Por: Cristina Fallas Villalobos.   10 septiembre

Viajar sin escalas desde Costa Rica a Buenos Aires, en Argentina o a Santiago, en Chile, es una posibilidad lejana debido a que la estrategia de atracción de vuelos nacional se dirige a otros destinos.

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y los gestores de las principales terminales aéreas del país, Aeris y Coriport, mantienen que Norteamérica es prioridad en la apertura de rutas aéreas. Esto sin descuidar otros mercados importantes como el europeo.

Pese a que la conectividad aérea con Estados Unidos (17 de los 37 destinos a los que se podía acceder desde el Juan Santamaría en el 2018 estaban en ese país), hay interés en crecer en la costa oeste y abarcar California, Oregon, Washington, Alaska, Arizona y Nevada.

En el 2018, el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría recibió 28 aerolíneas que conectaron al país con 37 destinos. Fotografía: Eyleen Vargas/ Agencia Ojo por Ojo.
En el 2018, el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría recibió 28 aerolíneas que conectaron al país con 37 destinos. Fotografía: Eyleen Vargas/ Agencia Ojo por Ojo.

Con el arribo a nuevos destinos se prevé sostener la tendencia creciente en la llegadas de estadounidenses, las cuales pasaron de 936.929 a 1,2 millones del 2014 al 2019; es decir aumentaron casi un 30%.

Habilitar más opciones de viaje resulta favorable en un momento en el que Costa Rica debe aprovechar que dos de sus principales competidores turísticos atraviesan situaciones complejas: el Golfo de México se ve afectado por un exceso de sargazo (un tipo de alga) y Estados Unidos prohibió cruceros a Cuba.

Durante los últimos ocho meses, American Airlines y Jetblue anunciaron nuevas rutas o aumento de frecuencias entre el suelo costarricense y el territorio estadounidense.

American Airlines ofrecerá un vuelo adicional diario que conectará a Dallas con el Juan Santamaría y el Daniel Oduber, a partir del 18 de diciembre. También, agregará dos nuevos vuelos desde y hacia Nueva York en coincidencia con la temporada alta.

Jetblue, por su parte, anuncio tres vuelos sin escalas que comunicarán a la terminal aérea alajuelense con el Aeropuerto John F. Kennedy, en Nueva York el próximo 1 de noviembre.

“Las negociaciones que estamos realizando nos muestran que aún hay un interés importante por volar a Costa Rica desde diferentes partes del mundo”, Hermes Navarro, jefe de atracción de inversiones del ICT.

Habilitar más opciones de viaje entre Canadá y Costa Rica también ocupa un espacio importante en la estrategia de nuevos destinos al considerar que las llegadas internacionales de canadienses, vía aérea, aumentaron un 29,15% del 2014 al 2018.

Entre los movimientos más recientes entorno a ese mercado, destaca que la aerolínea canadiense Air Transat agregó un vuelo adicional a la oferta que comunica a Toronto, en Canadá, con los dos principales terminales costarricenses.

Asimismo, Air Canadá agregó dos meses al periodo en el que ofrece vuelos desde dicha ciudad canadiense, operando de forma ininterrumpida de abril a diciembre (antes ofrecía servicios de abril a setiembre y retomaba en noviembre y diciembre).

Un elemento que juega en contra de los planes de crecimiento con Norteamérica es el Boeing 737 MAX. Esta familia de aviones llegó a solventar el problema de los viajes largos con costos reducidos, pero tras dos accidentes la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) le ordenó abandonar los cielos y aún no logra volver a despegar.

¿Qué pasa con los demás mercados?

El ICT no cierra la posibilidad de que se establezcan acuerdos con nuevas aerolíneas y se amplíe la cantidad de destinos a Europa. Sin embargo, ahora se centran que en que las operaciones actuales continúen y lleguen a tener vuelos diarios.

Actualmente las compañías aéreas europeas que tienen vuelos directos con Costa Rica son Iberia, British Airways, Lufthansa, Edelweiss, Air France, KLM, Thomson y Cóndor. Esta lista podría aumentar de la mano de las aerolíneas de bajo costo (como Norwegian); una opción en la que Aeris –gestor del Juan Santamaría– ve gran potencial.

La oferta de vuelos directos desde y hacia Europa no ha sufrido mayores cambios en los últimos meses. Ahora solamente se está a la espera que KLM arranque, el 29 de octubre, con sus cuatro vuelos semanales entre Amsterdam y Liberia, con una parada de dos horas en el aeropuerto alajuelense.

En el caso de Suramérica la atracción de aerolíneas y la apertura de nuevos destinos es más difícil por las largas distancias que hay entre Costa Rica y las principales capitales (como Buenos Aires, Santiago o Brasilia). Llegar a esas ciudades puede tomar el mismo tiempo o más que para llegar a algún destino trasatlántico.

Siendo así, ¿por qué tenemos seis destinos europeos y sólo tres en sur de América? La respuesta consiste en que la cantidad de líneas áreas europeas es mayor, mientras que las suramericanas son pocas y cuentan con una flotilla reducida.

Es por eso que el ICT se concentra en fortalecer las conexiones actuales a través de Bogotá, Lima y Ciudad de Panamá. Estas opciones permitieron que nos visitarán 172.719 suramericanos en el 2018; un 45,30% más que en el 2014.

Conexiones directas desde y hacia Costa Rica

Desde los principales aeropuertos del país despegan más de 35 vuelos directos a Norteamérica y Europa.

FUENTE: AERIS Y CORIPORT .    || w. s. / el financiero.

Las aerolíneas que brindan servicios desde Costa Rica actualmente son Avianca, Latam y más recientemente la compañía de bajo costo Wingo, que arrancó la operación de dos vuelos semanales a Bogotá, Colombia, el 03 de setiembre.

Finalmente al hablar sobre Asia, Coriport –gestor del Daniel Oduber–es el que parece tener más esperanzas puestas en este destino, ya que lo considera un mercado potencial y con alto poder adquisitivo.

Según datos del ICT, las llegadas vía aérea desde el continente asiático aumentaron un 103% de 2014 a 2018 (pasaron de 24.179 a 49.115). No obstante, lo cierto es que sus ciudadanos prefieren vacacionar dentro de su continente, pues tienen destinos exóticos similares al tico, como Tailandia y Taiwán.

Las autoridades públicas y las empresas privadas involucradas en la atracción de aerolíneas esperan que sus esfuerzos de atracción (que incluye participar en ferias internacionales y reuniones con las aerolíneas varias veces al año) surtan efectos y se despeje aún más el espacio aéreo en beneficio del desarrollo económico de Costa Rica.

De ser así, surge la duda de si los aeropuertos costarricenses están preparados para atender la alta demanda que se vislumbra en el camino y la respuesta parece ser que sí.

Aeris ejecuta desde hace más seis años un plan de inversión que supera los $143 millones y que comprende diversas obras para mejorar la operación. Una de las más recientes (en febrero del 2019) es el bloque “V” que alberga cuatro salas de abordaje con capacidad para 600 pasajeros, un salón VIP y un área para mascotas.

Mientras que, Coriport invirtió más de $10 millones en la ampliación de la terminal de pasajeros, lo que les permitió aumentar la capacidad de atención de los visitantes. Otro de los pasos que dieron en infraestructura fue la inauguración de la terminal de carga.

Anuncios del 2019

En el transcurso del año las aerolíneas Air Transat, Air Canadá, American Airlines, Jetblue, KLM y Wingo anunciaron una nueva ruta o el aumento de frecuencias en los viajes que realizan desde ciudades en Norteamérica, Suramérica y Europa hasta el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría o al Aeropuerto Internacional Daniel Oduber.

El ICT espera que en este 2019 se rompa el récord de llegadas internacionales a Costa Rica. El año pasado esa cifra fue por más de tres millones de visitas, de las cuales un 76,74% fueron por vía aérea.

Fuente: ICT.