Por: Jéssica I. Montero Soto.   23 octubre, 2020
22/10/2020. El mercado local de alimentación de mascotas es atractivo: en 2016 la cantidad de perros en los hogares de Costa Rica superaba los 1,7 millones. Foto: Shutterstock
22/10/2020. El mercado local de alimentación de mascotas es atractivo: en 2016 la cantidad de perros en los hogares de Costa Rica superaba los 1,7 millones. Foto: Shutterstock

En Costa Rica más de 1.500 productos alimenticios para mascotas cuentan con licencia para su comercialización y la lista sigue creciendo con nuevas opciones de empresas internacionales y locales ¿Cómo se puede competir en un mercado tan lleno? Las marcas y emprendimientos han optado por seguir tendencias de alimentación humana: bienestar, salud y regreso a lo natural.

El panorama de negocios en ese segmento es tan atractivo en todo el mundo que un emprendimiento local se lanzó al mercado en medio de la pandemia: la marca Petgüel produce y comercializa alimentos naturales: cazuela de pollo, ragú de carne y estofado de cerdo, preparados con ingredientes como papas, manzanas, lentejas y ayotes.

Leonardo Barquero, socio fundador de la empresa, explicó que su mercado meta es el 30% de propietarios de mascotas en Costa Rica que han mostrado interés desde 2016 en adquirir alimentos húmedos y frescos para sus animales domésticos. Este porcentaje se traduce en unos 230.000 perros en San José.

“Al ser un alimento húmedo, sin preservantes ni aditivos, cocinamos cada receta, congelamos y vendemos nuestro producto congelado. Nuestro producto es uno ‘Farm to Table’, o sea, de la granja a la mesa listo para consumir”, aseguró Barquero.

Los datos que mencionó el empresario corresponden al Estudio Nacional sobre Tenencia de Perros en Costa Rica, desarrollado por la organización World Animal Protection y avalado por el Colegio de Médicos Veterinarios y el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) del Ministerio de Agricultura y Ganadaría (MAG).

A pesar del volumen de la oferta, el mercado local de alimentación de mascotas es atractivo: la cantidad de perros en los hogares superaba los 1,7 millones en 2016 y se estima que el número de casas con gatos está aumentando aceleradamente debido a cambios en los estilos de vida globales, que también se experimentan en el país.

“A través de www.petguel.com nuestros clientes se pueden unir a Club Petgüel donde pueden suscribirse a entregas periódicas a domicilio semanales, quincenales o mensuales en donde también otorgamos otros beneficios como descuentos”. Leonardo Barquero, Petgüel

Ambos animales de compañía suelen ser considerados parte de la familia en los hogares donde viven, y las marcas de alimentos ahora prometen ayudar a controlar el peso, retrasar el deterioro cognitivo en las mascotas que envejecen o imitar las tendencias dietéticas humanas como paleo y sin cereales ni gluten. La salud de la familia suele ser un motivador de compra que se prioriza incluso durante las crisis económicas.

En los productos para mascotas, los ingredientes naturales y el bienestar son señales de aumento en la calidad o en las categorías (premiunización) en el sector, y de acuerdo con Senasa, los consumidores tienen vías para comprobar la veracidad en la oferta de cada producto. (Vea: ¿Cómo se elige?)

Funciones
Así se formulan algunos alimentos especializados:
Para la función cardiaca-hipertensión: niveles bajos de sodio - potasio y sal.
Para articulaciones - mobilidad: inclusión de glucosamina, condroitina, metilsulfonilmetano.
Función dérmica: inclusión de ácidos grasos omega.
Obesidad: niveles bajos de grasas, entre otras.
Gastrointestinal: inclusión de levaduras, prebióticos - probióticos, entre, otras.
Intolerancias alimentarias: seleccionar o incluir proteínas hidrolizadas.
Fuente: Senasa
La marca Petgüel llegó este año al mercado local, como parte de la tendencia de alimentación para mascotas hecha con ingredientes naturales y sin preservantes. Foto: Cortesía de Petgüel
La marca Petgüel llegó este año al mercado local, como parte de la tendencia de alimentación para mascotas hecha con ingredientes naturales y sin preservantes. Foto: Cortesía de Petgüel
A la luz de las tendencias

En el mundo, la tendencia a especialización se consolidó en 2018, según la firma de estudios de mercado Euromonitor International, aunque sus pilares se levantaron durante los últimos cuatro años.

En su reporte The World Market for Pet Care (Mer), Euromonitor identificó las cinco tendencias que moldearían el consumo global del sector y que parecen mantenerse a pesar de la pandemia:

1.- E-commerce crea nuevos modelos de negocio:

La venta minorista por Internet remodelará la venta minorista de mascotas. Los nuevos modelos comerciales, como las suscripciones y la nutrición personalizada, revolucionarán las marcas establecidas desde hace mucho tiempo y sacudirán el panorama competitivo.

2.- El origen de los ingredientes y la funcionalidad toman el centro del escenario:

Los ingredientes servirán como punto clave de diferenciación. Los elementos orgánicos y de origen local impondrán un sobreprecio, al igual que los superalimentos, los cereales tradicionales, los probióticos y otros insumos naturalmente funcionales.

3.- Nuevos métodos de procesamiento impulsan el crecimiento en la gama alta

Los métodos utilizados para procesar los ingredientes serán tan importantes como los propios insumos. Los alimentos crudos, frescos y caseros impulsarán la premiunización a nuevos niveles.

4.- Premium por menos

Los dueños de mascotas darán prioridad a la relación calidad-precio. Ellos sopesarán costos y beneficios de sus productos para mascotas, creando oportunidades para marcas privadas premium y marcas de precio medio.

5.- Los alimentos para gatos se dispararán a medida que las innovaciones se unan con las tendencias de propiedad

Los bocadillos y alimentos para gatos tienen un potencial tremendo. Con la innovación continua de productos y las tendencias demográficas, que son muy favorables para la propiedad de gatos, esta categoría mantendrá su impulso.

Los ingredientes que utiliza la marca Pet Life son de calidad para consumo humano. El gerente de la empresa, Marco Guzmán, asegura que él prueba los productos frente a nuevos clientes para verificar su calidad y buen sabor. Foto: Cortesía de Pet Life
Los ingredientes que utiliza la marca Pet Life son de calidad para consumo humano. El gerente de la empresa, Marco Guzmán, asegura que él prueba los productos frente a nuevos clientes para verificar su calidad y buen sabor. Foto: Cortesía de Pet Life

Ya Costa Rica tiene camino andado en estas tendencias. En el país, el mercado lo dominan los alimentos para perros (1.198), aunque la variedad de opciones para gatos es de varios centenares de ítemes. (341)

Datos de la firma de investigación de mercados Kantar, división Worldpanel, afirman que en Costa Rica la categoría de alimento para perros tiene una penetración de 54% en el mercado costarricense, y en promedio se compra cada 15 días. La diversidad de la oferta se evidencia en el pago promedio: la cifra apenas alcanza ¢3.093, debido al peso que aún tienen los concentrados genéricos y que compiten por precio.

Pero ese tiquete promedio tiende al alza: entre el tercer trimestre de 2019 y el mismo periodo de 2020, Kantar registró un crecimiento de facturación de un 28%.

La proyección de Euromonitor para el mercado nacional de alimento para mascotas (perro, gato y otros), es que 2020 cerrará con ventas por $25,1 millones. Esto representaría un crecimiento acumulado de 46,3% en los últimos cinco años.

Una de las marcas que ha participado en la transformación del mercado y el consumo local es Pet Life, de Grupo Internacional Technovet, fundado en 2011. El gerente general de la empresa es el ingeniero agrónomo zootecnista especializado en nutrición animal Marco Guzmán Blanco.

“Trabajé varios años para una compañía en Costa Rica y pude conocer los beneficios de los nutracéuticos en la dieta y la salud. En un viaje a Estados Unidos vi que las mascotas eran tratadas como un miembro más de la familia, teniendo una mejor cama, ropa, comida, medicina. Vi algunos que tenían ropa más cara que la mía. Nadie en Costa Rica había fabricado productos superpremium, hechos con materias primas de consumo humano. Hace ocho años que vi esa tendencia y esperaba que llegara en algún momento al país”, relató Guzmán.

Pet Life tiene productos en supermercados y está ampliando presencia en clínicas veterinarias y petshops, donde dan énfasis a sus líneas de especialidad.

“Con la pandemia tuvimos que evolucionar rápidamente y ya en nuestra tienda en linea www.petlifecr.com se agrega al carrito, se paga, en 24 a 48 horas tienes el producto en dirección de entrega definida. Esto lo logramos con importantes socios comerciales como Moovin (logística) y Softon (Ecommerce). Estas alianzas y economías colaborativas son lo que ocupamos las PYMES para poder trabajar en conjunto en beneficios de todos”, enfatizó Guzmán.

¿Comida natural?

La base de esta tendencia está en la premisa de que un cambio de alimentación puede mejorar la salud de una mascota o facilitar su recuperación y tratamiento en casos de enfermedades.

La ingeniera Alejandra Jiménez Picado, directora de la Dirección de Alimentos para Animales, en Senasa, explicó que se trata de un hecho probado, pues al igual que en las personas, la comida tiene influencia directa sobre la salud de los animales. A esto se debe que existan alimentos de prescripción veterinaria, por ejemplo para casos cardiacos, hipertensión, función renal-urinaria, diabetes, dérmica (piel - pelaje), gastrointestinal, obesidad, hipoalergénicos (intolerancia a algunos ingredientes), articulaciones - mobilidad, insuficiencia hepática, entre otros.

El aporte a la salud se logra mediante la inclusión o exclusión de algunos ingredientes en la formulación de concentrados, en recetas blandas e incluso en líneas de alimentos crudos, que aportan más o menos proteína, grasa, fibra, ácidos grasos omega 3, o niveles de algunos minerales o vitaminas, inclusión de algunas plantas medicinales, aminoácidos, entre otros. (Vea: Funciones)

“Nuestro nicho son petlovers que buscan productos naturales, holísticos, libres de preservantes, colorantes y químicos , y sin subproductos de mataderos. Buscan que su mascota viva más años , con una mejor calidad de vida”. Marco Guzmán, Pet Life.

Jiménez explicó que los productos sí pueden ser calificados como “naturales”; pero para incorporarlos en esa categoría, las empresas deben aportar un dossier técnico con pruebas de los ingredientes, uno por uno, donde se verifique que sean de origen vegetal, animal o fuentes de minas; y que se encuentren en su estado sin procesar.

Cuando se trata de alimentos procesados, para que sigan siendo naturales deben haberse obtenido mediante cambios físicos: con calor, renderización, purificación, extracción, hidrolización, enzimólisis o fermentación.

Esto excluye los procesos químicos sintéticos, o el uso de aditivos o auxiliares que lo sean, excepto en cantidades mínimas previamente definidas. Además, presenta un desafío de logística y empaque, y abre espacios para productores locales y regionales que decidan cubrir la demanda de productos frescos en su mercado inmediato.

Sin embargo, la tendencia también se refleja en el país con presencia de marcas internacionales de productos naturales e incluso crudos.

¿Cómo se elige?
Las autoridades de Salud Animal recomiendan revisar las etiquetas de los productos en busca de estos seis datos, a la hora de comprar alimentos para mascotas:
1.- Que el producto de consumo diario sea un alimento balanceado y no un bocadillo, snack o treat.
2.- Que sea para la categoría de mascota que se requiere: adulto (mantenimiento, con actividad baja, mediana o intensa; hembras paridas, hembras lactantes) o cachorro.
3.- La cantidad recomendada diariamente, para definir el rendimiento.
4.- Para el tipo de raza: si la mascota (tamaño): es mini, pequeña, mediana, grande o extragrande.
5.- Inclusive se puede optar por alimentos para razas específicas: Schnauzer, Poodle, Chihuahua, Yorkshire, Persian, Beagle, English Bulldog, etc.
6.- Buscar opciones específicas para afecciones o padecimientos diagnosticados por su médico veterinario.
Fuente: Senasa