en algunos casos ya que ha traído consecuencias en el medioambiente y en la salud de la gente. Eso no es sostenible, ya que la gente ha sido usada solo para hacer dinero. Todo esto se ha hecho sin tener en cuenta el impacto en la sociedad, en las personas, en el mundo, en las comunidades y en el futuro.

"Hacia el mañana tenemos que hacer un esfuerzo para darle un giro a este modelo, porque si se continúa así, básicamente se puede terminar acabando con la población y con el planeta. Tenemos que pensar en la mejor manera de hacer las cosas. No se trata solo de hacer dinero. Segundo, la gente ha cambiado. Las personas se han vuelto más inteligentes, más conscientes y están motivadas por otros propósitos. La gente está buscando cosas diferentes en los negocios, como consumidores, empleados y ciudadanos. Por ejemplo, la generación de los millenials. La gente joven tiene otra manera de ver las cosas y cuenta con otro sistema de valores. Para tener en cuenta: se ha hecho evidente que las mujeres tienen una mayor participación en la fuerza laboral de los países y que asisten mucho más a las universidades. Asimismo, las mujeres tienen un sistema de valores que es diferente al tradicional en los negocios".

¿Cuál es el mensaje que quiere dejar a los hombres de negocios con su conferencia?

El principal mensaje que quiero dejar es que hay que pensar en los mejores caminos para idear los negocios. Gran parte de la gente en el mundo ha copiado el enfoque americano, que es más de accionistas, de capitalismo. Pienso que la oportunidad para otros países es que pueden entender lo mejor del modelo para no cometer los mismos errores que en el resto de naciones, como, por ejemplo, Estados Unidos. Hay que pensar en realizar negocios más conscientes y en avanzar a otro nivel de pensamiento. La responsabilidad en los negocios es muy importante en las sociedades para que la calidad de vida de la gente vaya en aumento. Los desafíos y oportunidades que tienen los países en vía de desarrollo son numerosos.

¿Cuáles son las claves para ejercer un buen liderazgo?

Las claves para ser un buen líder en la actualidad es que la gente debe entender que el liderazgo necesita responsabilidad y también, confianza. El liderazgo no se trata de la agenda personal y del poder de alguien. Esto se trata de trabajar con la gente para lograr un lugar mejor. El líder es alguien que cuida de la gente en primer lugar. En seguida, la gente también cuida de los negocios. Líderes así deben tener inteligencia emocional, inteligencia espiritual y entender los propósitos en la vida de la gente. También, deben tener una enorme capacidad para querer y para cuidar. Los mejores líderes en el mundo han podido combinar todas estas capacidades. Estos no han sacrificado a las personas para hacerles frente a las cifras.

¿De qué forma el capitalismo consciente construye confianza en las organizaciones?

La confianza es na de las cosas más difíciles de crear o de construir dentro de las compañías; no es un asunto de palabras, sino de acciones. La gente cree en los líderes y los líderes también deben creer en las personas. Cuando hay dificultades económicas, se mide la confianza en las organizaciones.

¿Las compañías conscientes son más rentables que las tradicionales?

En el largo plazo, las compañías conscientes pueden lograr un impacto más significativo en el mercado. Hemos mirado durante períodos de una década. Si se mira, la gente que hace negocios conscientes es comprometida y apasionada con lo que hace. Pasión y compromiso hacen la diferencia. Otra cosa es que los consumidores quieren mucho a este tipo de empresas conscientes. No se necesita gastar demasiado en publicidad, los consumidores son fieles a las compañías.