Por: Cristina Fallas Villalobos.   10 junio

Cinco de las seis empresas que anunciaron una reducción de su planilla o el cierre de operaciones en Costa Rica, durante el primer semestre del 2019, realizan mejoras en sus negocios a nivel mundial, enfrentan un nuevo modelo de negocios, siguen geográficamente a sus clientes o intentan ajustarse a la tecnología.

Sykes, Intel, Amoena, Amway y Getinge ejecutan estrategias que incluyen tener mayor cercanía con sus principales mercados, inversiones tecnológicas, mejoras en el manejo de sus recursos y entre otros.

Intel realizó despidos en su operación de Costa Rica (sin detallar el número de afectados) como consecuencia de las nuevas necesidades y prioridades del negocio. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.
Intel realizó despidos en su operación de Costa Rica (sin detallar el número de afectados) como consecuencia de las nuevas necesidades y prioridades del negocio. Fotografía: Alejandro Gamboa Madrigal.

Algunas de esas decisiones impactaron directamente las operaciones que tienen en Costa Rica, específicamente con la reducción del personal.

La Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo y el Ministerio de Comercio Exterior hicieron énfasis en que este tipo de decisiones son comunes, por lo que la población debería “acostumbrarse” y mantener la calma aún y cuando se sufra la pérdida de más de 500 puestos de trabajo.

Ambos entes también son conscientes de que Costa Rica debe prestar mayor atención en temas de competitividad (por ejemplo, generación de personal multilingüe y costo de la electricidad), pero sostienen que el país aún conserva su atractivo.

Esto se refleja en que durante los primeros seis meses de este año se dieron a conocer al menos 13 nuevos proyectos en inversión extranjera directa que conllevan la contratación de cerca de 2.000 personas.

Algunas de las firmas que decidieron establecerse en territorio costarricense o que ampliarán la cantidad de colaboradores son Sachs Chemical, Cloudera, Wework, Roche, Neustar, Akamai, IBM, NTT Data y Concentrix.

¿Qué pasa en las compañías que hicieron algún anuncio de cambios en el 2019?

Intel abre su espectro tecnológico

La multinacional Intel confirmó, el 26 marzo, que realizaba despidos en su operación de Costa Rica (cerca de 60 personas afectadas) como consecuencia de las nuevas necesidades y prioridades del negocio.

A inicios de este año, la junta directiva de la trasnacional nombró a Bob Swan como director ejecutivo tras considerar que era la mejor alternativa para llevar a Intel a su próxima etapa de crecimiento.

En ese momento la empresa destacó que continuaba la transformación de su negocio para capturar oportunidades en expansión que incluyen el centro de datos, la inteligencia artificial y la conducción autónoma. Esto sin dejar de lado la línea de las PC.

Bajo esa visión, Intel Corporation dio a conocer en abril pasado la adquisición de Ominitek, proveedor de soluciones de FPGA IP de video y visión optimizadas.

Un mes después de ese anuncio, presentaron diversos productos y tecnología que abarcan los segmentos con mayor demanda de la industria de computadoras personales. No obstante, también se retiró del segmento de módems horas después de que Apple y Qualcomm se aliaran para diseñar y fabricar chips 5G.

Según el informe de Intel para el primer trimestre del 2019, los resultados fueron ligeramente más altos que sus expectativas. Destacó que el negocio centrado en PC tuvo un crecimiento del 4%, mientras que los ingresos por datos presentaron una caída de cinco puntos porcentuales.

Sykes apuesta por la automatización

La multinacional del sector servicios Sykes reconoció, el 6 de mayo, que realizaba recortes de personal en la operación de Costa Rica tras la salida total de una de sus cuentas más grandes.

Este golpe sucedió en un momento en que los agentes de servicio al cliente de la compañía van a comenzar a trabajar con bots y herramientas de automatización robótica de procesos (RPA, por sus siglas en inglés), que les ayudarán a hacer las tareas simples.

Chuck Sykes, CEO de la transnacional, le explicó a EF que cuando alguien entre a un centro de Sykes en el futuro, va a ver labores tradicionales y también trabajos digitales y de redes sociales, en marketing digital, moderación de contenidos, noticias, fake news y temas similares.

Sykes y el Ministerio de Trabajo aumentaron, en abril pasado, los alcances de un acuerdo para el entrenamiento de personas que necesitan mejorar su nivel de inglés. Fotografía: Albert Marín.
Sykes y el Ministerio de Trabajo aumentaron, en abril pasado, los alcances de un acuerdo para el entrenamiento de personas que necesitan mejorar su nivel de inglés. Fotografía: Albert Marín.

“Va a haber gente construyendo RPA, gente etiquetando datos para habilitar plataformas de inteligencia artificial. Va a ser un ambiente muy diferente, pero siempre va a requerir a muchas personas”, agregó el líder de la compañía.

Con el objetivo de expandir sus capacidades digitales, la empresa realizó diversas inversiones durante los últimos cuatro años. La más reciente involucró a Symphony, uno de los líderes en RPA con base en Londres, que pasó a manos de Sykes en noviembre del 2018.

A la lista de se suman otros nombres como Clearlink (2016) y Qelp (2015).

Los ingresos de Sykes en el primer trimestre de 2019 presentaron una caída del 2,8% versus al mismo periodo del 2018, ya que pasaron de $414,4 millones a $402,9 millones. En este comportamiento influyó, entre otros aspectos, la decisión de descontinuar un programa de servicios financieros por la falta de viabilidad a largo plazo.

Amway busca cercanía con Asia

La empresa de origen estadounidense Amway anunció, el 23 de mayo, que 200 personas quedarían sin empleo al cerrar su centro de servicios compartidos en Costa Rica durante el 2020.

El cese se debe a que la compañía pretende tener menos centros de servicios, pero más grandes y cercanos a Asia, continente donde se concentran ocho de sus diez principales mercados.

Las ventas de Amway alcanzaron los $8,8 millones en el 2018, para un aumento del 2% en comparación al 2017. Para la empresa, el crecimiento es resultado de invertir en herramientas digitales y experiencias móviles, así como a innovaciones de productos que captaron y retuvieron clientes.

Solo en China, principal mercado de la firma, el 70% de las ventas se realizaron a través de pedidos móviles. “Las inversiones en productos digitales e innovadores aumentan, y se prevé que el crecimiento continuo y saludable, continúe en el futuro inmediato”, destacó Doug DeVos, copresidente de Amway.

Para mantener cifras positivas en los próximos años, la compañía destacó que continuará revisando las operaciones globales para asegurar que las inversiones y las asignaciones de recursos estén alineadas con el enfoque estratégico del negocio.

Además, los desembolsos aumentarán en innovaciones digitales y de productos, así como en datos y análisis para proporcionarle a los empresarios más información sobre cómo hacer crecer sus negocios.

Getinge quiere operaciones más eficientes

La sueca Getinge traslada su centro de servicios compartidos en Costa Rica al decidir centralizar todas sus operaciones en Europa. Se desconoce la cantidad de personas afectadas por este movimiento, dado a conocer a finales de mayo.

Esta empresa inició funciones en el 2016 con 56 personas que brindaban soporte financiero desde Costa Rica a las operaciones en Estados Unidos y Canadá. Tenía proyectado contratar al menos 140 colaboradores más a mediano plazo.

Aunque no hay mayores detalles sobre su salida del país, esta empresa dejó claro, en su reporte del 2018, que tenía grandes posibilidades para mejorar la eficiencia y productividad de sus operaciones.

De hecho en ese año, tomaron varias decisiones de mejora de la eficiencia entre las que destacan la unificación de tres instalaciones de producción ubicadas en Nueva Jersey, Estados Unidos. Este proyecto se ejecutaría en 2020-2021.

También, en el primer trimestre de este 2019, la estrategia de la compañía sufrió un imprevisto.

En octubre del 2018, su subsidiaria Atrium Medical Corporation, firmó un acuerdo para ceder sus operaciones bioquirúrgicas a HJ Capital 1. Sin embargo, recientemente el comprador le informó que no procedería con la adquisición ya que no se habían recibido las aprobaciones reglamentarias necesarias.

Sobre los movimientos empresariales de Amoena se sabe poco pues la mayoría de la información que comparte es meramente comercial. Mientras que, el cierre de Van Ru es a nivel global.