Por: AFP .   5 febrero
El 5 de febrero, compradores pasaron por procesos de registro y preventa para luego hacer fila por horas en Honk Kong, con el fin de obtener mascarillas, una de las medidas preventivas contra el coronavirus. La compañía 3M, uno de los fabricantes de este accesorio, ha experimentado una multiplicación de sus ventas. Foto: AFP
El 5 de febrero, compradores pasaron por procesos de registro y preventa para luego hacer fila por horas en Honk Kong, con el fin de obtener mascarillas, una de las medidas preventivas contra el coronavirus. La compañía 3M, uno de los fabricantes de este accesorio, ha experimentado una multiplicación de sus ventas. Foto: AFP

Al igual que las autoridades de salud de todo el mundo, las grandes empresas con operaciones globales también están en alerta por el coronavirus, como se conoce al virus 2019-nCoV, cuyo origen se atribuye a la ciudad china de Wuhan.

Además del riesgo de contagio de sus colaboradores, algunas de las principales firmas comerciales del mundo tienen operaciones directas en China, cuyas políticas de cuarentena y aislamiento representan desafíos de logística, gestión y política.

Estas son las medidas más recientes anunciadas por gigantes de diferentes sectores:

Viajes y turismo

El sector del transporte y del turismo es uno de los más afectados tras la decisión de China de suspender los viajes en grupo al extranjero para contener la epidemia.

Otros países pidieron a su vez a sus ciudadanos que eviten viajar a China.

Muchas compañías redujeron sus vuelos a China y otras los han cancelado en su totalidad, como Air Canada, Air France, British Airways, Delta o Lufthansa.

United y American Airlines, anunciaron este 5 de febrero la suspensión temporal de los vuelos con destino a Hong Kong, uno de los aeropuertos más importantes del mundo, tras el anuncio de un primer fallecimiento en ese territorio debido al coronavirus.

United Airlines anunció que dejará de viajar a partir del próximo sábado y hasta el 20 de febrero, aduciendo una importante baja del tráfico de pasajeros. Por su parte, American Airlines anunció que ya suspendió los vuelos también hasta el 20 de febrero. Ambas compañías ya habían interrumpido los vuelos hacia China continental.

La aerolínea más afectada es la compañía de Hong Kong Cathay Pacific y el miércoles pidió a sus 27.000 empleados que se tomen tres semanas de vacaciones forzadas sin cobrar.

En Macao, un centro internacional de apuestas, los casinos están cerrados. Por su parte Disney cerró sus parques temáticos en Shangái y Hong Kong.

En París, los grandes almacenes están notando la ausencia de los grandes grupos de turistas chinos que suelen visitar la ciudad. Y en Italia, según la consultora Demoskopika, el mercado del turismo podría perder hasta $4.500 millones este año.

En China, muchos cines están cerrados, en una época normalmente de gran afluencia por las vacaciones del Año Nuevo. La compañía canadiense Imax podría perder entre $60 y $200 millones en ingresos de taquilla, según los analistas.

Cruceros

Las compañías de cruceros MSC, Costa y Royal Caribbean decidieron cancelar las etapas de sus barcos en territorio chino, para evitar situaciones como la de unas 3.700 personas de decenas de nacionalidades que se encuentran en cuarentena a bordo de un crucero, en Japón.

Las autoridades decidieron realizar pruebas para detectar eventuales casos de contagio en el Diamond Princess, que llegó el lunes 3 de febrero por la noche a la Bahía de Yokohama, cerca de Tokio, luego de que confirmó en Hong Kong neumonía viral a una persona que estuvo en el barco.

El ministro de Salud japonés, Katsunobu Kato, declaró a los periodistas que se tomaron pruebas de 273 ocupantes del barco. Actualmente se dispone de los resultados analíticos de 31 de estas muestras, de las cuales 10 han sido positivos y trasladados a centros de salud. Los turistas estarán en cuarentena por al menos 14 días.

Electrónica

El gigante taiwanés Foxconn mantiene de momento cerradas sus plantas en China hasta mediados de febrero y pidió a parte de sus empleados que se queden en casa otros 14 días, el periodo de incubación del virus.

La medida podría afectar a productos como los teléfonos móviles o las pantallas de televisión, que usan componentes fabricados en China por Foxconn.

Apple ya anunció que está trabajando en planes para “atenuar” una posible caída de la producción en China.

La compañía surcoreana LG decidió anular su participación este mes en Barcelona en el Mobile World Congress, la cita anual del sector de la telefonía móvil.

Mientras tanto, la empresa china ZTE, fabricante de teléfonos celulares y equipos para redes móviles, anunció que participará en el MWC pero adoptando “una serie de fuertes medidas de prevención, control y protección”.

Las medidas incluyen que ejecutivos de la compañía que participarán en reuniones en el evento “se autoimpongan una cuarentena en Europa de al menos dos semanas antes del WMC”, periodo suficiente para descartar que estén infectados.

Automóviles y aviones

Wuhan, la ciudad de China epicentro de la epidemia, es también un centro internacional de producción de automóviles de empresas de todo el mundo, que podrían verse afectadas.

Hyundai Motor anunció la suspensión de su producción en Corea del Sur por la falta de componentes fabricados en China.

Tesla, una compañía pionera en coches eléctricos, podría modificar su calendario de producción en su nueva planta en Shangái.

Por su parte, la línea de ensamblaje del avión A320 de Airbus en la ciudad de Tianjin, cerca de Beijing, estará cerrada hasta nueva orden, anunció este 5 de febrero el grupo aeronáutico.

La producción estaba detenida por las vacaciones de Año Nuevo y su reapertura fue aplazada por la propagación del coronavirus.

También la compañía francesa Safran suspendió sus actividades de fabricación de motores para helicópteros en China.

Comida y bebida

La China continental es el segundo mayor mercado para la cadena de cafeterías estadounidenses Starbucks, donde tiene más de 4.000 locales, pero ahora la mitad de ellos están cerrados.

La cadena McDonald’s cerró por su parte “varios centenares” de sus restaurantes en la provincia de Hubei, que tiene Wuhan como capital, pero otros 3.000 siguen abiertos en el resto del país.

Pizza Hut y KFC también cerraron restaurantes en Hubei por decisión de su compañía matriz, Yum China.

Moda

Las Semanas de la Moda de Milán y Londres abrirán en unos días y sus organizadores, anticipando la ausencia de la vital clientela china, han previsto que tengan acceso a transmisiones por Internet.

A quince días de la semana de la moda milanesa, la cita capital para el “Made in Italy” (18-24 febrero), la Cámara de la Moda Italiana (CNMI) anunció que en total, unos mil compradores, periodistas o estilistas chinos desertarán esta cita. Tres marcas chinas anunciaron que no participarán ya que no han podido concluir sus colecciones debido a que las fábricas están cerradas.

Además de los desfiles, la CNMI propondrá también en la web reencuentros con creadores desde las bambalinas de los desfiles. La epidemia de coronavirus podría suponer una caída del volumen de negocio del 1,8% en la industria italiana de la moda en los seis primeros meses del 2020.

La Semana de la Moda de Londres (14-18 de febrero) dijo que espera que el número de representantes de “medios y mayoristas chinos se vea considerablemente reducido debido a las restricciones de viaje”.

Por su parte Nike advirtió del “impacto material” del coronavirus en su actividad en China, Hong Kong y Taiwán y decidió cerrar cerca de la mitad de sus tiendas en China.

Los que salen ganando

No todas las compañías salen perdiendo y algunas, como 3M, líder mundial en la fabricación de máscaras de protección, han aumentado exponencialmente su producción.

Por su parte el estudio Ndemic Creations vio saturados en enero sus servidores cuando miles de personas querían jugar su videojuego Plague Inc., donde los jugadores compiten para “provocar el fin de la humanidad desarrollando una plaga mortal y global”.