Por: Agencia AFP.   10 abril
El CEO removido por Deutsche Bank, John Cryan, tiene derecho a una compensación porque su salida no se debió a
El CEO removido por Deutsche Bank, John Cryan, tiene derecho a una compensación porque su salida no se debió a "razones serias". Foto: AP

El primer banco alemán, Deutsche Bank, que se enfrenta a dificultades financieras, anunció este 8 de abril la sustitución de su director general, el británico John Cryan, por uno de sus adjuntos, el alemán Christian Sewing. La salida le representaría un pago correspondiente a dos años de salario.

"El consejo de vigilancia de Deutsche Bank nombró a Christian Sewing en el puesto de director general con efecto inmediato, sucediendo a John Cryan, quien dejará el banco a finales de este mes", indicó la institución de Franckfurt en un comunicado.

El presidente del consejo de vigilancia de Deutsche Bank, Paul Achleitner, justificó la destitución de Cryan por la "lentitud" en las decisiones para sanear las cuentas de la entidad, en declaraciones al periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung.

El británico, en la dirección del banco desde mediados de 2015, encadena tres ejercicios consecutivos con déficit, el último de ellos en 2017, con una pérdida neta de 735 millones de euros y un volumen de negocios con un retroceso de más del 12%.

Logró sanear parcialmente las cuentas del primer banco alemán en términos de ingresos, al solucionar varios litigios judiciales, sobre todo en Estados Unidos.

Pero no logró resolver el principal problema de Deutsche Bank desde hace años: las dificultades de su rama de inversión, que con unos 40.000 empleados siguen siendo la principal fuente de ingresos de la institución, a pesar de la caída de sus ingresos.

La nominación de Christian Sewing, de 47 años, podría marcar un cambio de estrategia.

"El consejo de vigilancia está convencido que él y su equipo lograrán conducir a Deutsche Bank a una nueva era", declaró Achleitner.

Vista del logo de Deutsche Bank en la sede principal de la organización, en Frankfurt, Alemania. Foto: AP
Vista del logo de Deutsche Bank en la sede principal de la organización, en Frankfurt, Alemania. Foto: AP
Cobrará cerca de nueve millones de euros

Tras su destitución, John Cryan cobrará unos nueve millones de euros de indemnización, según las normas internas del principal banco de Alemania.

La indemnización prevista para un miembro del consejo de administración que termina su mandato antes de tiempo y sin "razones serias" suele ser de dos años de salario con base en su remuneración del año anterior, indica el informe anual del banco de 2017.

El año pasado Cryan ganó 3,4 millones de euros, por lo que debería cobrar unos 6,8 millones en salarios a su partida.

Por otra parte el banco de Fráncfort había reservado 1,9 millones de euros en 2017 para la pensión de su consejero delegado, según el mismo documento.

Deutsche Bank no quiso comentar esta cuestión.

El mandato de Cryan, de nacionalidad británica, debía terminar en 2020 pero dejará el banco este mes de abril, después de que Christian Sewing, de 47 años, asumiera su cargo el lunes 9 de abril.