Por: Jéssica I. Montero Soto.   12 agosto, 2020
Los escritorios de Arquimágenes tienen diferentes alturas, son plegables e incluyen funcionalidades adicionales, como espacios para cargar dispositivos o áreas para juego. Foto: Cortesía de Arquimágenes.
Los escritorios de Arquimágenes tienen diferentes alturas, son plegables e incluyen funcionalidades adicionales, como espacios para cargar dispositivos o áreas para juego. Foto: Cortesía de Arquimágenes.

El negocio de arquitectura y estrategias comerciales que desarrolla Grupo Arquimágenes, comenzó a sentir una caída económica a mediados del 2019: el mercado nacional se le hizo pequeño y encontró respuestas fuera. Pero la pandemia agudizó los problemas y cerró fronteras: entonces el equipo puso en la mira en los hogares.

Otras empresas también han detectado la oportunidad de convertir al consumidor final en público meta para la venta al detalle de productos que antes vendía al por mayor en oficinas, pero Arquimágenes dio un paso más para diferenciarse: los hizo plegables.

Abner Azofeifa, gerente de Arquimágenes, explicó que la operación en medio de la pandemia ha sido el reto más difícil para la firma, desde su creación en el 2000.

“Pero como empresa creativa, teníamos que crear y establecer una estrategia: no hacer nada no es una opción”, explicó Azofeifa.

El equipo se dedicó a buscar necesidades inmediatas del mercado, en el marco de la nueva situación: así surgió el desarrollo de escritorios, de la mano del auge del trabajo en casa y las clases virtuales.

El mobiliario es una respuesta puntual para dinamizar la operación y generar ingresos en esta coyuntura, pues Grupo Arquimágenes reúne cuatro empresas: una desarrolla arquitectura y estrategias comerciales, otra es una constructora especializada en acabados finos, otra empresa se encarga de distribuir acabados de materiales, decoración, mobiliario y equipamiento, y la última se dedica al desarrollo de tecnologías, realidad virtual, realidad aumentada, hologramas y similares.

“Además de los escritorios, estamos trabajando en desarrollar kits de desinfección, tecnologías que eviten contacto, logrando que funcionen solo por medio detección de movimientos, el desarrollo de apps e interacciones mediante realidad aumentada, ideas para puntos de venta, que permitan mostrar productos de manera segura, entre otras iniciativas”, dijo Azofeifa.

El mobiliario está diseñado para la producción acelerada y variedad de opciones estéticas. Foto: Cortesía de Arquimágenes
El mobiliario está diseñado para la producción acelerada y variedad de opciones estéticas. Foto: Cortesía de Arquimágenes
Tendencia a la vista

Ya en mayo, Manrique Ugalde, vicepresidente de Operaciones de Walmart para Centroamérica, había dicho a EF que la pandemia los llevó a reorganizar la distribución de productos en sus almacenes y darle un rol protagónico a los muebles y accesorios de oficina, pero de cara al consumo individual.

“Lo que hicimos fue adecuar la disposición física de nuestras tiendas enfocando la venta en básicamente dos grandes grupos de categorías:

  • -Los productos básicos. Abarrotes, víveres en general, granos, papel higiénico y productos de limpieza.
  • -Soluciones para hacer lo que están haciendo en casa. Encontramos que la gente requería apoyo para poder trabajar desde casa, entonces sillas, escritorios, computadoras, impresoras y ese tipo de cosas también”, dijo entonces Ugalde.

Al igual que Walmart, comercios como Universal, Aliss y Office Depot han agregado secciones específicas para teletrabajo a sus tiendas en línea. Otras, como Radio Shack, han retomado protagonismo al mezclar la especialización tecnológica y de accesorios con las ventas en línea y entrega a domicilio de mobiliario.

Negocios especializados en la venta de muebles, como Ashley, Tecnimuebles, Alvarado Furniture y Muebles Mugui han dado énfasis a su oferta de piezas dedicadas al trabajo en casa, a la medida y con prestaciones específicas para cada espacio.

¿Entonces cómo encontró Arquimágenes un nicho en medio de tanta oferta?

“Nos dimos a la tarea de generar diseños que se ajusten a espacios reducidos, ya que muchos hogares no contaban con sitio suficiente para estas necesidades. Lo principal era buscar ideas que fueran muy funcionales en movilización, acomodo, confort y practicidad a un buen precio, por lo que empezamos a desarrollar varios diseños que incorporan esas necesidades y brindaran una muy buena estética. Además, que cumplieran con varias funciones en el menor espacio posible, y fueran más que un espacio para apoyar una computadora. La idea de que sean plegables es que permitan transformarse en el menor tamaño posible, para que no estorben en la casa y puedan ser acomodados en diferentes espacios.

La fabricación de escritorios está lejos de ser el corazón del negocio de Arquimágenes, pero ha sido clave para mantener al equipo, y ha descubierto para la firma un nuevo nicho de mercado que amplía sus posibilidades.

“La experiencia de hacer los escritorios ha sido muy gratificante. Al dirigirnos a diferentes personas, con diferentes necesidades, logrando compartir buenas experiencias desde un negocio no habitual al que hemos tenido. La virtud de nuestra empresa es el poder acomodarse a las diferentes situaciones, gracias a la capacidad de diseño con la que contamos”, afirmó Azofeifa.

Consejos

¿Cuál es la principal lección que le ha dejado la pandemia como empresario?

Buscando lo positivo de esta situación de la pandemia, como empresario me deja el valor de contar con un equipo de trabajo que ame y se apasione por lo que hacemos en Grupo Arquimágenes, que se sientan y sean parte de lo que somos, cuando el problema no es de uno, y es de todos, es más fácil luchar por salir adelante, por lo que considero fundamental para el buen desarrollo de una empresa el invertir mucho en su gente.

“Otro punto importante es creer en el talento creativo que existe en Costa Rica, tenemos la capacidad para competir y ser exitosos en cualquier mercado del mundo”.

¿Cuál ha sido su principal arma o recurso para atraer clientes en esta coyuntura?

El principal recurso es el ser una empresa con un alto conocimiento en el desarrollo de estrategias comerciales, gran capacidad de diseño y tecnologías innovadoras, combinando con la arquitectura, materiales exclusivos y la construcción, nos permite contar con servicios únicos e integrales, lo que brinda una mayor seguridad a nuestros clientes en sus inversiones, y pienso que otro punto fuerte ha sido el convertirnos en una empresa comprometida y solidaria a cada necesidad y circunstancias de nuestros clientes.

¿Volverá Arquimágenes a ser el mismo negocio de antes? ¿En cuánto tiempo?

Creo que estamos obligados a no ser el mismo negocio de antes: el mundo retail migra a la venta en línea, y el espacio físico debe competir como un espacio de esparcimiento y entretenimiento.

“En lugar de sentirnos amenazados por el crecimiento de las ventas digitales, estamos desarrollándonos para integrar el mundo digital con el espacio físico: con la incorporación de la realidad aumentada, la realidad virtual y otras tecnologías podemos hacer experiencias totalmente innovadoras que se integren en lo físico y lo digital”.

“La realidad es que esta pandemia ha generado un gran golpe en la economía mundial, por lo que la recuperación del comercio la vemos en un tiempo prolongado, y de ahí la oportunidad de acelerar nuestra adaptación a estas nuevas necesidades, lograr que nuestras acciones sean más efectivas y logren rescatar a nuestros clientes dentro de un ambiente comercial más difícil”.