Dirección estratégica

Moviendo al elefante (que llevamos dentro)

¿Por qué nos cuesta tanto cambiar algunas costumbres?

En estos primeros meses del año es común encontrarnos sumergidos en conversaciones sobre nuevos hábitos y propósitos. Con frecuencia decimos que este año, finalmente, seremos más disciplinados, cumpliremos las metas planteadas y dejaremos atrás conductas poco sanas, como la procrastinación o el sedentarismo. Pero todos sabemos que en el fondo, cambiaremos poco o nada.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.