Por: Carlos Cordero.   2 diciembre
Kenneth Calderón es un ingeniero industrial que apostó en serio a su “startup” para ofrecer en el mercado local el desarrollo de un “chatbots”, basado en inteligencia artificial. Foto: Albert Marín.
Kenneth Calderón es un ingeniero industrial que apostó en serio a su “startup” para ofrecer en el mercado local el desarrollo de un “chatbots”, basado en inteligencia artificial. Foto: Albert Marín.

Cuando Kenneth Calderón ve a un chatbot que fue creado por la competencia, siente la satisfacción de quien abrió las puertas a este tipo de aplicaciones en Costa Rica.

Como siempre va adelante, en la actualidad está por lanzar un servicio para que las pequeñas y medianas empresas (pymes) tengan acceso a esta solución basada en inteligencia artificial.

En el camino le mostró a las empresas locales su utilidad y cómo pueden aprovecharla más allá de la atención al público.

“Nos encargamos de que aprovechen todo el potencial”, afirmó Calderón, quien fundó Edna con solo un socio en 2017 y ahora tiene seis colaboradores.

Empresario del Año 2018
Categoría: Emprendimiento
Empresa: Edna
Cargo:   
“Chief executive officer”

El ingeniero industrial de 31 años, oriundo de San José, le apostó en serio a su startup para ofrecer en el mercado local el desarrollo de chatbots, los cuales operan mediante el servicio de Messenger y los sitios web de las empresas.

Antes había trabajado en BAC Credomatic, Bank of America, EY, HP y en Coca Cola. “Ahí creció la espina de tener algo propio”, dijo en una entrevista con EF en abril de 2017, cuando dio a conocer su emprendimiento.

Desde entonces, logró que Edna sea utilizado en unas 15 grandes firmas locales, incluidas Purdy Motor, Budget y Hyundai, así como la Municipalidad de Alajuela.

En algunas de ellas iniciaron con un chatbot tipo asistente personal para la atención de clientes, lo que permitió a las compañías corroborar su valor.

Luego Calderón y su equipo les recomendaron otras aplicaciones, a partir de la conexión a los sistemas de gestión de clientes o CRM y para realizar varios tipos de transacciones.

Aunque Edna ha participado en algunos procesos de levantamiento de capital, los inversionistas locales siguen apostando a proyectos y mercados maduros.

No obstante, Calderón cree que como en el caso de Establishment Labs, otras puertas se abrirán y hasta el momento el crecimiento, los nuevos proyectos y los nuevos clientes se basarán en los avances que ya ha tenido el negocio.

Actualmente se puede combinar el chatbot con realidad aumentada, para que el cliente vea en la pantalla de su celular un automóvil, por ejemplo, en la cochera, y así tomar la decisión de compra.

La otra iniciativa se empezará a comercializar en diciembre. Es una plataforma para que las pymes desarrollen su chatbot, aunque no conozcan nada de programación.

En el primer mes será sin costo; luego se pagará una mensualidad de $15.

“Se estaba dejando de lado a las pymes, que no tienen la capacidad ni los recursos de las grandes”, dijo Calderón.