Por: Jéssica I. Montero Soto.   23 mayo, 2018
Las rebajas permiten a los comercios la atracción de clientes con intención de compra, y la liberación de inventarios para traer productos nuevos y organizar actividades especiales.
Las rebajas permiten a los comercios la atracción de clientes con intención de compra, y la liberación de inventarios para traer productos nuevos y organizar actividades especiales.

A pocas semanas del partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudita, los comercios de Costa Rica preparan sus locales para la fiebre de Mundial. En esta época será común encontrar rebajas, descuentos, actividades especiales y ofertas para atraer clientes y potenciar la revisita.

Otro factor clave es el cambio de temporada en el hemisferio norte, por la próxima llegada del verano. Cuando las ofertas responden a cambios de temporada de mercadería, también implican la liquidación de los saldos a mejores precios para dar espacio a los nuevos productos.

Logo para las notas de la cobertura especial que hace El Financiero de cara al mundial de Rusia 2018.
Logo para las notas de la cobertura especial que hace El Financiero de cara al mundial de Rusia 2018.

Alonso Elizondo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Costa Rica, comentó que el sector comercio tiene un comportamiento estacional muy marcado, en donde los volúmenes más importantes de venta se realizan en el último semestre del año, principalmente en los últimos tres meses.

“Es por ello, que los centros comerciales y los comercios aprovechan los meses previos para lanzar promociones y atraer una mayor afluencia de consumidores. Adicionalmente, en esta ocasión en particular responde a la coyuntura del mundial de fútbol, que atrae gran cantidad de público en la búsqueda de artículos para disfrutar de los partidos de la selección, principalmente”, explicó.

La generación de estos picos de ventas hace que los comercios mantengan una actividad saludable durante el año y sean menos dependientes de la temporada alta de compras, relacionada con Viernes Negro y la época navideña.

Dos ejemplos claros fueron los de Plaza Lincoln y Avenida Escazú, donde hubo inciativas de este tipo durante el fin de semana entre el 18 y el 20 de mayo.

Adriana Acosta, gerente de Mercadeo de Portafolio Inmobiliario, dijo a EF que las actividades Patada Larga y Shopping Weekend son activaciones que ya son tradición en Lincoln Plaza y Avenida Escazú.

“Obedecen a un apoyo a nuestros comercios, que se encuentran realizando cambio de temporada en sus colecciones. Reciben un apoyo adicional por parte del proyecto para atraer tráfico en actitud de compra y reforzar la comunicación de los descuentos por cambio de colección”, aseguró.

Acosta confirmó que en las próximas semanas también comenzarán diferentes activaciones alusivas al Mundial, en coordinación con los comercios y restaurantes de cada centro comercial.

Las pantallas se destacan entre los productos más beneficiados por ventas en relación con los mundiales de fútbol. Fotos: Mayela López
Las pantallas se destacan entre los productos más beneficiados por ventas en relación con los mundiales de fútbol. Fotos: Mayela López
El poder comercial del fútbol

El Mundial de Fútbol es una de los eventos globales más vistos en el mundo: Brasil 2014 fue visto por más de 3.000 millones de personas, según datos oficiales de Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

El comercio se prepara para sacar provecho de la temporada de mundial. Las marcas que así lo han considerado, tienen ya incorporado en su plan de trabajo todas las acciones pertinentes para estimular las ventas en ocasión del Mundial. Normalmente, no hay improvisaciones al respecto ya que han administrado el presupuesto para atender los meses antes - durante y posteriores al campeonato. Algunas marcas tienen presupuestos adicionales para la temporada, otros los distribuyen para concentrar sus esfuerzos en los meses de Mundial.

La Cámara de Comercio considera que la época mundialista trae beneficios múltiples a espacios como centros comerciales.

“Muchos comercios, principalmente los de aparatos eléctricos y del hogar, así como los de venta de artículos deportivos se ven muy beneficiados de esta coyuntura”, puntualizó Elizondo.

Para que la temporada se traduzca en beneficios reales, Montoya recomienda el desarrollo de una estrategia.

“El consumidor debe sentir que recibe un beneficio real por parte de la marca, de lo contrario no habrá conexión ni con las emociones ni con “la billetera”. Relevancia y resonancia de las iniciativas, son la clave para generar ventas. Un plan comercial debería tomar en cuenta el pre, durante y pos Mundial. Es un evento que se lleva a cabo, apenas, cada cuatro años , la gente lo espera, lo vive con pasión. ¿Por qué no aprovechar y generar una experiencia completa para el consumidor?”, dijo.

La experiencia del consumidor se construye a partir de vivencias e intercambios reales, difíciles de repetir y que se complementan con servicio al cliente de primer nivel. Las marcas pueden conectar con sus clientes y atraer compradores nuevos al innovar y desarrollar experiencias de contacto, potenciadas por el fútbol

En el Mundial Brasil 2014 las compras aumentaron hasta en un 20%, tras la participación de la Selección de Costa Rica. Según datos de la Cámara de Comercio, los departamentos con mayor crecimiento son electrónicos, por la venta de pantallas de televisión, tabletas y también la categorías de bebidas y snacks, particularmente en las fechas de partidos