Por: Jéssica I. Montero Soto.   28 mayo
En el Super San Ignacio, ubicado en Cinco Esquinas de Aserrí, el flujo de clientes no ha disminuido debido a la presencia del COVID-19. Los compradores están visitando cada cuatro días los negocios de canal tradicional más cercanos a sus casas. Fotos: Mayela López
En el Super San Ignacio, ubicado en Cinco Esquinas de Aserrí, el flujo de clientes no ha disminuido debido a la presencia del COVID-19. Los compradores están visitando cada cuatro días los negocios de canal tradicional más cercanos a sus casas. Fotos: Mayela López

En Costa Rica, cada visita al supermercado en marzo promedió un gasto 8% superior al registrado en febrero, según datos de la firma de estudios de mercado Kantar, División Worldpanel. Este crecimiento sería un efecto directo de la crisis por coronavirus.

El aumento en el gasto pone presión a las economías familiares, pues el COVID-19 llevó a Costa Rica a la realidad económica más crítica desde la crisis de los 80, en lugar de la incipiente recuperación que se preveía para el 2020.

El pico de compras de marzo está relacionado con la emergencia nacional por coronavirus, y en particular con las medidas tomadas para contener el contagio. Los alimentos acapararon la mayor parte de las adquisiciones del consumidor costarricense y por eso las ventas de la categoría aumentaron un 16%.

Vivian Gálvez, Gerente General de Kantar, División Worldpanel, explicó que un 37% de la población compró más productos alimenticios básicos. En el top 20 de mayor pico de demanda están las sardinas, cuyo consumo aumentó en 129%. Las siguen los colados (25%), las hierbas y especias (24%) y el atún (24%). El resto de esta lista creció al menos 12% (Ver tabla: Top 20 de crecimiento)

En promedio, cada visita a puntos de venta minorista percibió un aumento de 14% en compra de productos de consumo masivo, y con el sector de alimentos como prioridad, los siguientes beneficiados fueron los productos para el cuidado del hogar y los artículos para la higiene personal.

Al súper todas las semanas

Como parte de la adaptación al confinamiento por pandemia, los compradores eligieron ir más a las grandes cadenas de supermercados, con una visita a la semana, mientras que en formatos tipo pulpería o minisúper compraron cada cuatro días.

“El 4% de los shoppers (compradores) ticos dice que va a estos lugares cerca del hogar debido a su preocupación ante la emergencia del Coronavirus”, dijo Gálvez.

Otro caso para destacar es el de las farmacias, las cuales incrementaron alrededor de 12.000 compradores nuevos en marzo.

¿Y cómo se está gastando más en una coyuntura de menor poder adquisitivo generalizado? Menos en variedad y más en volumen: en cada ocasión de compra se llevan más unidades de un mismo producto: en las marcas populares el aumento en cantidad de productos es del 6%, en marcas privadas de 11% y para las premium corresponde a un 14%.

“El comprador no está inclinándose a adquirir marcas específicas. Hoy no importa cuánto gastar ni que marca comprar, lo importante es tener producto en casa”, agregó Gálvez.

Alimentos impulsan crecimiento en el gasto

Variación de consumo en moneda local entre febrero y marzo de 2020.

Producto Crecimiento
Sardinas 129%
Colados 25%
Hierbas y Especias 24%
Atún 24%
Frijol en grano 24%
Cereales 22%
Galletas 21%
Salsas líquidas 21%
Ketchup 20%
Pan de caja 19%
Pastelitos 17%
Sopas 17%
Aceite 16%
Margarinas 16%
Pastas 15%
Arroz 14%
Harinas de maíz 14%
Modificadores de leche 13%
Productos de tomate 12%
Cereales calientes 12%

Fuente: Kantar Worldpanel