Por: Joanna Nelson Ulloa.   5 marzo, 2018
Un poco de pintura de un color llamativo, un cuadro atractivo, o un adorno divertido puede darle un toque especial a su empresa, que la caracterice. (Foto: Shutterstock).
Un poco de pintura de un color llamativo, un cuadro atractivo, o un adorno divertido puede darle un toque especial a su empresa, que la caracterice. (Foto: Shutterstock).

Si su pyme está estancada, sin crecer, o quizás no siente el mismo entusiasmo que cuando la creó, existen pequeños cambios que puede efectuar para revitalizar su negocio y reconquistar a su público.

Seguidamente, le ofrecemos cinco consejos de lo que puede hacer.

1- Dele un sello especial a su espacio físico

Si cuenta con un local comercial, analice qué tan bien presentado está. ¿Refleja los valores de su negocio?

Si usted fuera el cliente, ¿entraría a él?

Un poco de pintura de un color llamativo, un cuadro atractivo, o un adorno divertido puede darle un toque especial a su empresa, que la caracterice.

Juegue con aromas y melodías que atraigan a su mercado meta.

Busque que la gente se entretenga mientras está en su negocio. Esto aplica especialmente para los restaurantes, cafeterías y espacios gastronómicos, o en los centros de salud en los que la gente debe esperar.

Por ejemplo, si su público meta son los niños, busque habilitar artículos que llamen su atención, como juguetes, globos, colores, libros de pintar.

En el país existen algunos restaurantes, como Manqala y Burger Club, que se distinguen por ofrecer juegos de mesa a sus clientes, para que se diviertan mientras consumen sus productos.

Otras empresas ofrecen espacios para que las mascotas consuman ciertos alimentos.

2-Mejore su empaque

Si lleva años con el mismo empaque, este puede ser un buen momento de hacerle algún cambio si no tiene el mejor diseño, o de renovarlo para adaptarse a la nueva realidad comercial.

Asesórese con un profesional y procure que el contenido en él sea legible, que no esté sobrecargado.

Destaque su empaque de tal forma que la gente elija su producto sobre otros, no solo por la calidad de lo que vende, sino porque los elementos gráficos invitan a adquirirlo.

3-Rejuvenezca sus plataformas digitales

Si tiene un sitio web al que no le está sacando tanto provecho, puede idear nuevas secciones para crear fidelidad en sus clientes, como un blog, una sección de noticias, o una tienda en línea.

Si usa las redes sociales, ofrezca contenido novedoso: imágenes llamativas, consejos útiles.

Recientemente, dos empresas ticas que se dedican a vender comida preparada, lanzaron su sitio web o lo mejoraron.

En el caso de Pimiento Rosa, que recibe alrededor de 1.500 pedidos mensuales, a finales de febrero lanzó su sitio web para que la gente haga pedidos en línea y pueda visualizar las fotografías de los productos e información nutricional de ellos.

Por su parte, la empresa Kuker amplió su oferta de comidas y renovó su sitio web, de modo que habilitó el pago con tarjeta.

"Esto nos ha impulsado un montón, porque es mucho más accesible para las personas para hacer el pago directo", explicó Diana Vargas, copropietaria de Kuker. "Antes recibíamos los pedidos por WhatsApp o por cualquier medio y el pago era únicamente por transferencia. Ahora, abrimos la puerta para hacer pagos desde cualquier parte del mundo, con tarjeta de crédito o débito"

4-Brinde descuentos novedosos

Trate de variar la forma de hacer ofertas, vaya más allá de lo tradicional.

En algunos lugares se juega con elementos como la temperatura, la edad de las personas o los colores.

Es algo que se puede hacer de vez en cuando, no siempre.

La idea es atraer clientes y que, incluso con el descuento, el negocio gane por el amplio flujo de personas que llega gracias a la promoción.

Por ejemplo, si hoy la temperatura es de 25%, puede ofrecer un descuento de ese porcentaje en horas de la mañana.

Un día se pueden hacer descuentos para niños, un día para los adultos mayores, otro día para adolescentes y así sucesivamente.

Otra opción es que un día los productos de color morado tienen 10% de descuento, al mes siguiente le toca el turno a los de color rosado y así se va variando y vendiendo aquello que probablemente sin el descuento seguiría en los estantes.

5-Mejore su servicio al cliente

¿Qué tal está su servicio al cliente?

Ofrezca un servicio personalizado, un trato cordial, dé seguimiento a sus consumidores luego de que se otorga un servicio o vende un producto, con el fin de conocer qué tan satisfechos quedaron.

Piense en qué valor agregado puede dar.

Por ejemplo, existen empresas que habilitan en su sitio web chats, lo que le proporciona la posibilidad al usuario de hablar en tiempo real con algún representante de servicio al cliente.

En otros casos, hay empresas que ofrecen asistencia por medio de plataformas de video, lo cual le brinda más cercanía a la compañía con el consumidor.