Por: Jéssica I. Montero Soto.   Hace 5 días

Puntarenas ve venir una ola de oportunidades comerciales y lucha contra el tiempo para aprovecharlas: se alista una campaña para reconquistar a los turistas nacionales y hay mucho trabajo por hacer, sobre todo, a la orilla de la playa.

Mientras el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y la oficina de la Primera Dama impulsan la comunicación estratégica, la Cámara de Turismo local coordina con los comercios y guías para el diseño de nuevos productos turísticos de calidad. Por su parte, el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop) invierte en infraestructura y proyectos complementarios, como el Parque Marino.

La campaña Jale al Puerto busca que las visitas del turismo nacional incluyan una o dos noches en Puntarenas. Foto: Warren Campos
La campaña Jale al Puerto busca que las visitas del turismo nacional incluyan una o dos noches en Puntarenas. Foto: Warren Campos

Pero el desafío mayor le corresponde a la Municipalidad: está en el proceso de adjudicación del balneario local, trabajando en el desarrollo de proyectos para aumentar y regular el espacio de parqueo y pidiendo cuentas a los negocios que están en el Paseo de los Turistas, el punto de referencia histórico para el turismo.

¿Por qué esta franja comercial luce sin cambios? ¿Qué esperan para tener espacios desde donde se vea la playa y no la calle? ¿Cómo se van a mejorar las condiciones de parqueo? ¿Cuándo habrá servicios en la playa que la hagan más atractiva? Las autoridades tienen apenas cuatro meses para encontrar esas respuestas, y aquí adelantaron algunas de las soluciones previstas.

Nostalgia como anzuelo

Puntarenas fue declarado Balneario Nacional en 1940 y se convirtió en el sitio favorito del turismo durante las siguientes décadas y al menos hasta 1980. Por eso, el primer recurso de la campaña es la nostalgia por las vacaciones familiares que experimentaron los niños de los años 70. El otro frente de acción es presentar los atractivos más recientes como gancho para las generaciones más jóvenes, las que ya vacacionaron en otros sitios.

Toda esta efervescencia tomó fuerza con el apoyo de la actual administración Alvarado Quesada, pero su origen es local: la estrategia comercial, turística y de comunicación surgió de Natalia Mairena, una diseñadora puntarenense, quien decidió donar su proyecto de licenciatura en diseño publicitario para ayudar al resurgimiento del Puerto.

Jale al Puerto, como la concibió Mairena, es una plataforma con enfoque en la naturaleza, cultura y gastronomía porteñas. (Vea el mapa: Oferta con tres pilares)

La campaña de promoción que trabaja el ICT es una versión de los diseños y tácticas cedidos por Mora. Se extenderá por cuatro meses y representa una inversión de $90.000 (unos ¢51 millones), de los cuales el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) aportará $45.000 y el resto el Incop, a través de la Junta Promotora de Turismo de la Ciudad de Puntarenas.

A lo largo de los años, la ciudad ha invertido en la creación de espacios turísticos, como las diferentes plazas y esta zona para fotografías, cerca del muelle. Fotos: Mayela López
A lo largo de los años, la ciudad ha invertido en la creación de espacios turísticos, como las diferentes plazas y esta zona para fotografías, cerca del muelle. Fotos: Mayela López

El contenido de la oferta lo darán, en su mayoría, los 50 comercios afiliados a la Cámara de Turismo local, a partir de la estrategia propuesta por la diseñadora. La presidenta de la organización, Marcela Muñoz Fernández, afirmó que todas las partes del proyecto caminan porque hay mucha voluntad política, en referencia al gobierno nacional y local.

“A veces con la Municipalidad hemos tenido diferencias, pero ahora todos estamos trabajando por el mismo objetivo de reactivar Puntarenas y confiamos en que cada uno haga su parte. Instamos a nuestros colegas comerciantes a que se acerquen a la Cámara para que se informen y se sumen a los esfuerzos”, dijo.

En ese grupo, diez tour operadores lideran una ruta de visita al manglar y a las islas del Golfo, con la opción de hacer actividades individuales también. Este es uno de los recursos con el que apelan al público joven, pues mezcla los viajes de naturaleza con la aventura, por ejemplo, de ver delfines y ballenas o de recorrer las antiguas instalaciones de la cárcel en isla San Lucas.

Doce restaurantes representan el menú local, con protagonismo de los mariscos pero también de la comida china, las carnes y el churchill, de hecho, los quioscos del Paseo de los Turistas aparecen en este recorrido como un único local, pues su oferta no está diferenciada.

Mapa de las tres rutas propuestas para la campaña de promoción turística Jale al Puerto, desarrollada por el ICT.
Mapa de las tres rutas propuestas para la campaña de promoción turística Jale al Puerto, desarrollada por el ICT.

En la investigación hecha por Mora se concluyó que esta falta de diferenciación y de inversión es una de las causas para la disminución del turismo nacional hacia Puntarenas. El sector comercial tiene el desafío de borrar esa imagen negativa que existe sobre la ciudad.

Mario Zamora, propietario del restaurante Isla Coco’s Bar & Grill, es miembro de la Cámara y aseguró que la vía para lograr el cambio es creer en Puntarenas como producto. Zamora también es tour operador y asegura que su experiencia previa como pescador lo hizo entender y valorar el potencial local para el turismo.

Municipalidad bajo presión

A la autoridad local le corresponde aplicar cambios de fondo, en temas que pueden ser claves para el éxito o fracaso de la campaña.

El alcalde Randall Chavarría Matarrita, dijo a EF que Puntarenas ya ofrece condiciones superiores a las de todas las playas del país, en cuanto a infraestructura y servicios justo sobre la costa. Sin embargo, reconoce retos en temas como parqueo, formalización de negocios y manejo de basura.

“Si usted se va a cualquier playa, ninguna va a tener lo que hay en el barrio el Carmen y Puntarenas. Pero el comercio sí se ha quedado: son pocos los que ofrecen muy buen servicio y calidad. Es un tema de inversión privada: que se arriesguen. Vean el ejemplo de Isla Coco’s, es un bar restaurante muy bonito y por eso se llena”, afirmó.

Ese razonamiento lo repite para explicar las condiciones de los quioscos en el Paseo de los Turistas: son espacios en concesión, y por lo tanto la responsabilidad es de los operadores. Sin embargo, anunció que en los próximos meses se podrían concesionar espacios que actualmente estén en ocupación irregular.

Un destino similar le espera a los servicios de toldos y sillas en la playa: se les llevará a un proceso de formalización, para mantener los negocios actuales que cumplan estándares municipales y también para atraer otros servicios de entretenimiento, como recorridos en bote, botes inflables (banana boat) y similares.

“El proceso de esa regulación lleva contemplado que todo esté listo para la temporada de diciembre”, afirmó Chavarría.

El Paseo de los turistas es un punto clave para la atracción de visitantes a Puntarenas, y también representa uno de sus principales desafíos. Fotos: Mayela López
El Paseo de los turistas es un punto clave para la atracción de visitantes a Puntarenas, y también representa uno de sus principales desafíos. Fotos: Mayela López

El desarrollo de rutas y comunicaciones en diferentes plataformas, como redes sociales, también será una guía para que los visitantes elijan comercios involucrados con la campaña y comprometidos con la mejora de la imagen de la ciudad.

Otro tema en marcha es el balneario municipal: el cierre para recepción de documentos fue el 30 de julio y al menos 23 empresas habían retirado el cartel. El proceso tomará entre cuatro y seis meses para la reapertura. El objetivo es que sean cuatro y esté listo a finales de este año.

“Ya se aprobó el proyecto de parquímetros y está en proceso de publicación del reglamento”, afirmó. La colocación de los equipos podría estar a tiempo para la temporada alta de este año y representará una medida contra la especulación en precios, y para ordenar el espacio.

El último tema es la limpieza de la playa. Chavarría afirma que la responsabilidad en este punto es compartida.

“Todos los días se limpia, en las mañanas, y entre semana permanece limpia, pero otros días la gente la vuelve a ensuciar. No hay capacidad para sostener la cantidad de basura de la que no se responsabilizan los visitantes y también tienen que tomar conciencia de eso”, enfatizó.

La maquinaria está en funcionamiento para que el Puerto recupere su protagonismo. El objetivo ahora es hacer que la campaña sea exitosa, y de lograrlo, el siguiente paso será atraer más inversión turística privada.

Islandia María Mora, la poeta del Puerto, vende desde hace 27 años en el Paseo de los Turistas el
Islandia María Mora, la poeta del Puerto, vende desde hace 27 años en el Paseo de los Turistas el "Vigorón Porteño, que quita la pereza, el hambre y el sueño", recita. Fotos: Mayela López
En paralelo

Mientras se desarrolla la campaña ‘Jale al Puerto’, se dan otras actividades y proyectos en la zona:

El Instituto Nacional de Aprendizaje trasladará ₡100 millones a la Fundación Parque Marino, destinados a la formación profesional y capacitación en la provincia.

RECOPE instalará un sistema de paneles solares y de eficiencia energética en las instalaciones del Parque Marino.

El Instituto Mixto de Ayuda Social aportará ₡93 millones para el desarrollo científico en mejoras de la producción pesquera de la zona.

Incop, a través de la Junta Promotora de Turismo de la Ciudad de Puntarenas, y con socios como el ICT y bancos, avanza en los proyectos para la construcción de áreas públicas como un parque muellero y un mercado de mariscos, aunque estos comenzarían en el 2019.

Otra tarea cuya conclusión se espera para el 2019 es el acceso a cuatro vías a la ciudad.