Negocios

McDonald’s registró crecimiento de 120% en pedidos a domicilio durante el segundo trimestre del 2020

El servicio de envíos es el único que ha operado al 100% durante las restricciones por coronavirus

La empresa Arcos Dorados, propietaria de la franquicia de comida rápida McDonald’s en Costa Rica, reportó un crecimiento de 120% en la comparación interanual del segundo trimestre de 2020 con el de 2019.

El segmento de entregas a domicilio es el único que ha operado al 100% durante los meses de confinamiento, a partir de la declaración de emergencia nacional por coronavirus.

Abril de 2020 presentó el doble de transacciones con respecto al mismo mes de 2019 y mayo se sitúa como el mejor mes, con cerca de 100.000 pedidos más entre un año y otro. Con estos resultados, el primer semestre contabilizó un crecimiento de casi un 80% en el servicio de entrega.

Esteban Sequeira, director general de Arcos Dorados Costa Rica, aseguró que todos los cambios aplicados a la operación de la empresa tienen como fin satisfacer la demanda, ejemplo de ello es la ampliación de los radios de cobertura, y que ahora hacen que los pedidos lleguen aún más rápido junto con el apoyo de las saplicaciones.

“Estas cifras que registramos en este primer semestre, son el resultado de un arduo trabajo para reafirmar nuestro compromiso de ofrecer un producto de alta calidad bajo estrictos lineamientos de sanitización e higiene con McDelivery sin Contacto”, puntualizó Sequeira.

El producto que genera más ventas a domicilio es la Caja Grande, destinada al consumo familiar, seguido por paquetes para dos o tres personas.

Costa Rica es el segundo país de Arcos Dorados con mayor cantidad de pedidos diarios por local, solamente superados por Chile. La demanda local supera la de mercados como Argentina, Brasil y México.

McDonald’s contabilizó más de 5.000 repartidores de las plataformas de Uber Eats y Glovo en sus envíos, con un porcentaje creciente de mujeres repartidoras en los últimos seis meses.

La marca apuesta por un fortalecimiento de su relación con las apps, mientras otros segmentos del sector de restaurantes busca salidas para dejar o disminuir su interacción con estos intermediarios.

La Cámara Costarricense de Restaurantes (Cacore) había dicho a EF que un 43% de sus asociados dependían por completo del servicio en mesa, y pasar al servicio exprés requería inversión alta.

El modelo de negocios con las apps de entrega suele ser más rentable para cadenas que obtienen sus ganancias por volumen, pues las comisiones de las plataformas rondan el 35% y esto afecta el margen en cada entrega.

Además, las marcas globales suelen hacer negociaciones a gran escala para sus subsidiarias, lo que puede dar condiciones ventajosas a sus locales sobre otros de operación local.

Debido a los efectos de las medidas sanitarias, el sector de restaurantes de Costa Rica solicitó una reducción del 50% en la comisión de las plataformas, sin éxito.

En los últimos meses, en el país se han lanzado otras opciones locales y con modelos de negocio distintos, como Biko, Nosh y Panza, que apelarían a los servicios de comida con dificultades para adaptarse a la oferta actual de reparto.

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica Montero es periodista de la sección de Negocios de El Financiero.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.