Por: AFP .   4 mayo
Las restricciones impuestas a los viajes en todo el mundo para limitar la transmisión del coronavirus redujeron drásticamente la actividad de Air France. Foto: Archivo GN.
Las restricciones impuestas a los viajes en todo el mundo para limitar la transmisión del coronavirus redujeron drásticamente la actividad de Air France. Foto: Archivo GN.

La Comisión Europea autorizó este lunes a Francia a otorgar una ayuda de 7.000 millones de euros (unos $7.650 millones) a la compañía aérea Air France para afrontar las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus.

"Esta garantía y este préstamo de accionista acordados por Francia, de un monto de 7.000 millones de euros, proporcionarán a Air France la liquidez que necesita urgentemente para resistir a las repercusiones de la pandemia", explicó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, citada en un comunicado.

Francia y Holanda poseen cada uno el 14% del capital del grupo franco-holandés Air France-KLM.

El ejecutivo europeo, que supervisa las reglas de competencia en la UE, flexibilizó en marzo las reglas sobre las ayudas públicas a las empresas en el contexto de la pandemia de coronavirus.

Las ayudas de Francia a Air France están compuestas por 4.000 millones en préstamos bancarios garantizados al 90% por el Estado francés y de 3.000 millones de préstamos directos del Estado. A cambio la compañía se compromete a mejorar su rentabilidad y a reducir sus emisiones de CO2.

"Francia también aportó la prueba de que se exploraron y se descartaron todas las demás posibilidades de obtener liquidez en los mercados", explicó la Comisión.

Según el ejecutivo europeo, "sin apoyo estatal Air France estaría sin duda expuesta al riesgo de quiebra tras la erosión de su actividad".

"El resultado sería probablemente un perjuicio grave para la economía francesa", añade.

Las restricciones impuestas a los viajes en todo el mundo para limitar la transmisión del coronavirus redujeron drásticamente la actividad de Air France.

El gobierno holandés tiene previsto por su parte ayudar a KLM con entre 2.000 y 4.000 millones de euros en forma de préstamos garantizados.