Por: Jéssica I. Montero Soto.   18 febrero
Una mirada al panorama legal de los Estados Unidos puede ayudar a que avance la conversación acerca de cómo detener las malas conductas, el acoso y el asalto sexual, al tiempo en que se garantiza justicia para el acusado.
Una mirada al panorama legal de los Estados Unidos puede ayudar a que avance la conversación acerca de cómo detener las malas conductas, el acoso y el asalto sexual, al tiempo en que se garantiza justicia para el acusado.

Ante la llegada al país del movimiento #MeToo, de denuncia sobre casos de acoso y abuso sexual, las empresas que desarrollen prácticas adicionales a las mínimas de ley tendrán a su favor el camino recorrido. Tigo, Walmart, Western Union, Cuestamoras, Purdy Motor y Fifco figuran entre las organizaciones con medidas adicionales para prevenir y resolver esos eventos.

Además de las políticas requeridas por la ley, el recurso más utilizado es la apertura de líneas telefónicas gratuitas y confidenciales, para facilitar el proceso de presentación de denuncias.

Costa Rica cuenta con legislación laboral actualizada para atender denuncias de acoso y abuso sexual en el trabajo: a estos casos les aplica el contenido de la Ley contra el Hostigamiento Sexual en el Empleo y la Docencia, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer.

También algunos de los apartados del Código de Trabajo contenidos en la Reforma Procesal Laboral se pueden relacionar con el tema, en especial cuando los casos se manejan en forma inadecuada y la persona denunciante acude al Ministerio de Trabajo alegando, por ejemplo, discriminación.

Las empresas deben prestar atención a la hora de aplicar medidas cautelares, como reubicación, teletrabajo o permisos con goce de salario, fueron concebidas para proteger a quien denuncia, por lo tanto, se deben aplicar a la persona denunciada y no a la denunciante. Un error en estas medidas puede ser interpretado como discriminación, y compromete la confidencialidad en el proceso.

Procesos internos

¿Cuál es el riesgo real de que se presenten denuncias en su empresa? Esto se puede definir mediante un proceso de diagnóstico, que mida las debilidades de la cultura empresarial en el tema de relaciones de poder y también el conocimiento y credibilidad que tienen las políticas y canales existentes para denuncias.

Víctor Murillo, corporate & legal director de Tigo, comentó que para asegurar la fortaleza de la cultura en temas de acoso y abuso, refuerzan sus mensajes constantemente, por ejemplo, con capacitaciones anuales requeridas para todo el personal.

Esta empresa es una de las que recurren a las líneas telefónicas gratuitas y confidenciales para denuncias. Las otras son Walmart de México y Costa Rica, Western Union Costa Rica (WU) y Florida Ices & Farm Co (Fifco).

Walmart y Cuestamoras también recurren a capacitaciones constantes y a herramientas de comunicación interna. Además, revisan y actualizan sus prácticas para mantenerlas actualizadas.

WU y Purdy forman comités de colaboradores para potenciar el conocimiento sobre estos temas y fortalecer la confianza entre colaboradores.

Caroline Mata, senior manager de recursos humanos de WU, explicó que la estrategia es global y se adapta a la operación local.

“Contamos con un comité llamado Belong que es liderado por nuestros colaboradores y que ofrece conferencias, espacios de conversación y comparte información con todo el personal para prevenir situaciones de este tipo y dar acompañamiento a los empleados, de manera que en todo momento se sientan seguros y empoderados para denunciar cualquier situación anómala”, dijo Mata.

En todos los casos, las empresas buscan que se faciliten las denuncias para detectar los problemas a tiempo y poder corregirlos. Fifco acompaña las prácticas informativas y correctivas con una estrategia de transparencia: en su reporte anual incluye los casos atendidos y resueltos.

Durante 2018 recibieron 16 denuncias sobre recursos humanos y 28 sobre incumplimientos al Código de Ética. Del total de 44, reportaron 41 como resueltas.

“Se han definido cuatro áreas oficiales para recibir consultas sobre conducta ética-lícita y temas relacionados con la integridad de la organización: en forma personal, mediante el sitio web del proveedor Resguarda, la línea confidencial de ética (atendida por un proveedor y las llamadas pueden ser anónimas, por lo que se ha convertido en la herramienta de denuncia más utilizada) y a través de otras áreas de la organización”, explicó el reporte.

Para que las políticas y medidas de refuerzo tengan éxito, deben contar con el apoyo y el ejemplo de la alta dirección. El objetivo final es la eliminación del acoso y abuso sexual en los ambientes de trabajo, pero mientras ese momento llega, las empresas y sus líderes deben esforzarse por brindar un ambiente seguro para quien necesite denunciar cualquier comportamiento irregular.