Por: Cristina Fallas Villalobos.   5 noviembre

En el 2017, Coca Cola Femsa reorganizó su estructura administrativa en Centroamérica, una decisión de gran impacto para el país.

Y es que algunas labores administrativas de la región se realizaban desde Costa Rica, como asuntos corporativos o mercadeo. Pero ahora, cada país lleva a cabo directamente esas funciones.

Siendo así, la compañía reubicó a personal costarricense en sus operaciones de Panamá y Guatemala, con el fin de evitar la mayor cantidad de bajas posibles.

Carlos Alfredo González es el director de operaciones para Costa Rica y Nicaragua de Coca Cola Femsa. Fotografía: Diana Méndez
Carlos Alfredo González es el director de operaciones para Costa Rica y Nicaragua de Coca Cola Femsa. Fotografía: Diana Méndez

El balance final fue de 33 colaboradores reubicados y 20 personas que se desincorporaron de la empresa de origen mexicano (que genera más de 1.400 puestos de trabajo en territorio nacional).

Así lo dio a conocer Carlos Alfredo González, director de Operaciones para Costa Rica de Coca Cola Femsa, a EF en una entrevista en la que habló sobre el proceso, las ventas y otros temas.

-¿A qué se debió la decisión de dividir las operaciones en la región centroamericana?

-El año pasado iniciamos un proceso de descentralización, donde el objetivo principal era fortalecer las operaciones de cada país.

“Con el cambio nos acercamos más al consumidor local y podemos asegurar que las estrategias agregan valor al consumidor costarricense y nicaragüense (González también ocupa el puesto de director de operaciones para Nicaragua)”.

-¿Cuáles son las áreas de mejora de la operación tica?

-El consumidor actual es muy cambiante y nos dicta por dónde tenemos que ir, cuáles son esas necesidades que hay que atender. Hoy (el cliente) está más informado, tiene más alternativas y los estilos de vida están cambiando.

“Entonces creo que un área de oportunidad –que siempre va a estar– es cómo entendemos esas necesidades, eso que nos está pidiendo el consumidor y que más bien no sea al revés al decirle: esto es lo que necesita tomar.

“Tenemos que saber qué es lo que está viendo, cómo cambia su estilo de vida y cómo acompañarlo en las diferentes ocasiones de consumo; con su familia, camino al trabajo o de regreso a casa”.

-¿Cómo se acercan al consumidor costarricense?

-A través del sistema de Coca Cola, normalmente utilizamos estudios de mercado, focus groups, que nos dan mucho valor. No obstante, cada vez el ciclo de aprendizaje tiene que ser más rápido, no podemos esperar y realizar un estudio de mercado tradicional como antes, ahora nos ajustamos y tenemos metodologías nuevas, el entorno digital.

“Creo que el caso de Fanta (con jugo de frutas) es un ejemplo de como podemos reaccionar rápido a lo que el consumidor está pidiendo. El consumidor en Costa Rica nos dejó saber que no era lo que buscaba y logramos hacer el cambio rápido; hoy estamos recuperando la confianza y mantenemos la preferencia de consumo”.

-¿Cuáles creen que son los productos que busca el consumidor costarricense?

-Hay consumidores para todos los gustos. Lo que estamos haciendo es expandir nuestra oferta de portafolio de tal forma que seamos congruentes con lo que los consumidores nos están pidiendo tanto en carbonatadas como en no carbonatadas.

“Creemos en continuar expandiendo nuestra oferta de portafolio, así fue en este 2018 y así va ser para el 2019. Estaremos trayendo buenas noticias, nueva oferta y gama para aumentar nuestra capacidad de producción de no carbonatadas; seguir trayendo variedad a un consumidor que lo está demandando”.

-¿Han pensado traer otros negocios de Femsa a Costa Rica? Por ejemplo, las tiendas OXXO.

-Ahorita la tarea es hacer crecer el segmento de bebidas, es lo que nos tiene preocupados y ocupados, debemos asegurarnos de que eso suceda.

“Nos enfocamos en continuar fortaleciendo nuestras capacidades, nuestras competencias; asegurar ese crecimiento sostenible. Debemos atender a los clientes de mejor forma y más eficientes”