Por: Agencia AFP.  3 enero
Arcview y BDS sostienen que al menos 100.000 empleos directos serán creados, sin contar los miles indirectos, y que $4.000 millones serán recaudados en impuestos.
Arcview y BDS sostienen que al menos 100.000 empleos directos serán creados, sin contar los miles indirectos, y que $4.000 millones serán recaudados en impuestos.

Los Angeles. El mercado de la marihuana legal generará $40.000 millones y cientos de miles de empleos en Estados Unidos para 2021, indicó un estudio publicado este martes, un día después de que entrara en vigencia la ley que despenaliza la yerba en California.

Este nuevo cálculo -hecho por la firma especializada en el mercado del cannabis Arcview junto a BDS Analytics-- incluye ingresos por compras de consumidores ($20.800 millones), así como los generados en otros sectores de la cadena productiva, desde los productores que venden al mayor hasta subcontratistas que prestan un servicio, como contabilidad, a estas empresas.

También se toma en cuenta el dinero que entra en la industria y es usado en otros sectores comerciales.

La proyección representa un crecimiento de 150% en comparación a los ingresos registrados en 2017 ($16.000 millones), destacó el estudio.

Arcview y BDS sostienen que al menos 100.000 empleos directos serán creados, sin contar los miles indirectos, y que $4.000 millones serán recaudados en impuestos.

Las tasas impuestas por California, que pueden llegar a 35% contando los tributos al municipio, condado y estado, son precisamente la principal queja de clientes y empresarios.

California se convirtió en el mayor mercado mundial de cannabis desde el lunes, cuando entró en vigencia la ley que despenaliza su cultivo, venta y consumo recreativo.

El público se mostró entusiasta, con largas filas a las afueras de los puntos de venta autorizados.

El alcalde de Bekerley, Jesse Arreguin, asistió a una ceremonia en uno de los dispensarios más antiguos del estado para celebrar este “momento histórico”.

Elogió la despenalización y exhortó a “acoger esta nueva economía ”, cuando la yerba es aún considerada como una sustancia ilegal por el gobierno federal.